Martes, 22 Junio 2010

LA MANTEQUERIA ALEMANA, para chuparse los dedos

por Irene Díaz
Un surtido de productos alemanes ¡Para chuparse los dedos! Ich finde keine Worte, o como se diga, no tengo palabras para definir lo que allí se ofrece.
En el número ochenta y ocho de la calle Padilla, a sólo unos pasos de la plaza de Manuel Becerra, se encuentra, desde hace más de cuarenta años, La Mantequería Alemana, un establecimiento dedicado cien por cien a la gastronomía germana.


Lo que más se conoce de la alimentación alemana son las salchichas y la famosa cerveza, pero eso no deja de ser lo más común de su gastronomía. Es como si aquí te comes un bocadillo de calamares acompañado de una caña y dices que disfrutas de la gastronomía española. En Alemania pasa lo mismo, tienen infinidad de platos, embutidos, carne de caza y demás delicias con la que saciar los apetitos más exigentes, por no hablar de sus excelentes cervezas y vinos del Rhin, que si somos justos debemos decir que tampoco son nada del otro mundo.

Me encanta este sitio pero no sólo por sus productos, la amabilidad de sus dependientes, profesionales de los de toda la vida, la limpieza y la frescura de sus productos, lo convierten en todo un rincón del gourmet, donde por poco dinero puedes preparar una cena típicamente alemana en casa.


La variedad de embutidos y de salchichas frescas que ofrecen es excelente, todas las semanas reciben variedades de distintos puntos de Alemania, para garantiza su frescura y conservar el sabor más excelente.

Mis preferidas son las blancas de Nüremberg y las de Cazador, con un característico punto ahumado que las permite poder ser comidas crudas. Pepinillos de todo tipo, ensaladas frescas para llevar, pan negro alemán y una infinidad de productos más con los que hacer sucumbir a tus invitados, eso es la mantequería alemana.

Guten Appetit!

En DolceCity Madrid:
Mantequería Alemana