Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

viernes, 3 noviembre 2017

Escápate de la aventura más divertida con Fox in a box en Madrid

por Jano Remesal

Los juegos de escapismo están cada vez más de moda, si no lo has probado no estás a la última. Pero no todos son igual de divertidos, ni la dificultad es siempre la adecuada.

Para quien no los haya probado ya, si es que a estas alturas aún hay alguien que no lo haya hecho, los juegos de escapismo consisten en encerrarse (voluntariamente) en una habitación llena de cosas con un grupo de amigos y utilizar todas esas cosas para ir resolviendo acertijos que nos permitan resolver un misterio, y de paso poder salir de nuestro encierro.

En Madrid están tan de moda como en su día las tiendas de cigarrillos electrónicos o durante toda la vida las fruterías, así que por oferta no será.

Pero no todos los juegos de escapismo son iguales, así que conviene buscar alguno que sea divertido, que su historia enganche, y que el nivel de dificultad sea el adecuado. Ni facilón, ni imposible adivinarlo. Porque salir, te van a dejar salir seguro, pero no es lo mismo salir triunfante habiendo resuelto el acertijo o hacerlo más perdido que un pulpo en un garaje.

En este caso tienen un total de 5 (actualmente) tramas diferentes repartidas entre sus dos sedes, ambas en el centro de Madrid. Lo suyo es preguntar antes de qué va cada una y optar por la que más interesante nos parezca. En todo caso el nivel de dificultad y tipo de juegos dentro de la habitación serán similares.

Lo suyo es ir con gente conocida, donde haya confianza, porque sino la cosa puede terminar regular... se trata de trabajar en equipo, que nadie sea más que nadie.

En DolceCity Madrid: Fox in a box


lunes, 23 octubre 2017

Cuentacuentos privados para toda la familia con El dragón lector en Madrid

por Jano Remesal

La ilusión de escuchar un cuento no se pasa porque tengamos 8,18 u 88 años. Pero ciertamente, a los más pequeños les hace más ilusión. Acompañarlos puede ser la excusa.

Ya habíamos hablado en alguna ocasión de este librería especializada en magia, en pequeños y mayores y en transmitir fantasía, pero lo habíamos hecho centrándonos en sus libros, en lo que de librería tradicional tiene, que es mucho y muy bueno.

En esta ocasión hay que centrarse en sus actividades de ocio y promoción de la lectura, porque merecen mucho la pena. Tienen varias sedes donde, de vez en cuando, con previo aviso pero sin necesariamente una periodicidad marcada, organizan cuentacuentos.

La idea es llevar a los peques y quedarnos a escuchar la historia, ver cómo los peques reaccionan, viven, se emocionan con el texto leído de forma siempre magistral por sus lectores. Además lo harán en grupo, con lo que las sensaciones se multiplicarán.

Forma parte de la amplísima oferta de talleres y actividades de fomento de la lectura de esta librería que además tiene dos grandísimas ventajas: la priemera, el precio, o mejor dicho, la ausencia de precio, pues sus cuentacuentos son gratis; la segunda, el fomento del bilingüismo, pues programan actividades tanto en español como en inglés.

Para dejar o llevar a nuestros hijos siempre buscamos lo mejor, calidad y servicio impecables asegurados, por ello esta librería nos deja más que tranquilos. A los peques no los deja tranquilos, eso sí, los emociona.

En DolceCity Madrid: El dragón lector

viernes, 20 octubre 2017

Recolectar fresas es divertido y para toda la familia en Finca Monjarama en Madrid

por Jano Remesal

Cada vez tenemos menos contacto con la vida rural, con lo que nos rodea más allá del asfalto. Por eso dedicar un día a recolectar frutas en la naturaleza es un planazo.

¿Cuánto hace que no pasas un día en el campo? Si la respuesta es algo así como no me acuerdo, tienes un problema que debe remediar cuanto antes.

Una gran opción es la Finca Monjarama, en la vega del Rio Jarama, a tiro de piedra de Madrid. Son una empresa familiar que lleva 30 años cultivando fresas y otros productos frescos, pero su especialidad son las fresas. Ricas, rojas, jugosas.

