Miércoles, 24 Marzo 2010

DE SALADINO A SHEREZADE, Oriente en el Cómic

por Irene Díaz
Viñeta a viñeta, la Casa Árabe de Madrid recorre la historia del cómic español para analizar su visión de Oriente como una excitante y peligrosa aventura digna de conocer para el hombre occidental
Tiranos, sabios y guerreros cobran protagonismo estos días en la Casa Árabe gracias a una muestra muy especial que analiza la visión de nuestros dibujantes de cómic y sus editores sobre Oriente bajo el título De Saladino a Sherezade, Oriente en el cómic.


La exposición, de entrada gratuita, estará abierta de lunes a sábado de once de la mañana a ocho de la tarde y los domingos y festivos hasta las tres del medio día. Permanecerá en la sede de la calle Alcalá hasta el dieciséis de mayo.

Carles Figueroa Casas, profesor del Departamento de Periodismo de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona, organiza la muestra asesorado por José María Perceval, historiador y periodista especializado en estudios de xenofobia.


Juntos han preparado un apasionante recorrido por la historia del cómic en el que, gracias a la colaboración de Ediciones B, El Jueves, Norma Editorial, Panini y Planeta DeAgostini, podrás ver algunos de los ejemplares más cotizados del mítico Capitán Trueno junto a otros ejemplares de El Guerrero del Antifaz, Iznogud y muchos otros más.


El objetivo es analizar qué ha atraído a nuestros dibujantes hacia aquellos mundos, cómo han tratado Oriente en sus creaciones y qué visión tienen de la lejana cultura. La muestra analiza sueños y pesadillas de nuestras viñetas ahondando en el por qué de esa visión tiránica y a la vez exótica que España tiene de Oriente como una aventura digna de conocer para el hombre occidental.

De Saladino a Sherezade
en Casa Árabe
Hasta el 16 de mayo de 2010

Casa Árabe ( Ver plano )

Calle de Alcalá 62
Tel: 915633066
Web: www.casaarabe-ieam.es

Situada en lo que eran las Escuelas Aguirre de Madrid, un antiguo edificio neomudéjar proyectado por Emilio Rodríguez Ayuso en 1884, la Casa Árabe de Madrid pretende ser un lugar de encuentro entre el mundo árabe sonde la religión musulmana se reconcilie