lunes, 6 febrero 2017

Tapas gratis con la consumición en Los amigos en Madrid

por Jano Remesal

No está muy de moda en la capital, pero en otras ciudades es bastante habitual encontrarte bares donde te ponen una tapa gratis con la consumición. Y te vas cenado.

Lo primero que debemos aclarar es que lo suyo si vamos a este bar, es que luego también visitemos Los enemigos. Ambos bares, Los amigos y Los enemigos, están en la misma calle, a pocos metros uno de otro, en un alarde de diversión a la hora de poner nombres a establecimientos. Además ambos son bastante parecidos, misma filosofiía y precios calcados diría yo.

Lo más importante de este lugar es que ni siquiera tenemos que pensar qué queremos cenar hoy. No hace falta porque ellos lo piensan por ti. Tú te pides una caña o un vino y simplemente esperas a que con la consumición aparezca en tu mesa, gratis total (bueno, lo pagas con la bebida, claro), una tapa. Lo que pasa es que no es exactamente lo que entendemos por tapa... sino más bien una ración, y de tamaño considerable.

Todo lo más típico y a la vez más socorrido está aquí: croquetas, patatas bravas, ensaladilla rusa, calamares... lo de toda la vida, lo que todos sabemos que nos va a saciar y que no va a tener ningún sabor extraño o ingrediente oculto. 

Seamos sinceros, la calidad no es la mejor del mundo, pero para salir del paso no está nada mal, y además en esta zona los precios son más que asequibles, así que tampoco podemos pedir milagros. Además los camareros son atentos, las cañas están bien tiradas y el ambientillo de barrio es muy agradable.

En DolceCity Madrid: Los amigos


lunes, 30 enero 2017

Cerveza bien tirada en la taberna castiza La chulapa en Mayrit

por Jano Remesal

También muy conocida como La casa de las pelotas, es una gran opción a cualquier hora del día o de la noche, tanto para comer bien como para beber mejor.

Lo primero que llama la atención al entrar, o mejor dicho, ya desde fuera del local, es su ambientación típicamente madrileña. Es una taberna chulapa, castiza, más madrileña que el oso y el madroño. Fotos de otra época y recuerdos de todo tipo te trasladan a muchas décadas atrás, al Madrid de otro tiempo.

Eso sí, también en ocasiones el propio local parece de otro tiempo, está algo viejo. No es algo que suela ser lo más importante a la hora de llenar el estómago, pero ciertamente una reformita no le iría nada mal.

Pero yendo a lo importante, los precios y la calidad son más que recomendables dada la zona en la que está. De comida tienen todo lo que le pide cualquier a una tasca: tortilla, croquetas, embutidos, ensaladilla… (dependiendo del día puede tener unas u otras cosas) y de bebida tienen lo mejor que pueden tener: cañas bien tiradas.

Los menús del día son famosos por su contundencia, con buenas raciones de carne de calidad media-alta a precios casi low cost. Eso sirve de reclamo para un local que parece no cerrar nunca, pues puedes alargar las sobremesas hasta altas horas de la madrugada si quieres terminar tomando copas con los amigos.

Y su plato estrella no te dejará indiferente, o al menos no con hambre: una pelota de patata rellena de carne, huevo y nosecuantas cosas más. Una bomba calórica que te mantendrá con fuerzas para el resto del día.

En DolceCity Madrid: La chulapa en Mayrit

viernes, 27 enero 2017

Comida casera a precio de comida rápida en Ay mi Madre en Madrid

por Jano Remesal

En la capital hay tanta oferta gastronómica que muchas veces pasamos por alto restaurantes que hacen lo de siempre pero lo hacen bien. Y no hace falta más.

El menú del día es un gran termómetro para medir a un restaurante. Si es caro y malo, el local no merece la pena, si es barato pero malo, puede servirnos para un apuro, y si es bueno y barato, directamente es una rara avis que merece la pena frecuentar.

En este caso, el menú del día es de los baratos (menos de 9 euros) y más que aceptables, muchos dirán que directamente buenos. Dos platos y bebida (se pueden hacer las típicas combinaciones de postre sí o no, café, etc) siempre variado y con platos de temporada, que suele ser la clave a la hora de dar en el clavo con un menú del día.

Y esa buena noticia diaria hace que uno se fije en el resto de la carta. En concreto este local ya clásico de Malasaña a pesar de llevar sólo unos años abierto se ha hecho famosete en la zona por sus productos de horno. Léase por productos de horno pizzas y empanadas. Juraría que las pizzas no son congeladas, sí son caseras, y las empanadas no son las mejores del mundo pero desde luego están mucho mejor que las prefabricadas y cuestan poco más o menos. Los bocadillos, aunque escasos en número, son otra opción también muy socorrida.

