Lunes, 17 Septiembre 2007

NO HAY DOS SIN TRES, bailarinas únicas

por Marta Reig
Hace ya varios años la bailarina llegó a los escaparates con la intención de no marcharse. Las que hemos incorporado este calzado a nuestro fondo de armario agradecemos que los diseñadores ofrezcan nuevas propuestas cada temporada.

Así, la clásica manoletina se reinventa continuamente incorporando nuevos detalles a su versión más básica: una pulsera al tobillo, un aplique de color, una cinta que forma un dibujo...

Amaia Álvarez y Valentina Muñoz son dos apasionadas del mundo de la bailarina que han creado una original línea de calzado: No Hay Dos Sin Tres. Ellas disfrutan customizando zapatos y consiguen imprimir su ingenio y buenas ideas sobre cada par que cae en sus manos. Lazos, bolas de colores, campanitas, botones, pompones, abalorios, cuentas... cualquier detalle naive va perfecto con sus colecciones.

Pero la marca de la casa es un pequeño sello que ellas mismas fabrican con fotografías antiguas, dibujos japoneses, fotogramas de películas de Woody Allen, Audrey Hepburn o Amélie y portadas de discos de David Bowie, Madonna o Los Beatles.

El resultado es un calzado singular que atraerá las miradas de los más nostálgicos y también de los más pequeños, que observarán tus zapatos preguntándose si pueden jugar con ellos.

No Hay Dos Sin Tres son bailarinas pensadas para hacerte la vida un poquito más dulce.

No Hay Dos sin Tres en Columpio