Jueves, 30 Octubre 2008

H1898, un spa subterráneo bajo el bullicio de La Rambla

por Ivana Muntán
¿Envoltura corporal de seda? ¿Masaje con néctar de oro? ¿Exfoliación con aceite de arroz y sésamo? ¿Masaje con esencias florales? Sí, sí, sí y sí. No te negarás una visita al spa subterráneo de H1898.
Lluvia, mal tiempo, frío… apetece quedarse en casa. No es posible. No puede ser. Hay que moverse. Trabajar. Caminar de un lugar a otro. Rendir. Qué horror. Aunque preferiría una manta, la calefacción y una buena sesión de sofá, aquí estoy, como cada día, preparada para enfrentarme a una ciudad que hoy se me antoja de lo más ténue.


A mitad del día, cuando mi tristeza existencial (derivada de la lluvia incesante) pugna por salir a la superficie, alguien propone la solución: un maravilloso tratamiento de spa después del trabajo.

Pero hoy no nos sirve cualquier minucia. Escoger entre Luxurious Therapies, Spice Therapies, Body Exfolliation, Air Experience, Sophisticated Rituals o Relaxed feet suena de lo más alentador. En H1898 te lo sirven en bandeja.


 
Un hotel de lujo rehabilitado que incorpora en el subterráneo un completísimo spa. Una visita a su circuito termal puede cargar tus pilas, sobretodo cuando alces los ojos y pienses que en la superficie está todo el alboroto de La Rambla de Barcelona. Ahí están, los coches, los autobuses y los transeúntes estresados. Aquí estás tú, disfrutando de una sauna, un baño de vapor, un masaje sensorial con envoltura corporal de seda, un masaje oriental con exóticos aceites, una exfoliación a través del polvo de perla, un masaje de esencias florales o una terapia corporal a base de alga dorada que culminará en un masaje con néctar de oro.

Deliciosamente necesario.

En DolceCity Barcelona: H1898

H1898 ( Ver plano )

La Rambla 109
Tel: 935529552
Web: www.hotel1898.com

Un hotel de lujo rehabilitado que incorpora en el subterráneo un completísimo spa. Una visita a su circuito termal puede cargar tus pilas, sobretodo cuando alces los ojos y pienses que en la superficie está todo el alboroto de La Rambla de Barcelona.