Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

viernes, 12 enero 2018

BAJOFONDO: El nuevo club de moda se encuentra en el Raval de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

En los bajos del hotel Niu del Raval encontramos Bajofondo. Dispone de restaurante de platillos de autor, un coctelería creativa y un club con una agitada programación de Djs y música en vivo.

Cuando recopilé los 10 sitios que estarán de moda en Barcelona en 2018, os presenté Bajofondo. Se trata de la mejor sorpresa que me llevé el año pasado en cuanto a ocio nocturno y, dado que lleva pocos meses en activo, pienso que este 2018 será el de su consolidación. Méritos no le faltan. Bajofondo ha abierto puertas en el hotel Niu del Raval, un hotel asequible con solo una treintena de habitaciones que, sin duda, gana muchos puntos con esta apuesta. En la planta baja del hotel, y abierto también a los locales, encontramos Bajo, el restaurante de este proyecto dedicado a platillos y tapas de autor pensados para compartir y comer con las manos.

La carta de tapas no es muy extensa y tal vez peca un poco de querer ser demasiado original –como me ocurrió también con el nuevo Sifó d’en Garriga- pero la calidad es razón suficiente para hacerle una visita. La noche que fui no teníamos mucha hambre y solo probé una de sus tapas: las gyozas de oreja de cerdo con soja. A priori, puede chocar pero la verdad es que estaban muy muy ricas. Otros platos de la carta incluyen desde el ceviche de vieira con mango, ají, chile y lima; el tartar de conejo; rollitos de confit de pato y codorniz en adobo. A destacar la carta de vinos para acompañar estos manjares y el interiorismo, con una gran cristalera que da a la Rambla del Raval, y un mobiliario urbano y desenfadado que resulta en un espacio acogedor y, lo más importante, lleno de vida.

Porque Bajo no tiene nada del típico bar o restaurante de hotel anodino. La emoción continúa bajando unas escaleras hasta llegar a Fondo, la segunda propuesta de este negocio destinado a revolucionar la escena noctámbila barcelonesa. Con una barra donde practican coctelería creativa, aquí preparan cocktails y tragos para paladares exigentes que quieran dejarse sorprender. Y todavía queda lo mejor: el club. Es una pequeña sala rectancular que acoge actuaciones de música en directo, con nombres de referencia como Nuria Graham que ofrecerá un concierto este mes de enero. Además, cada noche de la semana es el escenario de una fiesta organizada por la gente de Bajofondo. Yo lo visité un sábado y, como ya dije, aluciné con el buen ambiente que había y la energía que desprendían tanto las cantantes y Djs como el entregado público –yo la primera-. ¡Y todo ello con entrada libre! Me declaro fan.

En DolceCity Barcelona: Bajofondo


viernes, 22 diciembre 2017

8 de actividades para la Navidad 2017 en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Desde visitar el nuevo pesebre tradicional del Museu Marès hasta una sesión de cine familiar en el Phenomena, te traemos 10 imprescindibles para esta Navidad en Barcelona. ¡Felices fiestas!

1. El Pesebre del Museu Marès

Es el primer año que se monta, pero estoy convencida de que repetirá. El pesebre tradicional del Museu Marès ocupa una parte del encantador patio del museo y presenta las tres escenas clásicas alrededor del nacimiento de Jesús. Las figuras hechas a mano exhiben gran preciosismo mientras que la iluminación acentúa la belleza del entorno y suma más magia a uno de los rincones más bonitos del Barrio Gótico, justo al lado de la Catedral.

2. Ultimar las compras de Navidad

Quedan solo tres días para Navidad y es posible que todavía os quede algún regalo pendiente. Además de no perderte ninguno de los mercadillos y ferias que te recomendamos, puedes visitar también tiendas de regalos que no fallan como Casa Atlântica, Espai Joliu y Nuovum. ¡De nada!

3. Taller familiar en el Museu Picasso

Son muchos los museos que presentan actividades infantiles en estas fechas. El siempre dinámico Museu Picasso de Barcelona organiza el taller Animalades para entretener a los niños las mañanas de estas fiestas mientras juegan a explorar el mundo animal a través del arte. Además, en su exposición “El taller compartit” dispone de un espacio educativo donde practicar la técnica del grabado.

