Miércoles, 7 Julio 2010

EL TÍO CHE: La mejor horchata de Barcelona

por Ariadna Alcañiz
El barrio del Poblenou cuenta con una de las horchaterías más antiguas y célebres de toda la ciudad: El Tío Che, fundada en 1912. Helados y granizados completan su dulce oferta. Imprescindible.
Hace pocos años que vivo en el Poblenou pero ya me he convertido en una incondicional de El Tío Ché. Se trata de una horchatería con mucha historia que sigue atrayendo a una amplia y variopinta parroquia de fieles, especialmente en los meses en los que la canícula se empieza a notar. Horchata, granizados y helados en verano y turrones en invierno son sus dulces reclamos para convertirla en un punto de peregrinaje obligado para los golosos que no quieren renunciar a los sabores más auténticos, esos cada vez más difíciles de encontrar pero que forman parte inherente de nuestra gastronomía, cultura e historia particular.

Aunque ahora El Tío Che es una parte fundamental de la fisonomía del barrio del Poblenou, lo cierto es que sus orígenes se remontan a la Barceloneta. Fue en este barrio de pescadores donde Pere Joan Iborra quedó retenido al perder el barco que le tenía que llevar hacia las Américas. Mientras esperaba un nuevo navío con el que zarpar se estableció en este barrio y abrió en 1912 un local donde vender helados, horchatas y granizados. Fue uno de los pioneros en utilizar una máquina granissaoreta, lo que hizo aumentar su fama. Como también lo hizo la simpatía de su dueño quien se acercaba a la gente con un “Che, prueba esto”, expresión que sirvió para bautizarle a él, y a su negocio. En el año 1933 se trasladó al Poblenou, concretamente a la calle Doctor Trueta, pero una bomba a finales de la Guerra Civil destruyó el edificio, obligándole a una nueva mudanza. Así fue como se estableció en su actual escenario, un local esquinero en plena Rambla que conserva las cerámicas y el encanto de aquellos años.


Ayer mismo me acerqué para regalarme una horchata y, por supuesto, había una larga cola esperando su turno. Pero si te encuentras en esta situación, no desesperes, pues son muchos los que están detrás del mostrador y van ¡rapidísimos! Además, hay colas distintas si se trata de helados (a la izquierda) o de bebidas, entre las que podrás elegir la imprescindible horchata, así como granizado de limón, naranja, cebada o café y también leche merengada. Su carta incluye otras propuestas que destilan ese aroma clásico de los sitios de toda la vida –por ejemplo, los típicos "fartons" valencianos-, así como propuestas más convencionales como bocadillos para los que quieran hacer un tentempié salado. Y en invierno, no te olvides de sus turrones de elaboración artesanal. Yo no los he probado todavía pero seguro que no defraudan. ¡Qué rico!

En DolceCity Barcelona: El Tío Che

El Tío Che ( Ver plano )

Rambla del Poblenou, 44
Tel: 933091872
Web: www.eltioche.es

Fundada en 1912 en el barrio de la Barceloneta pero desde 1933 en el Poblenou, El Tío Che es una de las horchaterías más célebres de toda la Ciudad Condal. Sabores de toda la vida y elaboración artesanal para sus granizados, helados, horchata y turrones.