Lunes, 23 Julio 2007

¿Nos vemos en Starbucks?

por Verónica Rodríguez
Para mí el día empieza cuando le he dado el primer sorbo al café con leche recién hecho y la cafeína circula libremente por mi cuerpo, dándole los buenos días a cada una de mis células. Los días que no empiezan así van acompañados de malhumor incontrolado y migraña fruto del síndrome de abstinencia. Triste pero cierto. De ahí que las cafeterías Starbucks constituyan un pilar esencial en mi vida.

Los 2’5 € de un Caffè Latte mediano (creo que si cogiera el grande mi cuerpo crearía intolerancia a la lactosa) son los euros mejor invertidos en una tarde demasiado lluviosa para deambular por Barcelona, tratando de convencerte de que esos zapatos que te quieres comprar son exactamente iguales a los que ya te compraste hace un mes.

Este templo del café donde, ¡oh, dios mío!, no se puede fumar, forma parte de uno de los mayores proveedores de café del mundo, y cuenta con más de 10.000 locales
repartidos a uno y otro lado del Atlántico. Defensores del comercio justo, dedican parte de sus ganancias a proyectos sociales y medioambientales en las zonas cafeteras.

Sus deliciosos muffins de chocolate dan al traste con cualquier buena intención de empezar la dieta precisamente ese día. ¡Ni que decir tiene que los famosos frapuccinos - y demás combinaciones empalagosas igualmente exitosas – no tienen pinta de ser ligeros! Además puede convertirse en un bonito sitio para conectarse, por la patilla ,a la banda ancha aunque a mi me fascina que escriban mi nombre en mi vasito de cartón. El primer día que me lo preguntaron, me dieron ganas de decirle al dependiente: Verónica, encantada. ¿Y tú?

En DolceCity Barcelona: Starbucks

Starbucks ( Ver plano )

Passeig de Gràcia 97
Tel: 932158876
Web: www.starbucks.com

Este templo del café donde, ¡oh, dios mío!, no se puede fumar, forma parte de uno de los mayores proveedores de café del mundo, y cuenta con más de 10.000 locales repartidos a uno y otro lado del Atlántico. Además son defensores del comercio justo.