4. Tomar un chocolate a la taza en Granja Pallaresa

Ayer dimos la bienvenida al invierno. Para animar sus días grises y oscuros quedar para tomar un chocolate caliente puede ser una buena idea. En la clásica Granja Pallaresa manda el público intergeneracional, pues alrededor de un chocolate con churros se reúnen desde familias con abuelos y nietos hasta parejas de novios o grupos de amigos para disfrutar de una buena merienda en un local clásico y atemporal.

5. Últimos días de la Fira de Santa Llúcia

Si te animas a ir al Museu Marès, aprovecha para visitar la vecina Fira de Santa Llúcia, la más antigua de Catalunya, que celebra este año su 231º aniversario consolidada como la feria tradicional navideña por antonomasia. Con cerca de 300 paradas, es un buen sitio para comprar tus figuras del pesebre, las luces de Navidad y otros elementos de decoración navideña para el hogar o regalar. Cierra mañana sábado 23 de diciembre, todavía estás a tiempo de visitarla este 2017

6. Sesión de cine familiar en el Phenomena

El cine es un clásico de Navidad; siempre recordaré una sesión tras una gran comida familiar para ver “La familia Adams 2” donde todos los adultos ¡se durmieron! Con la sala Phenomena podemos recuperar la sensación de acudir a un cine de antaño gracias a sus amplias dimensiones y gran pantalla. Además de la nueva entrega de Star Wars “Los últimos Jedi”, también emiten películas familiares como “E.T.” o un programa doble con “La princesa prometida” y “Los Goonies” el sábado 30 por la mañana.

7. Pesebre de Sant Jaume

El inicio de la época navideña lo marca la instalación del pesebre de la plaza de Sant Jaume que en esta ocasión es obra del arquitecto Jordi Darder. Desde el 24 de noviembre y hasta el 7 de enero la plaza se llena de unas originales figuras de metacrilato que representan el pesebre e invitan al juego y la interacción aunque el resultado no ha sido demasiado llamativo.

8. Comprar los turrones en la pastelería Lis

A estas alturas seguramente ya tenéis los dulces de Navidad comprados. Si no, hay muchas pastelerías en Barcelona donde comprar los turrones, como la pastelería Lis, de corte tradicional, donde elaboran sus dulces de forma artesanal y son todo un referente en el Raval y el Eixample, donde tiene sendas tiendas.

En DolceCity Barcelona: Museu Picasso, Granja Pallaresa, Phenomena, Lis

viernes, 8 diciembre 2017

HEMINGWAY: Una nueva coctelería de autor en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Con el nombre de uno de los grandes bebedores de todos los tiempos (aparte de escritor), este nuevo cocktail-bar del Eixample sorprende con sus cócteles creativos, aparte de dominar los clásicos.

Hace unos días estuve en París y pude comprobar que nuestra escena coctelera no tiene nada que envidiar a la de la capital gala; al contrario, en Barcelona abundan los buenos templos cocteleros como el Negroni o el Collage mientras que allí no resulta tan fácil encontrar buenos tragos (o, por lo menos, yo fui a parar a algunas coctelerías algo decepcionantes). Nuestro protagonista de hoy vienen a engrosar la lista de coctelerías recomendables de Barcelona gracias a sus recetas de autor y el savoir-faire de sus barmans, que también dominan la coctelería clásica. Se trata del Hemingway, un cocktail-bar que abrió sus puertas en verano en un pequeño local semisótano de la calle Muntaner al que han sabido sacar mucho partido.

