martes, 26 febrero 2013

L'Éclair de Génie, el éclair reinterpretado por Christophe Adam, en París

por Marta Reig

El éclair está de moda. Comienzan a florecer pastelerías dedicadas a este dulce "de toda la vida". ¿La más prometedora? L'Éclair de Génie, del chef Christophe Adam, ex jefe creativo de Facuchon

Si 2012 fue el año del petit chou, en 2013 el protagonista parece ser el éclair, un dulce típico de la repostería francesa " de toda la vida", que se vende en todas las pastelerías de París en 3 sabores: café, chocolate y vainilla. Alargado, relleno de crema y "coloreado" por encima, es uno de los postres más clásicos en Francia. Este es su año, y ya comienzan a florecen las pastelerías monotemáticas dedicadas al éclair, reinterpretado en un sinfín de sabores.


Uno de los reposteros que más promete es Christophe Adam y su nueva pastelería L'Éclair de Génie, antiguo director creativo de Fauchon, el templo de los éclairs, quien confiesa que el éclair es desde siempre su dulce preferido y por eso ha decidido crear una boutique dedicada por completo a este postre. Cuenta que ha vuelto a sus orígenes, ya que cada mañana fabrica en la misma tienda, a mano, todos las cremas y pastas para hacer los éclairs que se venden durante el día. Todos están hechos la misma mañana, ya que este dulce no aguanta bien de un día para otro.


En el escaparate -así es, en París las pastelerías tienen escaparate- se muestran los 14 sabores que forman parte de la colección de este año -así es, en París las pastelerías también tienen colecciones-. Estos son algunos... ¿preparados para salivar? Vainilla de Madagascar con crema de chocolate Grand Cru, mascarpone con caramelo de mantequilla salada, Praliné crujiente a la antigua con crema de praliné de nuez, nata montada Jivara con guindas o o crema de limón, glaseado yuzu y merengue suizo... por nombrar sólo algunos ¡Más sofisticado imposible!
También han previsto hacer éclairs temáticos como los que prepararan para la Gay Pride o las colecciones inspiradas en el arte (ojo al éclair de angelitos de debajo). Y, por encargo, también podemos degustar los éclairs salados, como el de tomate con mozzarela y basilico. mmmm.. simplemente delicioso.
Sin duda este postre que data del siglo XIX vuelve a vivir su época dorada.

En DolceCity París: L'Éclair de Génie




Ver Galería: 18 imágenes »

jueves, 14 febrero 2013

La Fabrique, cookies enormes, blanditas y con sabores exóticos, en París

por Marta Reig

Cookies gigantes y blanditas de sabores como oreos, smarties o praliné rosa. Hoy, día de San Valentín, regalan una cookie de amor a cada pareja que vaya a la tienda y se bese allí. ♥♥♥♥♥

No es ningún secreto que me encanta el dulce. No le hago ascos a nada. ¿Macarons? Los he probado todos. ¿Chocolate caliente? El de Angelina es el mejor. ¿Yogures helados con toppings? ¡No son nada nuevo para mí! ¿Mini pastelitos rellenos? Sólo diré una palabra: Popelini. ¿Sandwich caliente relleno de helado? No te lo pierdas por nada del mundo. ¿Guarrerías americanas? En París las tenemos todas. ¿Dulces de ensueño? Apunta esta pastelería. ¿Bizcocho exótico de color rosa? Se llama Praluline y está de muerte.


Hasta el día que se me caigan los dientes (esperemos que esto no ocurra), prometo seguir probando todas las delicias azucaradas que se pongan en mi camino. La última ha sido un descubrimiento de un amigo que vino a merendar a casa el fin de semana. En lugar de esperar que le sacáramos unas pastas, fue más elegante y trajo una cajita de cookies de La Fabrique. Hasta ahí todo normal... ¿quién no ha probado antes una buena cookie? (hasta las del Starbucks están de muerte, accesibles en casi cualquier parte del planeta).