En concreto, cultivan una fresa llamada Mara de bois, y cultivan además fresón, tomates de distintas variedades, frutos rojos como frambuesas, moras , grosellas... y una gran variedad de flores. En definitiva, una explosión para los sentidos.

Además siguen las especificaciones de la huerta ecológica. Esto significa que en todo el proceso no utilizan ningún producto químico, madura al sol y se envasa justo antes de que llegue al consumidor, con todo el sabor delas fresas de toda la vida.

El plan es sencillo: reservar hora para ir con toda la familia o amigos a recoger fresas. Por supuesto hay que informarse de la mejor época para ello (ahora mismo es buena época) y coger hora cuanto antes mejor, pues quien vaya antes que nosotros nos quitará las fresas más sabrosas, más rojas y más apetecibles.

Los horarios son de mañana y tarde, de lunes a domingo, y los precios muy competitivos, teniendo en cuenta que nos lo vamos a comer luego.

En DolceCity Madrid: Finca Monjarama

viernes, 13 octubre 2017

Un día de contacto y aprendizaje en plena naturaleza con Mi primera planta en Madrid

por Jano Remesal

Los niños son hoy tan urbanitas que corremos el riesgo de que no sepan de dónde vienen los tomates, o que las manzanas crecen en los árboles. No lo permitamos.

Plantar una semilla, añadirle tierra, regarla, cuidarla y ver cómo crece. Parece un planazo, y en realidad lo es.

Cuando éramos pequeños en el colegio nos enseñaban lo básico de agricultura para que entendiéramos de dónde vienen los alimentos, pero parece que cada vez se estilan menos este tipo de actividades campestres.

Será la primera planta que tus hijos hayan cultivado, les hará sentirse orgullosos de sí mismos y aprender a asumir responsabilidades. No se trata por tanto simplemente de pasar una tarde divertida, la actividad dura unas dos horas, sino también de aprender a valerse por ellos mismos y a respetar la naturaleza. Aprendizaje edificante.

Esta original actividad les enseñará que con paciencia y perseverancia se obtienen resultados y también que en ocasiones las cosas no salen como las planeamos. Aprenderán jugando sobre la naturaleza, valorando el medio ambiente que les rodea y que ellos mismos tendrán que cuida el día de mañana.

Todos los profesores son licenciados en Ciencias Ambientales y por lo tanto el saber está asegurado. Además facilitan todo lo necesario para llevar a cabo la actividad, y se amoldan a la edad y conocimientos previos del grupito.

En DolceCity Madrid: Mi primera planta

viernes, 6 octubre 2017

Jugar, aprender y comer chocolate en Madrid con catasdechocolate.com

por Jano Remesal

El chocolate es una tradición, casi una religión gastronómica, por eso merece la pena aprender mucho sobre este manjar. Y a la vez, comer sin remordimientos, claro.

Te gusta el chocolate, eso seguro. ¿A quién no le gusta el chocolate? Y además lo comes como a escondidas, como un pecado. Ya es hora de quitarse la careta y disfrutar muy en serio con el chocolate.

En nuestras catas te explicamos los orígenes, la prodecencia de los cacaos, los tipos de arboles, el proceso, además de como se cata un chocolate; como saber si tiene mas o menos cacao, distinguir las notas de sabor y olor que se aprecian en cada uno, como se debe conservar y mucho mas.

Organizan catas de chocolates personalizadas para: parejas, grupos de amigos, eventos de todo tipo, empresas como incentivo, despedidas de soltero, regalos... cualquier ocasioón es buena para un plan dulzón.

Además te llevan el chcogolate a tu casa, a tu empresa, en locales concertados o donde haga falta, siempre con un experto y todo el material necesario para desarrollar esta actividad.

Lo mejor de la propuesta reside en que te preparan una cata de chocolate a medida, con los chocolates oportunos e información de todo tipo. Aprender sobre el chocolate mientras se pasa un rato increíble, degustando chocolate, es lo único en lo que coinciden todos los planes que organizan. El cómo, cuándo, dónde y quién lo pones tú. Sobre todo el quién, claro.

No es caro, no se hace pesado y está muy rico. Poco que añadir.

En DolceCity Madrid: catasdechocolate.com

siguiente página »