Tenía ganas de visitarlo pues me habían hablado bien del Hemingway y este lunes fui allí con mi pareja. El local cuenta con una barra y apenas un par de mesitas altas pues es realmente pequeño, pero resulta muy agradable. El interiorismo se inspira en coctelerías clásicas y me encantó el detalle del espejo en el techo porque da amplitud y un toque original respetando el aire sobrio del espacio. En el Hemingway todo está cuidado, desde la cristalería hasta la carta: una elaborada propuesta inspirada en el escritor Ernest Hemingway y dividida según el destilado base del cóctel, ya sea ginebra, ron, whisky, vodka, tequila…

Me dejé llevar por mi intuición (y mi debilidad por los cócteles cítricos) y me pedí la Piedra de Tambora, que sirven en un originalísimo recipiente que emula una piedra y se inspira en un volcán (con humo incluido). Me sorprendió, yo que suelo optar siempre por cocktails clásicos, pero me convenció pues su compleja elaboración se traducía en un trago cítrico, sí, pero con unas notas exóticas al final que marcaban la diferencia. Mi chico, en cambio, optó por un Dry Martini, pues en la coctelería Hemingway también trabajan los cocktails clásicos.

A diferencia de otras coctelerías también llamadas de autor, me gustó el Hemingway porque en su carta encontré varias creaciones tentadoras, pues en otros sitios pecan de no ofrecer tanta variedad y, a veces, apuestan por recetas con demasiados ingredientes, que desvirtúan el trago. En el Hemingway me pareció que son muy creativos pero lo demuestran de forma más comedida; supongo que por la experiencia acumulada en el Old Fashioned, pues son los mismos responsables los que ahora empiezan esta nueva aventura. ¡Suerte!

En DolceCity Barcelona: Hemingway

miércoles, 29 noviembre 2017

MONUMENTAL: La histórica plaza de toros se convierte en centro de ocio en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Inaugurada en 1914, la Monumental forma parte del patrimonio cultural de Barcelona. Con la prohibición de los espectáculos taurinos en 2010 cayó en desuso pero este 2017 vuelve a la actividad

El pasado fin de semana se celebró una nueva edición de Monumental Club, la nueva cita de ocio y cultural de Barcelona que, como el Palo Alto Market, aúna shopping de moda y accesorios de proximidad, con food-trucks y conciertos de grupos locales para amenizar los domingos en una velada al aire libre. Si Palo Alto Market tiene como sede un bonito espacio industrial reconvertido del Poblenou, con un jardín de ensueño, el Monumental Club abre las puertas de la histórica plaza de toros de La Monumental para nuevos públicos.

Inaugurada en 1916 y ampliada en 1918, cuando recibió el nombre por el que la conocemos hoy, en su época de plaza de toros acogía a 19.500 asistentes. Situada en la Gran Vía, se convirtió en icono de Barcelona gracias a su estilo neobizantino-mudéjar. Gracias a su gran capacidad, fue el ruedo de referencia de Barcelona y, desde 1977, fue la única plaza de toros, con la desaparición de la Plaza del Torín y el cierre de Las Arenas, la cual, por cierto, también ha encontrado nuevos usos en el nuevo siglo. La Monumental protagonizó los titulares gracias a ser elegida por José Tomás para su vuelta a los ruedos en 2007 pero solo tres años después el Parlament de Catalunya prohibió los espectáculos taurinos y llegó el cese de este actividad a La Monumental.

Paralelamente, la plaza fue escenario de sonados conciertos musicales desde los años 60. Al tener una gran capacidad y antes de la construcción del Palau Sant Jordi, era aquí donde tocaban los grandes bandas. Por ejemplo, The Beatles y su histórico concierto de 1965, un hito en Barcelona al considerarse el primer concierto de esta proyección internacional en la ciudad. Los Rolling Stones, Tina Turner y Bruce Springsteen son otras primeras figuras musicales que han tocado en la Monumental. Ahora, también tocan bandas noveles en el marco de esta nueva iniciativa del Monumental Club, que vuelve a dar vida a la plaza una vez al mes. ¿Nos vemos allí?

En DolceCity Barcelona: Monumental

jueves, 19 octubre 2017

10 ideas para una jornada de diez en Barcelona: Mis sitios favoritos

por Ariadna Alcañiz

Hoy es mi cumpleaños. Y para celebrarlo con vosotros he pensado compartir 10 de mis sitios favoritos de Barcelona para una jornada perfecta. Porque en tiempos difíciles, es necesario celebrar.

