Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

jueves, 19 octubre 2017

10 ideas para una jornada de diez en Barcelona: Mis sitios favoritos

por Ariadna Alcañiz

Hoy es mi cumpleaños. Y para celebrarlo con vosotros he pensado compartir 10 de mis sitios favoritos de Barcelona para una jornada perfecta. Porque en tiempos difíciles, es necesario celebrar.

1. Empezar el día con un buen desayuno y café en el Bacanal

En un día de cumpleaños perfecto, tendría libre en el trabajo. Empezaría la jornada con un buen café en mi vecino Bacanal, leyendo la prensa del día o una revista de actualidad y disfrutando de su siempre acertada música. Para una dosis extra de energía, uno de zumos naturales y un trozo de tarta sería el pistoletazo de salida de mi día perfecto en Barcelona.

2. Un masaje en Rituels d’Orient

Tras varias semanas de mucho trabajo, la jornada seguiría con un bien merecido masaje en Rituels d’Orient. Por fin, he podido probarlo y me encantó por la calma que reinaba y el relajante masaje que disfruté. Al ir por la mañana, seguro que no me encuentro con demasiada concurrencia y disfrutaría de una buena dosis de relax.

3. Ver la expo de Weegee en Foto Colectània

Si estuviera en París, visitaría la exposición de Dior o el nuevo museo Yves Saint Laurent, pero estando en Barcelona tengo que renunciar a la moda. En ese caso, me quedo con la fotografía y con la exposición “Weegee by Weegee” en Foto Colectània, basada en sus libros. Más de cien fotografías que nos enseñan las distintas facetas de este fotógrafo de la crónica negra americana.

4. Comer un arroz con bogavante en Can Solé

Destacado en mi ranking de las cosas imprescindibles que comer en Barcelona, el arroz con bogavante del restaurante Can Solé de la Barceloneta sería un estupendo manjar para celebrar mi cumpleaños, como ya ha sido en alguna ocasión. Es cierto que hace tiempo que no lo visito pero, según fuentes fehacientes, sigue en el mismo buen nivel que nos tiene acostumbrados.

5. Volver a maravillarme con la Sagrada Familia, o la Casa Batlló

Para rebajar la comida marinera, me encantaría ser turista en mi ciudad, ahora que ya no es época de multitudes, y disfrutar de joyas arquitectónicas únicas como nuestra Sagrada Família o Casa Batlló. Barcelona es maravillosa y sería un auténtico regalo redescubrir su belleza.

6. De compras por Paseo de Gracia

Antes, para mi cumpleaños, solía satisfacerme con algún autoregalo, un pequeño capricho o prenda de ropa un poco especial. En mi jornada perfecta, seguiría con la costumbre y me dejaría caer por Paseo de Gracia, para –con la cartera imaginaria llena- comprarme un bolso en Chanel o unos stilettos en Dior.

7. Disfrutar de "Blade Runner" en Phenomena

Para una amante del vintage como yo, una jornada perfecta incluiría una sesión de cine. Pero en una sala de sabor añejo como es Phenomena, cuya pantalla es ideal para disfrutar de la nueva “Blade Runner” con Ryan Gosling. La vi hace unos días –precisamente en el Phenomena- y me pareció que hacía justicia a la película original por ambientación y personajes, pero yo me quedo con la original –sorry Ryan-.

8. Comprar cena delicatesen La Nostra Pasta

El plan perfecto para celebrar mi cumpleaños hoy es una cena con mi chico en casa. Pero con buen producto y sin que falte el vino. Una pasta artesana de sabor original acompañada de una mozzarella deliciosa –como pocas se encuentran en Barcelona- y otras delicatesen sería un menú perfecto. Para soplar las velas, una pequeña Sacher de Escribà o, tal vez, un mochi de Ochiai, pero que no falten las velas.

9. Brindar en Negroni Cocktail Bar

No hay fiesta, sin brindis. Tras la cena, un cocktail en el Negroni sería la continuación perfecta para esta jornada memorable. Es mi coctelería favorita desde hace años –ya llevan más de una década- y no me imagino mejor sitio para brindar por mi cumpleaños.

10. Acabar la noche bailando en el Moog

Quien me conoce, sabe que me encanta bailar. Para un auténtico cumpleaños de diez, la noche acabaría bailando buena música electrónica y en eso la pequeña sala del Gótico Moog es uno de los nombres de referencia. A la espera de los cambios que nos tiene preparados la sala Apolo, de momento elijo Moog para celebrar este cumpleaños soñado.

En DolceCity Barcelona: Bacanal, Rituels d'Orient, Foto Colectània, Can Solé, ChanelDior, Phenomena, La Nostra Pasta, Negroni 


miércoles, 18 octubre 2017

PILAR OPORTO: Moda mujer exclusiva y de tendencia en esta tienda multimarca de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Firmas internacionales y exclusivas, estilo atrevido y sofisticado y un interiorismo opulento caracterizan la tienda de moda de Pilar Oporto en Barcelona, con más de 400 m2 de pura tentación.

