Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

viernes, 14 julio 2017

Auténtica comida italiana en Don Lisander en Madrid

por Jano Remesal

La cocina italiana es de las más sabrosas y saludables del mundo, pero a la vez de la que más y peor se imita por todo el mundo. Mejor elegir bien dónde comemos.

Lo priemero que llama la atención de este sitio es que las pizzas, sin duda lo mejor que tienen, son al estilo romano, con masa fina y crujiente pero alargada. Ya solo ese detalle te dice que estás en un lugar de auténtica cocina italiana.

Los chefs Stefano y Alberto Carta se han traído la receta de la pizza tradicional desde el lago de Como y la han adaptado dándole un sello muy personal. La clave está en el horneado en leña. Además los ingredientes son de lo más original: pizza Tartufo, de huevos de codorniz con patatas chips caseras... tremendo.

Además de las pizzas, nos aseguran que siempre tienen disponibles más de de 30 variedades de pasta elaboradas artesanalmente. De hecho descubrirás seguro muchos tipos de tarta que ni siquiera sabías que existían. Toma nota. Platos tradicionales como el Saltimbocca alla Romana, el Scaloppine della Nonna con salsa de tomate y alcaparra, la Focaccia de Huevos y Trufa o los Huevos a la Italiana, los risottos y las ensaladas... para empezar y no parar.

Los antipasti, o entrantes que diríamos en España, también son de tomar buena nota: burratta, carpaccio, buen pan, mejores olivas... Las cervezas y vinos también son locales, y de una calidad que para nada desmerecen a los platos.

Además el trato es jovial, abierto, es como si quisieran parecer italianos en todos los detalles, también en la relación con el cliente.

En DolceCity Madrid: Don Lisander

 


lunes, 3 julio 2017

Cocina asiática take away en Ronghua en Madrid

por Jano Remesal

La cocina oriental tiene algo que nos enamora a todos, o al menos que nos obliga a repetir una y otra vez. Y si es a un precio más que asequible, como es el caso, mejor que mejor.

Los restaurantes chinos, o asiáticos en general, son siempre un valor seguro. Sabes qué te vas a encontrar, y sabes que no te van a cobrar excesivamente.

Eso es precisamente este chino situado en pleno centro de la capital. Una carta llena de todo lo que uno busca en un chino: tallarines, wok, rollitos de primavera, cerdo, pollo... y por un precio más que asequible. Por menos de 10 euros se puede salir comido o cenado.

Y digo comido o cenado porque aquí el menú del día se alarga durante todo el día, no sólo para la hora de comer. Un variado de platos asiáticos más bebida que hacen que comer sea rápido, medianamente sano y sabroso.

Yo en este tipo de sitios soy más de pedir la comida para llevar que de comerla en el sitio, porque siendo sinceros no es el lugar más acogedor del mundo, como suele pasar muy a menudo en los restaurantes chinos de toda la vida. Se puede pedir y esperar a que te lo hagan, pues es comida casi rápida, nada de grandes elaboraciones.

Los tallarines son en concreto más que recomendables, pues tienen todos esos sabores que buscamos en un asiático. También es de agradecer que la comida no sea nada grasienta, lo que convierte a este restaurante en una opción más que interesante para comer a menudo.

Si pasas por aquí y no sabes qué comer cuando tienes prisa, decídete a entrar.

En DolceCity Madrid: Ronghua

viernes, 30 junio 2017

Cocina típica madrileña a buen precio en La Ribera en Madrid

por Jano Remesal

Unos callos a la madrileña, un cocido, una buena carne... comida contundente, plena de sabor, y por mucho menos de lo que te imaginas. Planazo para cualquier día.

Lo primero que hemos de aclarar es que quizá no sea el mejor plan el más obvio. Es decir, aunque está en plena zona de rastro, quizá no sea la mejor idea ir el domingo por la mañana-mediodía a este bar, pues está de bote en bote y puede ser un poco agobiante. Mejor ser original e ir un día entresemana por la tarde, o para comer un sábado, por ejemplo.

Una vez elegido el día, tampoco hará falta reservar mucho dineor. Aseguro que por menos de 15 euros se sale bien comido, bien bebido y satisfecho.

La carta no puede ser más madrileña y tradicional, como corresponde a un sitio tan madrileño y tradicional. Los callos a la madrileña son su mejor oferta, conocidos en toda la ciudad, pero además tiene casquería de todo tipo: oreja, mollejas... también rabo de toro en ocasiones, y muchas otras delicatessen típicas como ensaladillas rusa o paella. 

