lunes, 19 diciembre 2016

Una barbacoa bajo techo en Madrid con Jimbo Smokehouse

por Jano Remesal

A la parrilla sabe mejor, dicen algunos. Este nuevo local parece dar fe de ello a base de todo tipo de carnes hechas al punto exacto. Y no sólo de carnes vive este sitio.

Se trata de poner de todo encima de una parrilla y darle un toque ahumado muy típico del sur de Estados Unidos, donde para muchos se hacen las mejores barbacoas (un argentino quizá no esté de acuerdo…).

Cerdo y ternera como ingredientes estrella, pero también una serie de sorpresas en forma de cortes poco conocidos o carnes menos utilizadas. Variedad más que suficiente aunque sea evidentemente un lugar recomendado sobre todo para grandes carnívoros. Y otro detalle que se agradece es la variedad de salsas y toques diferentes que les dan a las carnes a base de adobos, chiles, kétchups con toques diferentes y demás condimentos para chuparte, literalmente, los dedos.

Y por supuesto, también tienen cervezas artesanas, que parece que hoy en día no eres nadie si no tienes al menos un par en tu carta. Y para qué engañarnos, es lo que mejor marida con este tipo de comida.

Madrid tiene un poco de todo en cuanto a comer y beber se refiere, pero quizá le faltaba un gran asador al estilo americano (dejando de lado las franquicias que todos conocemos...), con aire sureño y sabor verdaderamente yankee. Quizá por fin ya no se eche en falta algo así, porque eso es Jimbo.

En definitiva, sabor, sabor y sabor. No sé si será la mejor carne de Madrid, pero las especias y el toque ahumado hacen de este smokehouse un sitio diferente.

En DolceCity Madrid: Jimbo Smokehouse


viernes, 16 diciembre 2016

La fiebre de los bocadillos asiáticos bao llegan a Madrid con Bao Bar

por Jano Remesal

Si no sabes lo que es un bao, es que no está in, no estás puesto en lo último de lo último en gastronomía cool. Pero te puedes poner al día rápidamente.

Si queremos estar de moda, lo más normal es ir a los últimos sitios que hayan abierto en Madrid, y aquí tenemos un caso paradigmático. Es esta nueva joyita de la zona de La Latina lo que se dice un must gastronómico.

Porque, lo sepas o no, hay dos cosas muy de moda: por un lado, los bao. Los bao son algo así como el mollete típico de Antequera hecho hamburguesa (solo abierta por uno de los lados), en plan boca, y relleno con cocina asática, muy fresca y natural. Son pequeños bocados, solo con uno no sales comido, lo que permite probar distintas cosas en la misma comida o cena.

Por otro lado, las cervezas artesanas, o artesanales. Dícese de esa cerveza semi casera (pero perfectamente legal, con todo lo sanitario bien controlado y demás) que se consume en pocos sitios y suele ser más cara de lo normal. 

Pues en Bao Bar son expertos en ambas cosas. Es un sitio desenfadado, para comer sentado o de pie, pero siempre en plan rápido, de picoteo. Tiene una decoración muy asiática, en plan bambú y naturaleza muerta, y un concepto de espacio abierto, dinámico.

El sitio es pequeño, y la variedad no es enorme (no llegan a 10 tipos de bocadillito distintos) pero es diferente y original. Sitio curioso para darle una oportunidad o para quedar como el más enterado del grupo de amigos.

En DolceCity Madrid: Bao Bar

lunes, 12 diciembre 2016

Restaurante para ir con niños en Madrid con Restaulandia

por Jano Remesal

Animación mientras come toda la familia en un espacio pensado para los más pequeños de la casa, pero para venir todos juntos. Y también con espacio para adultos.

Estamos quizá ante el único restaurante que pide a los niños que se traigan a comer a sus padres. De hecho dicen que aquí los que invitan son los niños, aunque creemos que lo de pagar ya es otra cosa…

Desde que entras notas que es un restaurante pensado para los niños. Decoración divertida y colorida, mucha luz, mobiliario adaptado para los peques… Y es que aquí se trata no solo de comer, sino de vivir una experiencia de risas y comida saludable en familia, pero en la que ellos mandan.

Está bastante orientado a fiestas y eventos, desde cumpleaños hasta comuniones, pero también se puede venir simplemente a celebrar las buenas notas del niño, o a darle un capricho puntual. Eso sí, mejor reservar para evitar sorpresas.

