Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

viernes, 19 enero 2018

BAR MALASANG: Buenas tapas en un gran ambiente en el antiguo Tarambana de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Un local amplio, con un gran ventanal que deja pasar una agradable luz natural, acoge el bar Malasang, que sigue la andadura del antiguo Tarambana en base a tapas bien ejecutadas a buen precio.

Cuando me mudé al Eixample -hace casi un año ya!-, uno de los primeros sitios que descubrí fue el Tarambana. Un espacio muy agradable gracias a la bonita luz natural que entraba por el gran ventanal que da a la calle Comte Borrell y su interiorismo desenfadado, con grandes mesas de madera –algunas para compartir- que aportan calidez al ambiente. En estos meses que han pasado el local ha cambiado de nombre y ahora se apoda Malasang, otra palabra muy catalana a la que recurrieron al estar obligados a cambiar de nombre por otro local llamado igual del mismo sector. A pesar del cambio de nombre, la esencia del local permanece intacta pues sigue llenándose, sobre todo los mediodías de fin de semana, gracias a su carta de tapas de corte clásico, sus cañas bien tiradas y su ambiente amable y diverso, formado por grupos de amigos, familias, parejas y demás.

El pasado domingo con mi chico decidimos ir a comer allí. Teníamos ganas de probar su cocina pues ya sabíamos que dominan el arte de tirar la caña (con cerveza Estrella Galicia en su caso) y que su carta de bebidas es tan completa que ofrecen hasta cocktails. Llegamos y no había sitio, por lo que conviene reservar. Nos invitaron a sentarnos en una gran mesa al principio del local, compartiéndola con un grupo de amigos treinañeros. Y fue un acierto decir que sí porque se estaba ¡de lujo! Al estar cerca del gran ventanal frontal la luz era maravillosa, algo que disfruto particularmente. En cuanto a la carta presentan sus tapas y platillos en una pizarra y no esperéis encontraros grandes sorpresas. Tartar de salmón, calamares a la andaluza, patatas bravas, pulpo… son algunas de los platos que presentan. Como veis, los clásicos del recetario de tapas con alguna licencia más original aunque lo importante es que saben ejecutarlo bien.

Por ejemplo, pedimos los calamares y estaban correctos aunque gracias a la mayonesa que acompañaba el plato sumaba puntos. De hecho, en este bar Malasang dominan las salsas como comprobamos en algunas de las tapas que pedimos como el pulpo. Este plato me decepcionó un poco porque el pulpo en sí no era gran cosa pero la salsa estaba espectacular. En cambio, encontré muy sabrosas las minihamburguesas con queso de cabra, un pequeño bocado muy completo que os recomiendo desde aquí. La cocina me gustó pero creo que lo que más me cautivó de Malasang fue su atmósfera. Sorprendentemente no había ni rastro de guiris, pero lo mejor era lo heterogéneo del ambiente en cuanto a edad: desde grupos de amigos en la cuarentena hasta jóvenes que acaban de entrar en la Universidad, treintañeros con hijos y dos amigas que bien podían superar los 60. Ojalá hubiera más locales en Barcelona así. ¡Me encanta!

En DolceCity Barcelona: Malasang


jueves, 18 enero 2018

TESLA trae su coche eléctrico de lujo a su tienda en Barcelona, la primera en España

por Ariadna Alcañiz

Los espectaculares vehículos eléctricos de Tesla, la marca de referencia en aúnar sostenibilidad con diseño y potencia en automoción, llegan a Barcelona con la primera tienda de la marca en España.

La sostenibilidad está a la orden del día, ya sea en moda como en automoción. En este último apartado un nombre brilla por encima del resto: Tesla, la marca nacida en Silicon Valley que ha sido capaz de revolucionar el sector del coche eléctrico gracias a sus coches de impecable diseño, potencia y con un gran autonomía. Tesla es responsable de elevar el vehículo eléctrico al sector del lujo con modelos como su Tesla Roadster, un deportivo futurista capaz de alcanzar los 400 km/hora completamente eléctrico. La marca instaló en verano pasado su primera tienda en España: una tienda efímera en el puerto de Barcelona para entrar en contacto con el público barcelonés y, también, los numerosos extranjeros que nos visitan.