Lo curioso de estas nuevas cookies eran los sabores. Mi amigo trajo una selección de 12 galletas, o mejor dicho galletones, porque tienen un tamaño enorme. Cada una era de un sabor diferente y gracias a que son gigantes y blanditas (esto es imporante) todos pudimos probar todas. Sabores tan poco comunes como smarties, oreo, naranja confitada con chocolate, manzana y canela, fresa y chocolate blanco, merengue de limón, caramelo salado o praliné rosa (el mismo praliné que lleva el famoso Praluline), por no hablar de todas las cookies de chocolate que tienen.


No sólo estaban espectaculares y fue el único tema de conversación de nuestra merienda, sino que además aguantaron perfectamente el paso de los días (aunque debo admitir que no duraron mucho).


En su página web descubro que La Fabrique está al lado de mi casa, que cuentan con cajas de mini cookies y con cookies gigantes para compartir, y que el día de San Valentín regalan una cookie de amor a cada pareja que vaya a la tienda y se bese allí mismo. Eso es lo que yo llamo un buen regalo de San Valentín ♥♥♥♥♥


En DolceCity París: La Fabrique



Ver Galería: 14 imágenes »

martes, 22 enero 2013

Sébastien Gaudard, pastelería de ensueño en París

por Marta Reig

Preciosa pastelería que presenta sus pasteles, tartas y dulces en vitrinas de cristal, como si se tratasen de piezas de museos. Su chef, Sébastien Gaudard, ha sido elegido mejor pastelero chef de 2012

Esta pastelería lleva el nombre de su dueño, Sébastien Gaudard, elegido mejor chef pastelero de 2012 e hijo de pasteleros. En sus inicios trabajó en Fauchon y fue asistente de Pierre Hermé. Más tarde se convirtió en el responsable del "atelier pâtisserie" de la emblemática pastelería parisina.


En 2003 abre el prestigioso restaurante Delicabar, en el Bon Marché, un espacio gourmet que regenta durante 5 años hasta que en 2008 cierra sus puertas. Cuando por fin abre su propia pastelería, su intención no es otra que la de crear postres tradicionales y revivir recetas clásicas, siempre utilizando los mejores ingredientes y únicamente frutas de temporada (es imposible, por ejemplo, comprar en su pastelería una tarta de fresas en estas fechas).



Su pastelería está situada en una de las calles clave del arrondisement 9, la rue des Martyrs. Rodeado de tiendas "pijas" y otros comercios de barrio chic, resulta un emplazamiento único para esta pastelería que combina una decoración súper cuidada con las recetas más tradicionales. Ya desde fuera llama la atención, parece una tienda de accesorios de lujo…. pero cuando te asomas y ves que dentro hay pasteles alucinas.


Tartas de chocolate, milhojas, pasteles de limón, eclairs, croissants con almendras… todo exhibido en mostradores de vidrio. También vemos tartas espectaculares que reposan en platos con enormes tapas de cristal. Las recetas clásicas casan a la perfección con la estética retro de la tienda: lámparas antiguas, suelo de cemento, vitrinas de cristal… y la guinda del pastel, una máquina registradora antigua que pertenecía a la pastelería de sus padres. Un montón de pequeños detalles que te teletransportan a otra época.


Los precios son algo más elevados que los de las pastelerías del barrio, pero sin duda merece la pena probar algunas de sus delicias: las bombas heladas, los chous de crema, los merengues y las mermeladas. Ñam, Ñam.

En DolceCity París:
Sébastian Gaudard



Ver Galería: 11 imágenes »

martes, 15 enero 2013

it mylk, deliciosos yogures helados con toppings en París

por Marta Reig

Yogur helado hecho a base de leche de vacas "pijas" sobre el que podemos añadir todo tipo de toppings: cereales, frutas, muesli... pero también mini macarons, brownies o cookies. mmmm....