1. Empezar el día con un buen desayuno y café en el Bacanal

En un día de cumpleaños perfecto, tendría libre en el trabajo. Empezaría la jornada con un buen café en mi vecino Bacanal, leyendo la prensa del día o una revista de actualidad y disfrutando de su siempre acertada música. Para una dosis extra de energía, uno de zumos naturales y un trozo de tarta sería el pistoletazo de salida de mi día perfecto en Barcelona.

2. Un masaje en Rituels d’Orient

Tras varias semanas de mucho trabajo, la jornada seguiría con un bien merecido masaje en Rituels d’Orient. Por fin, he podido probarlo y me encantó por la calma que reinaba y el relajante masaje que disfruté. Al ir por la mañana, seguro que no me encuentro con demasiada concurrencia y disfrutaría de una buena dosis de relax.

3. Ver la expo de Weegee en Foto Colectània

Si estuviera en París, visitaría la exposición de Dior o el nuevo museo Yves Saint Laurent, pero estando en Barcelona tengo que renunciar a la moda. En ese caso, me quedo con la fotografía y con la exposición “Weegee by Weegee” en Foto Colectània, basada en sus libros. Más de cien fotografías que nos enseñan las distintas facetas de este fotógrafo de la crónica negra americana.

4. Comer un arroz con bogavante en Can Solé

Destacado en mi ranking de las cosas imprescindibles que comer en Barcelona, el arroz con bogavante del restaurante Can Solé de la Barceloneta sería un estupendo manjar para celebrar mi cumpleaños, como ya ha sido en alguna ocasión. Es cierto que hace tiempo que no lo visito pero, según fuentes fehacientes, sigue en el mismo buen nivel que nos tiene acostumbrados.

5. Volver a maravillarme con la Sagrada Familia, o la Casa Batlló

Para rebajar la comida marinera, me encantaría ser turista en mi ciudad, ahora que ya no es época de multitudes, y disfrutar de joyas arquitectónicas únicas como nuestra Sagrada Família o Casa Batlló. Barcelona es maravillosa y sería un auténtico regalo redescubrir su belleza.

6. De compras por Paseo de Gracia

Antes, para mi cumpleaños, solía satisfacerme con algún autoregalo, un pequeño capricho o prenda de ropa un poco especial. En mi jornada perfecta, seguiría con la costumbre y me dejaría caer por Paseo de Gracia, para –con la cartera imaginaria llena- comprarme un bolso en Chanel o unos stilettos en Dior.

7. Disfrutar de "Blade Runner" en Phenomena

Para una amante del vintage como yo, una jornada perfecta incluiría una sesión de cine. Pero en una sala de sabor añejo como es Phenomena, cuya pantalla es ideal para disfrutar de la nueva “Blade Runner” con Ryan Gosling. La vi hace unos días –precisamente en el Phenomena- y me pareció que hacía justicia a la película original por ambientación y personajes, pero yo me quedo con la original –sorry Ryan-.

8. Comprar cena delicatesen La Nostra Pasta

El plan perfecto para celebrar mi cumpleaños hoy es una cena con mi chico en casa. Pero con buen producto y sin que falte el vino. Una pasta artesana de sabor original acompañada de una mozzarella deliciosa –como pocas se encuentran en Barcelona- y otras delicatesen sería un menú perfecto. Para soplar las velas, una pequeña Sacher de Escribà o, tal vez, un mochi de Ochiai, pero que no falten las velas.

9. Brindar en Negroni Cocktail Bar

No hay fiesta, sin brindis. Tras la cena, un cocktail en el Negroni sería la continuación perfecta para esta jornada memorable. Es mi coctelería favorita desde hace años –ya llevan más de una década- y no me imagino mejor sitio para brindar por mi cumpleaños.

10. Acabar la noche bailando en el Moog

Quien me conoce, sabe que me encanta bailar. Para un auténtico cumpleaños de diez, la noche acabaría bailando buena música electrónica y en eso la pequeña sala del Gótico Moog es uno de los nombres de referencia. A la espera de los cambios que nos tiene preparados la sala Apolo, de momento elijo Moog para celebrar este cumpleaños soñado.

En DolceCity Barcelona: Bacanal, Rituels d'Orient, Foto Colectània, Can Solé, ChanelDior, Phenomena, La Nostra Pasta, Negroni 

« página anterior | siguiente página »