Martes, 24 Julio 2012

Invernadero de la Estación de Atocha: refugio tropical en Madrid

por Juan Rodríguez
El Invernadero de la Estación de Atocha es uno de esos felices acontecimientos que se dan en Madrid: un jardín botánico de 4.000 metros cuadrados y 7.000 plantas dentro de una estación de trenes.
El otro día volvía de Leganés, concretamente del Cinesa IMAX del C.C. Parquesur donde pasé por taquilla para ver la última de “Batman”, y tuve que hacer una paradiña no programada. Y es que cada vez que paso por Atocha tengo que hacer una visita, fugaz o no, al Invernadero. Ese mini-jardín botánico dentro de una estación de trenes, ¡qué idea maravillosa!


Árboles de la caoba y del caucho, cocoteros, palmeras, plataneras, heliconias, plantas de café, plantas del cacao y muchas más se pueden encontrar en este jardín botánico de 4.000 metros cuadrados que le da a la estación un remanso de paz entre tanto trajín de idas, venidas, encuentros y despedidas.


Sustituyó en 1992 al antiguo apeadero, tiene más de 7.000 plantas de 260 especies y un estanque con tortugas que es la estrella entre los niños. A su alrededor: viajeros para arriba y para abajo, varios restaurantes, tiendas, farmacia y hasta un sitio de yogures helados (Smooth Me). Ah, y muchos bancos para sentarse, claro; con ese clima tropical, esa luz pura y esas plantas que se elevan hasta el techo, da como mucho gustirrín sentarse en uno de ellos para llamar a tu madre (no se espera esa llamada y le vas a dar una alegría -sabes que debes hacerlo-) o, simplemente, para observar al personal ir y venir.


Las plantas, de la India, Australia, América, Asia y China, se dividen en zona tropical y subtropical. Reciben todas la iluminación de la cristalera de la parte superior del antiguo apeadero, que deja pasar muchísima luz (y que queda espectacular en las fotos, como podéis ver en la galería de este artículo). Además, luz artificial simulando radiación solar.


Algunas curiosidades: la planta más alta del Invernadero es la Washingtonia (se la llamó así en honor a George Washington, el primer presidente de Estados Unidos), que mide entre 30 y 40 metros; la Costilla de Adán o “árbol del amor” homenajea a esos, los enamorados; y algunos “majetes” han tenido la ocurrencia de soltar culebrillas, carpas y hasta anguilas en el estanque, ¡solo es para tortugas y no para las tuyas! (hombre, si las tuyas son ninjas y mutantes, digo yo que podrían discutirlo).


Algo negativo de lo que quiero dejar constancia aquí es que los pasillos interiores del Invernadero están cerrados al público a la hora a la que suele haber gente en la estación, ¿qué sentido tiene poner pasillos que recorren el interior del Invernadero si luego nadie puede pasear por ellos?

Otra buena alternativa en Madrid para el combo periódico+tranquilidad+naturaleza puede ser el Palacio de Cristal de Arganzuela o, ya puestos, el Jardín Botánico.

En DolceCity Madrid: Invernadero de la Estación de Atocha

Estación de Atocha ( Ver plano )

Plaza del Emperador Carlos V, s/n
Tel:
Web:

El jardín de Cesar Manrique nos transporta a un microclima exótico y tropical. La cubierta metálica en forma de arco sobre los muros de ladrillo confiere a la estación el aspecto de un enorme invernadero, repleto de viajeros que vienen y van...