En otoño, abandonó el puerto y abrió en el Eixampe de Barcelona la que es su primera tienda Tesla en España. Sorprende encontrarte con sus sedanes en pleno meollo comercial de la ciudad como es la calle Rosselló, entre Paseo de Gracia y Rambla de Catalunya. La marca afirma que deseaba un espacio con gran visibilidad y, sin duda, lo han conseguido. La tienda muestra el Tesla Model S, el primer sedán premium 100% eléctrico con una gran autonomía de más de 600 km. en una sola carga. Además, también expone el Model X, el SUV de Tesla, considerado el más seguro y rápido del mercado.

Dos vehículos eléctricos que representan lo mejor de Tesla por su diseño, calidad y potencia y que ahora podemos ver y conocer de cerca gracias a esta primera tienda de la compañía automovilística en Barcelona. La marca abrirá próximamente tienda en Madrid y prepara saltar a centros El Corte Inglés como ya hizo en Marbella hace unos meses. Su objetivo es llegar al gran público pues ofrece unos precios competitivos teniendo en cuenta la alta tecnología de su coche eléctrico.

En DolceCity Barcelona: Tesla

SaveSave

miércoles, 17 enero 2018

IMAGIN CAFÉ: El bar millennial de CaixaBank en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

En la emblemática sucursal de la Caixa en la calle Pelayo la entidad ha inaugurado Imagin Café, un espacio polivalente, con sala de juegos, conciertos y actividades para el público millennial.

Hace unos días, ya en época de rebajas, me sorprendió encontrarme mucho ambiente en la calle Pelayo. Era por la tarde y muchos jóvenes se aglutinaban en un nuevo espacio, de donde salía música en directo. Pensé que era el último sitio de moda y me puse a investigar. Cual fue mi sorpresa al descubrir que se trata del Imagin Café de CaixaBank, la última iniciativa de la Caixa para captar al público joven.

Con el público millennial como objetivo, Imagin Café ofrece un espacio abierto y polivalente que consta de una sala de juegos en el sótano, un escenario para acoger conciertos y otras sesiones de música en directo, salas de reuniones y hasta un café Rodilla en sus 1200 m2 de la emblemática sucursal que tenía la Caixa en el cruce entre Balmes y la calle Pelayo. Desde fuera, solo un rótulo con Imagin Café nos da pistas del cambio; es en el interior, cruzando las columnas y la puerta de cristal que uno accede a este nuevo universo joven que ha creado CaixaBank para captar nuevos públicos.

Importante aclarar que no se trata de un espacio exclusivo para los clientes de ImaginBank, la banca móvil de la Caixa. Es cierto que dispone de salas que solo pueden reservar los clientes de la entidad financiera y son de uso exclusivo pero otros espacios están abiertos a todos. La idea es que Imagin Café se convierta en nuevo punto de reunión de los millennials en Barcelona, con una dinámica agenda de eventos y la visita de influencers, como la diseñadora Maria Ke Fisherman y la periodista de tendencias Francesca Tur, fichados por la Caixa en esta nueva estrategia dirigida a captar el público millennial. Y si tú superas los 25 años, también eres bienvenido a este nuevo Imagin Café.

En DolceCity Barcelona: Imagin Café 

lunes, 15 enero 2018

DÉJÀ VU: Muebles y decoración vintage en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Con un nombre muy apropiado, esta tienda de decoración está atestada de objetos vintage y muebles de segunda mano que pondrán un toque especial a tu hogar. La mejor combinación de diseño e historia.

Déjà vu es una expresión francesa que hemos adaptado para referirnos a algo que ya hemos visto. Un nombre muy apropiado para esta tienda de muebles y decoración que se dedica a recuperar objetos del pasado para el público actual. Con mucho mimo, escogen cada pieza y lo presentan en una tienda atestada de objetos y muebles a la que ir sin prisas, como en cualquier negocio que trabajan con diseños de décadas atrás. Es cierto que algunos muebles no están en perfecto estado, pues trabajan con mobiliario de segunda mano, pero no hay duda de que se trata de un gran recurso para encontrar diseños especiales, únicos, que pondrán una nota especial a cualquier ambiente.