No estamos en un lugar gourmet, nada de cosas rebuscadas y cocina de alto diseño. Aquí se viene buscando el sabor, el trato amable y las sensaciones de toda la vida. Además tienen tele donde ponen todos los partidos del mundo, así que es un gran plan para un día de Champions o de Liga.

El ambiente suel ser ecléctico, con gente mayor y también gente joven, con ruido alto y risas. Es la perfecta definición de bar español de toda la vida.

Eso no quiere decir que sea sucio ni que huela mal, o cosas por el estilo, ojo. Reivindiquemos lo de toda la vida pero con elegancia. Lo cortés no quita lo valiente.

En DolceCity Madrid: La Ribera

lunes, 26 junio 2017

Cocina asiática tradicional en pleno centro de Madrid con China King

por Jano Remesal

Aunque se llame China King, no es (sólo) un restaurante chino, es toda Asia metida dentro del envoltorio de un restaurante chino de los de toda la vida.

Empecemos por decir que este restaurante tiene mucha mejor pinta a la hora de comer que la que parece que va a tener al verlo por fuera. Tiene aspecto de descuidado chino de los años 90, de esos lúgubres y con dudosa reputación culinaria. Pero cuando te sientas y pides la carta, la cosa cambia.

Está en uno de los lugares con más solera gastronómica de la capital, y lleva muchísimo tiempo abierto, por algo será. Todo parece como sacado de una película de artes marciales de serie B. Todo menos su bien elaborada carta y su cocina más que cuidada.

Además no es un chino, aunque así parezca asegurarlo su nombre. Es más bien un asiático con un concepto de cocina amplio, con platos típicos por supuesto de la cocina tradicional china pero también con otros toques japoneses o de cocina del sudeste asiático. Dicen que son expertos en cocina oriental, cantonesa y japonesa, ahí es nada.

Tienen un sushi más que pasable, dim-sum, que es un plato difícil de encotrar, y mucha variedad en tallarines y otras recetas típicas que uno espera encontrar en cualquier chino. Pollos agridulces, rollitos y demás no podían faltar.

Además el local es muy amplio y nada ruidoso, al estar completamente cerrado. Eso no sé si es un punto a favor o en contra, pero desde luego es una gran diferencia con respecto al resto de restaurantes de la zona. En realidad es que no tiene nada que ver con los restaurantes del resto de la zona. Una rara avis.

En DolceCity Madrid: China King

lunes, 19 junio 2017

Cocina de mercado en pleno Chamberí gracias a Candeli en Madrid

por Jano Remesal

Ir al mercado es una sana costumbre que cada vez tenemos menos en casa, y también cada vez menos en los restaurantes. Y es una pena, porque asegura sabor, calidad y salud en el plato.

Buena carne, mejor pesacado, fruta del día y verdura variada. Así de simple puede ser la buena cocina. Simplemente hay que ir al mercado todos los días, hacerse con los mejores productos y luego tratarlos con cariño.

Esa es la idea de este restaurante decorado de forma exquisita, bonito en una palabra, pero que tiene lo mejor donde no lo ve el cliente, en la cocina. Carta amplia que va variando según necesidades, recetas tradicionales con presentaciones cuidadas y un toque de relación personal con los dueños y cocineros.

Steak tartar, buñuelos de bacalao... casi me atrevería a recomendar cualquier cosa de la amplia carta, porque dudo mucho de que nada de lo que ofrecen vaya a decepcionar. Además es un lugar de pescados, cosa no tan habitual en la zona.

Además hay que añadir, ojo, que la zona es top. Es una gran idea tanto para terminar la sobremesa como para iniciar al afterwork, pues de esta calle nadie se va sin tomarse una cerveza de más, ni una de menos.

Mucho mejor, si se puede porque suele estar de bote en bote, comer en la entrada, pues es la zona más amplia. A medida que entramos en el local, nada amplio como suele suceder en todos los locales de la calle Ponzano, se va estrechando hasta hacer difícil comer sin enterarte de la conversación del de al lado. De hecho lo mejor es reservar y pedir la mesa en esa zona, así nos aseguramos que la comida irá perfecta.

En DolceCity Madrid: Candeli

« página anterior | siguiente página »