Martes, 19 Junio 2007

LA PELU DE PELUKA, peluquería infantil

por Clara Isabel Buedo
Me siento agradecida con la naturaleza y la genética por haberme hecho portadora de una magnífica melena… De pequeña abusaba de ella y la verdad es que le sacaba mucho partido: que si dos trenzas a lo ‘pippi calzaslargas’, que si una coleta al lado en un profundo alarde de ñoñería, que si el tupé como en Grease… He de decir que mi muñeca Rosaura contribuyó mucho a experimentar con las variedades de estilos capilares…

El hecho de ser pequeño no es incompatible con ser presumido; de hecho, pienso que es una de las etapas en las que más presumidos somos. Y para niños presumidos y que además se quieran divertir, está surgiendo una nueva idea de negocio que parece ser bastante fructífera: las peluquerías infantiles. Entre tijeras y peines conviven peluches y hadas mágicas que transforman un momento genuinamente aburrido en historias divertidas y apetecibles para los más peques.

Un ejemplo es La pelu de Peluka, un espacio por explorar en el que ni mayores ni menores experimentarán el aburrimiento. Abarcan el estilismo capilar de la suave cabellera de niños desde los 0 a los 12 años y la más curtida de la de 13 hasta los 21 años: lavar, cortar, peinar, recogidos especiales, masaje ‘antiestrés’ y hasta spa infantil con peluquería, manicura y pedicura y para quienes lo deseen, le organizan una súper fiesta con disfraces, maquillaje, merienda y un concurso de dibujo con premio para el ganador.

Admiten a adultos con una impepinable e ineludible condición: que tengan espíritu de niños. Para las más caprichosas, tienen un apartado de tienda en la que se pueden adquirir neceseres con la muñeca Pucca, estuches, bolsos, coleteros, cepillos y peines para iniciarse en la profesión y hasta jabones artesanales para niños fabricados a mano especialmente para La pelu de Peluka. Para entrar y no salir…

En DolceCity Madrid: La Pelu de Peluka

La Pelu de Peluka ( Ver plano )

Calle de Santa Feliciana 10
Tel: 915916138
Web: www.lapeludepeluka.com

Una nueva idea de negocio que parece ser bastante fructífera: las peluquerías infantiles. Entre tijeras y peines conviven peluches y hadas mágicas que transforman un momento genuinamente aburrido en historias divertidas y apetecibles para los más peques.