Paseando por el centro en busca de regalos, justo el día que me crucé con la nueva tienda CKS, hice otro descubrimiento: la boutique multimarca de moda mujer Pilar Oporto. A pesar de ocupar un amplio local en la calle Consell de Cent, con cuatro plantas y más de 400 m2, no me había percatado en ella; tal vez, porque su estilo atrevido y opulento no es exactamente mi forma de vestir. Sin embargo, al fijarme bien en la ropa y complementos que se exhiben en sus burros y maniquíes, me llamó la atención el esfuerzo por trabajar con firmas exclusivas y personales, algunas de las cuales no conocía, pues, ante la homogeneidad imperante, se agradecen apuestas que se salen de lo común. Y vaya si Pilar Oporto lo hace; de ahí su éxito pues cuenta ya con tres tiendas actualmente: la de Barcelona, junto a la primera que abrió en Mataró y una segunda tercera en Vilassar de Mar.

Pilar Oporto es interiorista y diseñadora de moda, además de emprendedora, y todas estas facetas se notan en este distinguido espacio del centro de Barcelona. Cálido y lujoso, el local se tiñe de tonos neutros y dorado que contrastan con las prendas coloristas de ropa mujer. Muchas de ellas vienen firmadas por la misma Pilar Oporto, quien da rienda suelta a su creatividad con looks para una mujer urbana que abarcan desde el estilo ad lib y boho hasta el más sofisticado y sensual. De hecho, es una buena tienda para hacerte con un vestido especial para la época de fiestas que llegará en apenas dos meses, pues abundan los diseños de noche y ceremonia; por lo menos, cuando yo visité la tienda.

No es extraño, pues, que sea una dirección a la que acuden mujeres con apretadas agendas y numerosos compromisos sociales. Me refiero a famosas como Elsa Anka, la actual imagen de campaña de Pilar Oporto para esta temporada. Ivonne Reyes, Mónica Pont, Maria José Suárez y la actriz Natasha Yarovenko son otras de las caras conocidas que acuden a Pilar Oporto para nutrir su armario. Porque aquí no solo se trata de ropa exclusiva y de tendencia, sino también de un trato personalizado para mimar a la clienta y que vaya construyendo su propia imagen, a partir de un asesoramiento experto, discreto y profesional. 

En DolceCity Barcelona: Pilar Oporto

lunes, 16 octubre 2017

HAPPY SOCKS: La marca de calcetines coloristas y de diseño abre tienda en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

En la transitada y comercial calle de Pelai acaba de abrir puertas Happy Socks, la marca sueca de calcetines de colores que promete dar alegría a nuestro armario de otoño. Te la presentamos.

Hace ya algún tiempo que vemos los calcetines de colores de Happy Socks en Barcelona. Primero, a través de tiendas multimarca como Furest, y más tarde con sus primeras incursiones comerciales en la ciudad a través de pop-up stores. Hace un tiempo abrieron en El Triangle pero esa tienda bajó la persiana y desde hace unas pocas semanas ahora operan desde su nueva tienda en la calle Pelai, una de las más concurridas del centro comercial de Barcelona, donde encontramos otras novedades como Natura, marca que eligió esta calle para presentar su nuevo concepto de tienda. Happy Socks ocupa un pequeño local de unos 40 m2 donde presentar sus colecciones de calcetines para hombre, mujer y niños, así como sus prendas de ropa interior, pues, con el paso de los años, han ido ampliando ligeramente su catálogo de productos.

Happy Socks está presente en 90 países de los cinco continentes. Cuesta creer que lanzara su primera colección en 2008, justo al inicio de la crisis global que cambiararía las reglas del juego para tantas y tantas personas. Su visión de dar una pátina de diseño y humor desenfadado a un accesorio antes anodino como los calcetines triunfó y, sin prisa pero sin pausa, han ido conquistando mercados gracias a su oferta colorista y diseño rompedor. De hecho, hasta podríamos considerar que han creado escuela, pues ahora los calcetines gozan de un mayor protagonismo y hasta se pueden convertir en accesorio-joya de mano de los grandes diseñadores del circuito internacional.

En Happy Socks se mantienen fieles a su espíritu original y se limitan a estampar motivos gráficos y atrevidas combinaciones de color en sus calcetines para marcar la diferencia. También ofrecen ropa interior para hombre, en el mismo estilo colorista, aunque a mí lo que más me sigue gustando son sus calcetines, de los que ofrecen colecciones muy amplias así como ediciones especiales, que también podréis encontrar en su nueva tienda de la calle Pelayo de Barcelona. Ahora que los días se hacen más cortos y parece que el otoño llega ya a nuestras latitudes es momento de visitarla para renovar nuestros calcetines esta temporada.