Una tendencia gastronómica que me encanta de los americanos (aparte de los diners y los carritos de perritos calientes) son las tiendas de yogur helado que últimamente he visto en bastantes series y películas. Hace poco estuve en EEUU y pude comprobar por mí misma que están por todas partes. Incluso había carritos ambulantes que ofrecían helados de yogur con toppings de lo más variopinto.



Esta "moda" ha llegado a París de la mano de it mylk. Aunque no seas un apasionado del yogur, te aseguro que este invento te encantará. Sobre la base de yogur helado se añaden los toppings (condimentos) y hay de todo para elegir: cereales, fresas, plátano, muesli, pepitas de chocolate, granola, mini macarons, brownies, cookies… Puedes mezclar varios y así crear un helado "a medida". Además de estar tan bueno como un helado tradicional, estos yogures son 100% naturales y no tienen grasas (aunque si te desmadras con los topping ya sabemos lo que pasa...)


También puedes degustar batidos de fresa, praliné o cacao, tartas de queso artesanas y otras delicias a base de yogur. La leche proviene de la granja de Viltain, situada cerca de París, donde vacas lecheras pastan a sus anchas (dicen que viven "de lujo", como un buey de Kobe) para producir las mejores natas y leches a partir de las cuales se fabrica el yogur que encontramos en las tiendas it mylk.



También innovan con recetas de temporada, como el frozen sablé, un yogur emparedado en galletas de mantequilla. mmm....


Probé estos yogures un caluroso día de verano, cuando encontré el carrito que tienen en el funicular de Montmartre. Estaba buenísimo, prometo no esperar al buen tiempo para tomar otro!

En DolceCity París: it mylk



Ver Galería: 4 imágenes »

jueves, 20 diciembre 2012

Allo Glaçons; dónde comprar cubitos de hielo en París

por Marta Reig

En París parece imposible comprar hielos. Sin embargo, existe una empresa que te los lleva a domicilio. Se llama Allo Glaçons y también cuentan con puntos de venta por todo París. Por fin copas frías!

Una de las cosas que más llaman la atención a cualquier español que se instale en París es la imposibilidad de comprar hielos. Cómo es normal, al princpio piensas que se trata de una casualidad de tu barrio. Tu supermercado no los produce, no tienes una gasolinera cerca, el chino de la esquina no tiene nevera... pues no, nada de esto. Lo cierto es que en París no se vende hielo. ¿Por qué? Muy fácil, porque aquí nadie los necesita. El vino no se toma con hielos, la cerveza tampoco y los licores a temperatura ambiente parecen estar en su punto para un francés. ¿Y las copas? Aquí no toman de eso.. Nosotros le echamos hielo a los refrescos, incluso en inverno. Esto que para un español es evidente, aquí no lo es tanto. ¿Por qué echarle hielo a algo que ya está frío? No es mi intención cambiar las necesidades de los franceses... pero sí lo es facilitar la vida a los españoles! Y por eso me gustaría compartir con vosotros este little secret...


En París sí venden hielos. Se trata de una empresa llamada Alló Glaçons cuyo líder es un cubito de hielo que responde al teléfono. Puedes hacer un pedido de bolsas de hielo y te las traen a tu casa! Es como pedir una pizza. El precio lo desconozco porque aún no he tenido el placer de utilizar sur servicios (sin duda lo haré próximamente) pero tengo amigos que sí han pedido y no me han hablado del precio, por lo que entiendo que no es desorbitado.

También cuentan con puntos de venta en París donde puedes comprar sus bolsas de hielos, aunque por lo visto vuelan, así que te recomiendo que llames antes para preguntar si aún les quedan. Entre estos puntos de venta encontramos supermercados como Carrefour o Franprix. Consulta todos sus almacenes en su página web.


Y para dar el toque kitsch, Alló Glaçons también fabrica bloques, esculturas de hielo y barras heladas para fiestas y eventos. ¡Por fin podremos hacer fiestas con copas frescas!

En DolceCity París: Allo Glaçons
siguiente página »




Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >