Sábado, 24 Febrero 2007

LOTTUSSE, la artesanía del calzado masculino

por Raquel Lozano
La firma de calzado Lottusse, tiene sus orígenes en el año 1877. Cuando he conocido este dato, no he podido dejar de acercarme por una de sus tiendas en Madrid, para comprobar con mis propios ojos cómo una zapatería puede sobrevivir con tanto éxito a lo largo de los siglos.


Durante el siglo XIX y el XX, se fue afianzando y renovando con las distintas generaciones de Fluxá, descendientes de su creador, Antonio Fluxá. Ya en el año 2000 la enseña empezó a expandirse a nivel internacional. En 2002, con motivo del 125 aniversario de la marca, se renovó la imagen corporativa de la marca y se abrió una tienda en La Moraleja.

Cada una de sus tiendas destacan por el orden, la innovación y la modernidad. Su decoración es exclusiva, como exclusivos son los diseños que exponen.

El hombre Lottusse busa ir siempre a la última llamando la atención en los pequeños detalles. Ahí es donde se diferencia lo bueno, de lo mejor y Lottuse está, sin duda, dentro de esta última categoría.

Su amplia propuesta evoluciona cada temporada hacia un reencuentro con lo artesano y el modo de entender el trabajo desde las raíces, como la isla de Mallorca, pero a la vez innovando en técnica y diseño. Una familiaridad profunda y su estilo único, son dos de sus características principales.

Esta temporada tres son sus colecciones principales para el hombre: Collection, Evasion y Selection, con los distintos modelos que las componen. La variedad está asegurada. Desde el calzado más clásico, hasta la vanguardia más lujosa.

El calzado viste y Lottusse, además, define personalidades. ¿Cuál es la tuya?

Lottusse en El Jardín de Serrano