En DolceCity Barcelona: Happy Socks

 

viernes, 13 octubre 2017

Restaurante PUERTO CHICO: Tapas de siempre y buen producto en la Diagonal de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

La llamada “barra del Boca” ofrece una cocina de mercado ejecutada con materia prima de calidad y una carta con tapas de siempre, a degustar en su fantástica barra o amplio salón interior.

Hace unos días, tras una sesión de compras para el hogar en la Diagonal de Barcelona, con visita obligada a Maisons du Monde, Habitat y Pilma, decidimos recuperar fuerzas por la zona. No fuimos lejos pues acabamos en el restaurante Puerto Chico, que ocupa el anterior Miguelitos, un restaurante que me sedujo en su momento por su fórmula de tapas clásicas elaboradas con ingredientes de primera. Puerto Chico, del mismo grupo que el exitoso Boca Grande, presenta una oferta parecida y, de hecho, mantiene varios de los elementos que destaqué en su momento de Miguelitos.

Para empezar su fantástica barra. El local es muy amplio y se puede permitir una barra de casi 360º en la que no solo comer cómodamente sino también exponer los productos frescos y de temporada que exhiben, orgullosos, desde el restaurante. Como solo queríamos picotear algo –y somos gente de barra-, nosotros cenamos aquí pero el local dispone, al fondo, de un amplio comedor en el mismo estilo informal, de aire cañí y andaluz que la zona de la entrada y, también, de unas mesas altas y reservados, si no se desea comer mirando al frente de los camareros dentro de la barra.

El interiorismo del local, obra de Lazaro Rosa-Violán, te transporta a un local de tapas del sur de España, al igual que la carta que presenta especialidades andaluzas como su fritura. La pedimos, y nos gustó, como también los ostrones frescos, de gran sabor. Y es que en Puerto Chico también trabajan con muy buen producto, otra de las similitudes con el extinto Miguelitos.

También comparten un buen steak tartar y un servicio amable y atento, que nos sorprendió, pues lamentablemente no es habitual en Barcelona. Es cierto que visitamos el restaurante una noche, pronto, de entre semana, pero que te atendieran tan solo vaciarse tu copa, o que nos sirvieran los sucesivos platos al ritmo perfecto, sin tener que esperar, dice mucho del savoir faire del restaurante Puerto Chico. El único pero es que no se trata de un sitio económico, pero se entiende si tenemos en cuenta la zona en la que nos encontramos, los fastos del local y que Barcelona es una ciudad cara. A tenerlo en cuenta en la zona.

En DolceCity Barcelona: Puerto Chico

miércoles, 11 octubre 2017

Hotel POL AND GRACE: Un refugio urbano y de diseño en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Situado en la zona alta de Barcelona, cerca de Fontana, Pol and Grace es un hotel de 4 estrellas que se distingue por su diseño cuidado, su apuesta por el arte y un trato personalizado

Mañana, para muchos afortunados, empieza un bonito puente de 4 días. Si tienes amigos que vienen a Barcelona y no los puedes alojar en casa, tal vez les quieras recomendar nuestro protagonista de hoy: el hotel Pol and Grace, situado entre Plaza Molina y Fontana. Una zona, a priori, tranquila y residencial que permite conocer la Barcelona real, más allá de las guías turísticas, uno de los objetivos del equipo de Pol and Grace, pues si por algo se distingue este establecimiento es por su trato personalizado y las numerosas y exclusivas experiencias que ponen al alcance de los huéspedes para disfrutar de Barcelona al máximo.

Paseos en helicóptero sobrevolando la ciudad, visitas a bodegas, tours gastronómicos y entradas para los clubs de moda son algunas de las propuestas que te pueden preparar desde Pol and Grace, mientras tú coges fuerza en alguna de sus habitaciones, de gran confort y amplitud. El hotel presenta habitaciones de interiorismo urbano y diseño cuidado, con toques personales, como los cuadros, aparatos de música de estilo retro o frases escritas en la pared que dan personalidad y lo distinguen de otros alojamientos de su categoría.

Este mismo estilo se palpa en las zonas comunes del hotel, como la librería situada en el lobby, donde uno puede llevarse un libro siempre que deje otro en su lugar. Otra iniciativa curiosa es la gran pizarra de la zona común, donde el equipo de Pol and Grace va compartiendo planes imprescindibles para conocer Barcelona. Una fórmula original y divertida de difundir el amor por nuestra ciudad mientras el visitante se despierta con nuevas sorpresas que dan valor a su estancia. Sorprendentemente, el hotel no presenta restaurante propio pero sí servicio de desayuno para empezar la jornada con el mejor ánimo. Un buen hotel, pues, para descansar y para aquellos visitantes que deseen vivir una experiencia singular y personalizada en Barcelona.

En DolceCity Barcelona: Pol and Grace

siguiente página »