Miércoles, 6 Enero 2010

Pastelería BAYLINA en Barcelona: Tradición y vanguardia

por Ariadna Alcañiz
Fundada en 1899, la pastelería Baylina lleva más de un siglo como sinónimo de la mejor tradición pastelera del Eixample derecho. El sitio ideal para comprar tu Roscón de Reyes.
Ayer os presentaba la chocolatería Bellart, un paraíso para todos los amantes del cacao y de la estética modernista. Sin embargo, cuando se trata de comprar un Roscón de Reyes lo cierto es que en mi familia hay cierta tradición de hacerlo en la pastelería Baylina, situada en el noble Paseo de San Juan. La verdad es que su ubicación –muy cerca de la casa de mi abuela donde celebramos esta fiesta- fue la primera razón por la que yo conocí esta pastelería. Aunque mi abuela que ha vivido allí toda su vida –92 años, ahí es nada-, la tiene en la memoria desde siempre, pues Baylina lleva muchas décadas endulzando la vida de los vecinos del barrio.

Josep Baylina Claret y su esposa Pilar Escursell Canadell abrieron una primera pastelería en la calle Aribau en 1899, y, gracias a su prematuro éxito, expandieron el negocio con nuevos puntos de venta en la ciudad. La recesión de los años 30 y las penurias posteriores afectaron a la empresa hasta el punto que sólo sobrevivió el local del Paseo de San Juan, el cual se convirtió, en 1939, como el buque insignia de Baylina gracias al esfuerzo y la visión del hijo del fundador, Ramon Baylina Escursell, y su esposa Isabel Cabré Prats.


Tradición, artesanía y los mejores ingredientes eran los ejes principales que caracterizaban un dulce Baylina
; valores que se han mantenido hasta la actualidad, pues en su catálogo encontraréis las creaciones típicas de la pastelería catalana, como la sara, por ejemplo. Eso sí, con la remodelación de los años 90 y el cambio de milenio, han sabido adaptarse a los nuevos tiempos bajos los mandos de Josep Oriol Baylina Cabré, nieto del fundador, con creaciones tan innovadoras como el pastel digital.


Aunque el local es pequeño, la verdad es que siempre que paso por delante se me van los ojos con tantas tentaciones como muestran.
Sus bombones, mousses, pasteles –atención al tiramisú-, pastas rellenas, galletas de té... entran por la vista para quedarse grabados en el cerebro cual penitencia y hacer salivar al más estoico. Lo mejor, pues, es dejarse de remordimientos y darse un capricho, pues consumir calorías así SÍ merece la pena. Por lo pronto, mañana seguiré con la tradición familiar y compraremos allí el Roscón de Reyes. ¿A quién le tocará el haba? ¿Y la figurita?

En DolceCity Barcelona: Baylina

Baylina ( Ver plano )

Passeig de Sant Joan, 155
Tel: 934576130
Web: www.baylina.com

Fundada en 1899, la pastelería Baylina se caracteriza por la tradición, artesanía y los mejores ingredientes en la elaboración de sus dulces, ya sean para encargos particulares como los que ofrecen en su tentador escaparate.