Lunes, 13 Marzo 2006

El Jardín de Serrano: un centro comercial elitista

por Graciela Marquez
En el barrio de Salamanca, destino soñado de fashionistas, amantes de las grandes firmas y niños bien, no se acepta ninguna concesión a la popularidad. Hasta sus centros comerciales han de hacer gala de exclusividad y elegancia. Tanto el ABC de Serrano como el cercano y más coqueto El Jardín de Serrano rara vez se verán familias de clase media haciendo la compra semanal en el hipermercado o grupos de adolescentes esperando cola para ver el último taquillazo ‘made in Hollywood’ en un cine multisalas. El Jardín de Serrano ha de estar a la altura de las grandes marcas que pueblan las cuadriculadas calles del distrito y parecer más un apéndice de La Moraleja que un centro comercial al uso.

Las grandes cadenas de moda como Zara o Mango brillan por su ausencia. De hecho, los artículos ‘populares’ brillan por su ausencia. A El Jardín de Serrano se viene a comprar una joya en Yanes, bisutería de calidad en Agatha, a enmarcar la última obra de arte adquirida en Los 4 Ingletes, a añadir un nuevo reloj a la colección en Lotusse o a apuntarse a la tecnología y el diseño más punteros en Bang & Olufsen para descansar de tal ajetreo disfrutando de la gastronomía de alto nivel del Mallorca. En definitiva, un centro comercial en el que la distinción y el culto al lujo son norma.

En DolceCity Madrid: El Jardín de Serrano