Precios de crisis en comida a la que no le ha llegado la crisis. Ya sea para tomarse una tapa a media mañana, para comer, para saciar el hambre a media tarde o para llegar a casa ya cenado, es una opción que cumple con lo que promete, y eso no es tan habitual en Madrid. Mucho menos en esta zona, tan de moda como a veces descuidada en sus locales gastronómicos.

Eso sí, dependiendo la hora y el día, el espacio brilla por su ausencia, el que avisa no es traidor.

En DolceCity Madrid: Ay mi madre

lunes, 23 enero 2017

Comida japonesa barata en Madrid es posible gracias a Sushi Bar

por Jano Remesal

Los japoneses suelen ser muy caros, es una máxima que todo foodie sabe. Pero hay locales que se rebelan contra esa verdad universal y sirven calidad a su justo precio.

El Sushi Bar es, empecemos dejándolo claro, un restaurante no sólo japonés, aunque donde destaca es especialmente en platos japoneses, pues suelen ser los más caros en otros restaurantes. Es un restaurante asiático, con recetas típicas de restaurantes chinos y otras típicas de locales del sudeste asiático, de esas un tanto indefinidas.

También dejemos claro desde el principio que el local es muy pequeño, está pensado más como lugar de paso y comida rápida que como sitio para pasar un largo rato y desde luego olvídate de sobremesa ni de organizar comidas con el grupo de amigos. Se va, se come y vuelta a la calle. De hecho su tamaño es tan pequeño que quizá es mejor idea para llevárselo a casa o incluso para pedir a domicilio, que también tienen servicio.

Pero lo mejor es su relación calidad/precio, insuperable. Tiene desde sopas de aleta de tiburón hasta makis, pasando por tempuras asiáticas o platos de fideos chinos, todo por alrededor de 3 a 6 euros. Eso sí, ahorran en decoración y cosas accesorias, no es el lugar más agradable o bonito del mundo.

La calidad es más que aceptable, nada grasiento y todo sabroso, y las cantidades más que respetables. No es descabellado pensar que por 10 euros hemos cenado, con dos platos y bebida. También tiene selección de dulces, y el número de platos es tan extenso que da para repetir visita una y otra vez y siempre probar algo nuevo. Hay más de 50 platos, casi todos eso sí centrados en productos del mar como proteína, no tanto en carnes.

No todos los japoneses son caros, ha caído el mito.

En DolceCity Madrid: Sushi Bar

miércoles, 18 enero 2017

Tomar algo de tranqui en el Invernadero de Salvador Bachiller en Madrid

por Jano Remesal

Desde un brunch hasta las primeras copas del fin de semana. Todo en un ambiente relajado y que te transporta en mitad de la naturaleza sin salir de la ciudad.

Cada vez está más de moda que tiendas de productos de todo tipo se animen a dar algo más, a ofrecer una experiencia de ocio completo aprovechando el tirón de su marca. Es lo que llaman flahship store y consiste básicamente en dotar de un ambiente distinguido a productos de comida y bebida envolviéndolos en la imagen corporativa de la marca en cuestión.

Eso es lo que ha hecho en los últimos tiempos Salvador Bachiller con distintos espacios en la capital. Uno de ello, pero no el único, es el Invernadero de Salvador Bachiller, o Invernadero SB.

Es quizá el más completo de todos, pues viene a presentarse como un gastrobar. Es decir, que podemos beber pero también comer en sus instalaciones. Abre desde media mañana para dar brunchs a eso de las 11, hasta bien entrada la noche para poder tomarnos las primeras copas en su interior. Entre medias, comer, cenar o merendar, siempre a nuestra disposición.

El ambiente, como su propio nombre indica, imita a un invernadero lleno de plantas exuberantes y especies vegetales poco habituales. No es agobiante, pero sí es cierto que a veces puede abrumar un poco la cantidad de plantas a nuestro alrededor, además de que evidentemente algo de humedad siempre producen.

Zumos variados, batidos de moda, tapas de autor y copas de calidad llenan el día a día en un local diferente, original. La luz tenue hace que apetezca prolongar la estancia, es un lugar tranquilo pensado para una charla amigable o una reunión tranquila con amigos. Los precios son medios considerando la zona en la que está.

En DolceCity Madrid: Invernadero de Salvador Bachiller

« página anterior | siguiente página »