Miércoles, 29 Octubre 2008

BIJOU BRIGITTE, bisutería al alcance de todas en Valencia

por David Boscá
Ya sea por motivos místicos o simplemente ornamentales, parece claro que el ser humano lleva colgándose piedras y otros materiales desde los tiempos prehistóricos. Bijou Brigitte te lo pone muy fácil.
A veces me pongo a pensar en cosas y me entra vértigo. Pienso en aquellos días en que medíamos (y apreciabamos) mucho más lo que comprabamos. Cuando conseguir algo que te buscaras era complicado.
Hoy día, con la globalización y consumismo brutal (crisis inclusive) acompañados por el auge de las franquicias, puedes encontrar de todo, a buen precio, que por una parte está bien, pero por otra, compramos más de la cuenta.

Uno de los ejemplos es la tienda Bijou Brigitte, especializada en bisutería y complementos dirigidos a la mujer. La marca alemana ofrece un sinfín de pendientes, piercings, collares, anillos, pulseras, piedras preciosos, broches e incluso pañuelos, relojes bolsos, o bufandas.

Como ocurre con la mayoría de las franquicias, explotan la relación calidad-precio, ya que,aunque las joyas brillan mucho, la mayoría son de poca calidad. Ahí viene el dilema de tener tu joyero lleno de posibilidades o comprar más caro y tener menos.

Si hay algún color que destaca por su presencia en Bijou Brigitte es el negro, que inunda todas las tiendas. Es una tienda muy curiosa ya que pese a ser una franquicia alemana, suena a francesa, y su estilo busca el corte barroco dark (por llamarlo de alguna forma) con lo que se produce la ironía de encontrar abaloríos de princesa a precios de risa.

Son más de 1000 tiendas en todo el mundo (250 tiendas en España) así que imagino que mal, mal, no les va.


En DolceCity Valencia:
Bijou Brigitte

Bijou Brigitte ( Ver plano )

Carrer de Xàtiva 25
Tel: 963525850
Web: www.bijou-brigitte.com

Es una tienda muy curiosa ya que pese a ser una franquicia alemana, suena a francesa, y su estilo busca el corte barroco dark (por llamarlo de alguna forma) con lo que se produce la ironía de encontrar abaloríos de princesa a precios de risa.