La comida, merienda o cena está acompañada de animación, actuaciones pensadas para la risa de toda la familia, pero nuevamente y sin duda enfocadas a los niños. Pequeños juegos que harán que la comida vaya entrando sin preocupaciones, porque además los monitores se encargarán de que ningún niños se vaya  sin comer bien.

Además hay una zona de bar para adultos que permite un rato de desconexión mientras el local se ocupa de los peques. En definitiva, todo medido al detalle para que toda la familia pase un buen día. Puedes participar en todo o dejar que entretengan a los niños, tú eliges.

En DolceCity Madrid: Restaulandia

lunes, 5 diciembre 2016

Bacoa Sol tiene, posiblemente, las mejores hamburguesas de Madrid

por Jano Remesal

Las hamburgueserías están de moda. Pero mejor buscar una que ponga hamburguesas de verdad, no de esas que parecen de plástico colorido. Que las hay, pero hay que buscarlas.

A medio camino entre la comida rápida y la comida de autor, ahí debemos situar a esta mini franquicia presente (al menos) en Barcelona y Madrid. En concreto hablo de la sede que está junto a la Puerta del Sol de Madrid, pero no creo que varíe mucho entre unas y otras.

Un punto a favor es que dentro de que aquí se viene a comer hamburguesas y punto, hay variedad. Asturiana, japonesa… muy internacional y con toques diferentes. Y siempre acompañadas de unas patatas que, sinceramente, son mejorables.

El rollo es desenfadado, joven, para no estar mucho tiempo. Servilletas de papel, kétchup y mostaza a granel si te apetece… es como una franquicia de comida rápida de esas que hay miles por todo el mundo, pero con un toque local que lo hace más auténtico.

Otros detalles que se agradecen son el precio, pues no es nada caro para un sector que se ha puesto por las nubes al estar tan de moda y estar este lugar además en pleno centro, y el punto de la carne. En otro sitios te la pasan sí o sí, porque tienen tiempos establecidos para hacer los platos. Aquí no. Si es poco hecha es poco hecha, y si es muy hecha, es muy hecha. Con cualquiera de ellas te vas a pringar los dedos, eso sí.

Un detalle más importante de lo que parece por la zona en la que está (zona de carteristas) son los asientos antirrobo, que son básicamente sillas con compartimento bajo el culo para guardar tus cosas personales. Es como tener un guardarropa gratis y junto a ti. Pero cuidado no te olvides luego las cosas ahí dentro…

En DolceCity Madrid: Bacoa Sol

viernes, 2 diciembre 2016

Espectáculo de magia y comida casera en Eiffel en Madrid

por Jano Remesal

Ya sólo asistir a un espectáculo de magia es un gran plan. También lo es una buena cena a base de recetas caseras. Si unimos ambas opciones, la noche es perfecta.

El concepto cena + espectáculo todo en uno, es decir, en el mismo sitio y pagando un solo ticket, está cada vez más de moda tanto en Madrid como en otras ciudades. Lo hay para todos los públicos y para todos los bolsillos, y en este caso digamos que es un plan para bolsillos normalitos, sin alardes. Las cenas con espectáculo son solo los viernes, así que mejor reservar con antelación.

Por lo tanto hablamos de un plan doble. En primer lugar, la cena (o comida si vas cualquier otro día). El trato es espectacular, merece la pena irse hasta una zona poco céntrica de Madrid como esta para ser tratado como siempre debería ser tratado un cliente. Se adaptan a lo que pides, son atentos y cercanos. 

Y a la hora de hincar el diente, la cosa sigue bien. La variedad es grande y todos los platos reconocibles, desde entrantes tipo croquetas hasta pescados tipo merluza o carnes tipo solomillo. Es un sitio para ir con hambre, pues las raciones son generosas y las recetas contundentes, de toda la vida. Se nota que lo acaban de hacer todo, y eso no es tan normal hoy en día.

Como segundo plato, por así decirlo, la magia. Se trata de un espectáculo de magia de cercanía, de esa que parece no tener ni trampa ni cartón por lo cerca que está el público y lo sorprendente de los trucos. Es magia de toda la vida, de la que te deja con la boca abierta sin grandes artificios ni artilugios.

En definitiva, el sitio merece la pena por ambos planes, pero sobre todo por la comida, pues es casera 100% y el trato inmejorable. El espectáculo de magia es un plus, pero evidentemente solo como espectáculo de magia los hay mejores en la capital.

En DolceCity Madrid: Eiffel

« página anterior | siguiente página »