Lunes, 26 Mayo 2008

Kohei Nawa. La poesía de la extrañeza

por María Padín
El ciclo ¡Kawaii! Japón ahora toca a su fin con su quinto artista exhibido, el único chico, Kohei Nawa, ante un plantel de mujeres que han ocupado la escena creadora dispuestas a reivindicar su espacio dentro de la prominente sociedad tradicionalista y patriarcal japonesa.

El trabajo de Nawa se fundamenta en una reflexión sobre la percepción humana. Nawa parte de la pregunta qué significa ver cosas para manipular los objetos desde otras perspectivas, diseccionarlos bajo otros prismas y recubrirlos de otras pieles. Al mirarlos de otra manera, los reinventa, los convierte en algo completamente distinto cargado de una extraña poética inútil.

Entre sus series más conocidas se hallan las beads-sculptures, esculturas con bolitas, en las que recubre los objetos más insospechados encontrados en internet de perlas de vidrio trasparente. Animales disecados, zapatos de flamenca, muñecos o tomates quedan así trasmutados en una nueva epidermis. Aunque en un principio parezcan embalados en plástico para mudanzas, al influir la luz sobre ellos se crea una vibración mágica que los magnifica.

En Prism, Nawa guarda armas en cajas acrílicas con una superficie prismática, con lo que juega entre ficción y realidad. El espectador no sabe si se trata de una metralleta real, de un juguete o simplemente es un holograma. ¿Tú que crees? Todo reside en la percepción.

Kohei Nawa. La poesía de la extrañeza
Hasta el 20 de julio de 2008
Inauguración: 29 de mayo, a las 19.30 h
Fundació Joan Miró