Fui hace unas semanas en busca de un mueble para el comedor y no triunfé.  Lo cierto es que en Déjà Vu parece que tienen más protagonismo objetos de decoración y detalles como bonitas cristalerías antiguas, lámparas, espejos, vajillas y objetos de decoración vintage que no muebles, aunque también tienen su selección. Ellos mismos disponen de taller de restauración y trabajan las piezas para poder ofrecerlas en buen estado. Las sillas y los sillones son lo que más abundan en cuanto a muebles, en cambio, armarios, recibidores y otros muebles de mayor formato no se encuentran entre sus especialidades.

Los objetos antiguos, en cambio, sí son de su expertise. Cada rincón de Déjà Vu exhibe pequeños tesoros como preciosas tazas y platos de cerámica, como los que usan en el vecino café Ugot, que parecen sacados de un cuento. La última vez que fui a la tienda me enamoré de un set de copas de cristal y bandeja plateada muy elegante, objetos bonitos que más allá de su funcionalidad resultan totalmente decorativos. Si te gusta la moda vintage, también cuentan con un pequeño corner con complementos como bolsos, maletas y alguna joya vintage que completa la oferta de esta tienda con tanto encanto. 

En DolceCity Barcelona: Déjà Vu

SaveSave

viernes, 12 enero 2018

BAJOFONDO: El nuevo club de moda se encuentra en el Raval de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

En los bajos del hotel Niu del Raval encontramos Bajofondo. Dispone de restaurante de platillos de autor, un coctelería creativa y un club con una agitada programación de Djs y música en vivo.

Cuando recopilé los 10 sitios que estarán de moda en Barcelona en 2018, os presenté Bajofondo. Se trata de la mejor sorpresa que me llevé el año pasado en cuanto a ocio nocturno y, dado que lleva pocos meses en activo, pienso que este 2018 será el de su consolidación. Méritos no le faltan. Bajofondo ha abierto puertas en el hotel Niu del Raval, un hotel asequible con solo una treintena de habitaciones que, sin duda, gana muchos puntos con esta apuesta. En la planta baja del hotel, y abierto también a los locales, encontramos Bajo, el restaurante de este proyecto dedicado a platillos y tapas de autor pensados para compartir y comer con las manos.

La carta de tapas no es muy extensa y tal vez peca un poco de querer ser demasiado original –como me ocurrió también con el nuevo Sifó d’en Garriga- pero la calidad es razón suficiente para hacerle una visita. La noche que fui no teníamos mucha hambre y solo probé una de sus tapas: las gyozas de oreja de cerdo con soja. A priori, puede chocar pero la verdad es que estaban muy muy ricas. Otros platos de la carta incluyen desde el ceviche de vieira con mango, ají, chile y lima; el tartar de conejo; rollitos de confit de pato y codorniz en adobo. A destacar la carta de vinos para acompañar estos manjares y el interiorismo, con una gran cristalera que da a la Rambla del Raval, y un mobiliario urbano y desenfadado que resulta en un espacio acogedor y, lo más importante, lleno de vida.

Porque Bajo no tiene nada del típico bar o restaurante de hotel anodino. La emoción continúa bajando unas escaleras hasta llegar a Fondo, la segunda propuesta de este negocio destinado a revolucionar la escena noctámbila barcelonesa. Con una barra donde practican coctelería creativa, aquí preparan cocktails y tragos para paladares exigentes que quieran dejarse sorprender. Y todavía queda lo mejor: el club. Es una pequeña sala rectancular que acoge actuaciones de música en directo, con nombres de referencia como Nuria Graham que ofrecerá un concierto este mes de enero. Además, cada noche de la semana es el escenario de una fiesta organizada por la gente de Bajofondo. Yo lo visité un sábado y, como ya dije, aluciné con el buen ambiente que había y la energía que desprendían tanto las cantantes y Djs como el entregado público –yo la primera-. ¡Y todo ello con entrada libre! Me declaro fan.

En DolceCity Barcelona: Bajofondo

siguiente página »