Viernes, 27 Mayo 2016

El Museo de Bomberos de Madrid es apto para niños y mayores

por Jano Remesal
Madrid va sobrado de planes para toda la familia, y los bomberos se meten en ese segmento proponiendo un museo que cuenta qué hacen y cómo lo hacen con total cercanía.

De pequeño casi todos los niños quieren ser futbolistas, pero como segunda opción muy probablemente uno de los oficios que más repiten los pequeños de la casa es bombero, ¿quién no quiso ser bombero alguna vez?

Pues para los niños es un plazano: pueden sentirse bomberos por un día bomberos y dar rienda suelta a su imaginación. Para padres y abuelos, es una divertida opción para ver de cerca camiones de época, trajes y demñas parafernalia de bomberos, además de recorrer la historia de este cuerpo a través de la exposición fotográfica permanente que da vida a todas las salas en las que se divide el museo. 

Este museo, que tiene el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, recuerda que fue en 1618 cuando nombraron a 24 carpinteros nada menos que "matafuegos de la villa", qué cosas. Posteriormente, ya a finales del siglo XIX, se creó el cuerpo de bomberos como tal, que no ha cambiado de nombre hasta el día de hoy.

En este museo descubrirás una parte de la historia de la capital, prometen sus organizadores, y yo estoy de acuerdo. Lo que hay que ver está distribuido en seis áreas siguiendo un orden cronológico que permite adquirir una visión de las distintas épocas por las que ha pasado el Cuerpo.

En cuanto a la logística, el museo ofrece visita libre sin necesidad de reservar sitio y también puedes pedir una visita guiada, mucho más completa pero para la que necesitarás sin duda más tiempo. Actualmente están haciendo obras de mejora, así que mejor informarse antes de cuándo van a reabrir.

En DolceCity Madrid: Museo de Bomberos