Martes, 11 Marzo 2014

PRAT BONANOVA: Flores para cualquier ocasión en Barcelona

por Ariadna Alcañiz
Este emblemática floristería en la Bonanova es una de las más reconocidas de toda la ciudad gracias a su larga tradición e ilustres clientes con personalidades del deporte, la política y la Realeza.
Hace poco estuve por la zona alta y, como siempre me ocurre cuando paseo por allí, me quedé ensimismada por el bonito espectáculo que ofrece la floristería Prat en su tienda. Bonitos arreglos florales de elegante estilo animan la transitada calle y te transportan a París o Londres, ciudades donde el arte floral ocupa un mayor protagonismo que en nuestra querida Barcelona. Es cierto que olvidé incluirla en mi reciente Top 5 con las mejores floristerías de la ciudad, pero hoy quiero enmendar mi error dedicándole un post solo para ella.


Y es que razones no le faltan para figurar y, tal vez, encabezar la lista. Prat Bonanova puede presumir de una larga tradición familiar que se remonta hasta 1850 cuando los antepasados de Antoni Prat, actual responsable, abrieron un primer establecimiento en la popular Rambla (de les Flors). Es la cuarta generación, pues, dedicada al bonito y delicado arte del arreglo floral y lo dominan desde todos los ángulos: desde una planta para regalar a un ramo de novias o la decoración de un evento social o corporativo.


Su experiencia y buen hacer te guiarán si andas perdido entre la multitud de variedades e ideas que uno encuentra en su tienda. Es un auténtico edén que ilumina el día más gris, especialmente cuando se trata de festividades señaladas, pues siempre suelen adaptarse al calendario para ofrecer su propia lectura. Por ejemplo, ahora sorprenden con creaciones inspiradas en la Pascua decoradas con figuras, huevos pintados y hasta muñecos de peluche que hacen un guiño a esta tradición. Porque recordad: cualquier día, o fiesta, es buena para regalar flores!

En DolceCity Barcelona: Prat Bonanova

Prat Bonanova ( Ver plano )

Plaça Bonanova, 1
Tel: 932126137
Web: www.pratbonanova.com

Prat Bonanova puede presumir de una larga tradición familiar que se remonta hasta 1850 cuando los antepasados de Antoni Prat, actual responsable, abrieron un primer establecimiento en la popular Rambla.