Viernes, 18 Marzo 2011

LA ANTIGUA RELOJERÍA, taller y venta de relojes en Madrid

por Raquel Lozano
He aquí una tienda especializada en relojes. No busques otra cosa. Aquí te arreglarán el modelo más raro y te solucionarán cualquier duda. Además, continuamente incorporan nuevas firmas y modelos
La Antigua Relojería se trata de una de las relojerías más antiguas de la capital. Está al lado de la Plaza Mayor, en la calle La Sal, y tiene un peculiar relojero en su fachada que te da las horas y hace que te quedes mirándole con simpatia. ¡¡Nada que envidiar al reloj de Praga!!


Una vez sosegada la emoción inicial, te encuentras con un lugar donde la experiencia es todo un grado. Lo más importante, que arreglan todo tipo de relojes. Puedes ir casi con cualquier modelo y ellos te solucionan el problema. Tienen maestros con muchos años de experiencia en el sector.

Y no es sólo esto. Además, tienen una importante oferta de relojería. Aquí puedes encontrar un gusto muy clásico, en el que se encuadran los relojes de bolsillo, tan elegantes, o los relojes de pared. De esos que nuestros abuelos e incluso padres siempre han tenido en el salón “dándote las horas”.


Pero para gustos actuales y exquisitos, también puedes acudir a La Antigua Relojería. Puedes encontrar firmas como Hamilton, Seiko, Sandoz, Maurice Lacroix, Longines, Rado, Tissot..., y muchos más.

Comenzaron en 1880, como el turrón, y en pleno siglo XXI siguen solucionando nuestro medidor del tiempo. Están en constante renovación, incorporando firmas nuevas y ampliando la oferta para los más exigentes consumidores.


Así que si quieres regalar un reloj, renovarlo o arreglar aquél al que le tienes tanto cariño. Acude a La Antigua Relojería. O aquí o en ningún sitio (casi).

En DolceCity Madrid: La Antigua Relojería

La Antigua Relojería ( ver plano )

Calle de la Sal, 2
Tel: 913664843
Web: www.antiguarelojeria.com

La Antigua Relojería lleva desde 1880 arreglando los relojes de los madrileños junto a la Plaza Mayor. Además, tienen una amplia oferta que va desde los puramente decorativos hasta los diseños más modernos y prácticos que existen.