martes, 19 julio 2016

10 ideas para disfrutar de este verano en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Cada vez cuesta más mantener el tipo en la oficina con las altas temperaturas y la multitud de planes que existen en Barcelona con la llegada del verano. Hoy recopilamos 10 imprescindibles.

1. Ruta del Modernismo… con descuento

En Barcelona nos quejamos mucho pero algún beneficio tiene ser barcelonés. Por ejemplo, en verano los organizadores de la Ruta del Modernismo ofrecen descuentos del 50% para los residentes que deseen aprovechar estos días para (re)descubrir el patrimonio modernista de Barcelona. Una actividad que se me antoja muy apetecible pues son muchas las perlas arquitectónicas que visitar como la espectacular vidriera de la Casa Lleó Morera del Paseo de Gracia, ¡espectacular!

2. Música als parcs

Otra iniciativa que vuelve este verano 2016 es el ciclo de Música als parcs organizado por el Ayuntamiento de Barcelona que fusiona música en vivo con la naturaleza. Más de 40 conciertos nos harán vibrar en diferentes zonas verdes de Barcelona como los dos que tienen lugar hoy martes 19 de julio: el concierto de "Kebyart Ensemble" en los Jardines de la Mediterrània en Montjuïc y el de “Casares Brothers Trio” en la Plaça del Duc de Medinaceli.

3. Playas

Un clásico del verano en Barcelona son las playas. Es cierto que a estas alturas, la Barceloneta y la Mar Bella están prácticamente imposibles pero si te alejas más y vas hacia el Fórum todavía puedes encontrar algún hueco y disfrutar de una buena dosis de vitamina D en plena ciudad. ¡Hay que aprovecharlo!

4. Brunch BCN

Este verano parece que el Piknic Electronik no llega y en su lugar encontramos al Brunch in the City, que sigue la misma filosofía de reunir los mejores nombres de la escena de la música electrónica nacional e internacional para hacer bailar al respetable en los Jardines de Joan Brossa en Montjuïc los domingos por la tarde. Con nombres de primera línea como Hot Chip, es la principal cita fiestera del verano en Barcelona.

5. Cine al aire libre: Montjuïc i la Barceloneta

Otro clásico del verano son las sesiones de cine al libre que se proyectan en el Castillo de Montjuïc. Hasta inicios de agosto podemos disfrutar de varios títulos interesantes allí… y también en la playa de Sant Sebastià, donde también se proyectan películas y, en este caso, gratis. ¡No hay excusa para no salir de casa!

6. Una buen arrocito en la Barceloneta

Otro plan veraniego muy recomendable en Barcelona es disfrutar de un buen arroz –paella, caldoso o demás variedades creativas- en alguna terraza de los numerosos restaurantes del paseo marítimo. Platja Ca la Nuri, a pie de playa, es una buena opción, como también el Kaiku, y el Barraca, donde sorprenden con recetas más originales… e igual de ricas, ¡ñam!

7. Disfrutar de las zonas verdes de Barcelona

Hace poco recopilábamos 8 jardines y parques públicos donde buscar un poco de sombra este verano. Si buscáis en nuestra guía encontraréis más, pues desde el imprescindible Parque de la Ciutadella hasta el romántico Laberint d’Horta, Barcelona cuenta con numerosos espacios verdes abiertos que recorrer este verano.

8. Festivales de Verano

Finalizado el Sónar, Barcelona sigue con su actividad festivalera. El ya citado festival cultural Grec es, sin duda, el protagonista de julio, pero hay otras citas interesantes como el Festival Jardins de Pedralbes, con figuras potentes del panorama musical como recientemente M83; o el DGTL, de música electrónica, y que desde Holanda llega para hacernos bailar en la esplanada del Fórum.

9. Helados

Verano es sinónimo de helados y horchata. Aunque Barcelona no sea Italia, también disponemos de sitios muy recomendables para comer un buen helado como el recientemente descubierto La Glace u otros más consolidados como Delacrem y Amorino. ¿La horchata? En Bodevici.

10. Cena bajo las estrellas en el Observatori Fabra

Finalizamos este repaso de propuestas para el verano con una actividad que me parece muy apetecible aunque su elevado precio me eche para atrás. Se trata de las cenas bajo las estrellas que ofrecen en el Observatorio Fabra, donde disfrutar de una cena romántica, mientras aprendes algo de astronomía. Un plan para una velada especial que podría ser un buen broche de oro a la temporada estival en Barcelona.

En DolceCity Barcelona: Casa Lleó Morera, Platja Ca la Nuri, Parc de la Ciutadella, Laberint d'Horta, La Glace, Delacrem, Amorino, Bodevici


miércoles, 29 junio 2016

EDGE BREWING: Cerveza artesana americana en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Dos americanos fundaron Edge Brewing en el Poblenou de Barcelona hace ya tres años y siguen en plena forma. Lo demostrarán este fin de semana en el Fiesta de Cerveza Artesana de la Feria del Poblenou.

La fiebre por la cerveza artesana tiene muy buenos discípulos en Barcelona. Desde locales que venden todo lo necesario para elaborar tu cerveza artesana en casa como The Family Beer en Gracia hasta restaurantes como Maestró, que hacen de la cerveza artesana su mejor reclamo. Otro ejemplo más lo encontramos en Edge Brewing, una microfábrica de cerveza ubicada en el Poblenou fundada por dos americanos hace tres años que sigue regalando buenos tragos a quien les visita. Alan es el maestro cervecero de este negocio quien controla todos los ingredientes para elaborar las diferentes variedades que presentan… hasta llegar a ¡casi una treintena!

La historia de Edge Brewing pasa por la voluntad de sus fundadores de establecerse en Barcelona tras descubrirla en viaje iniciático de cambio de vida. Justo cuando en Barcelona empezábamos a despertar en la moda de la cerveza artesana, desde EEUU ya hacía tiempo que abogaban por la producción artesanal de la cerveza. Así, en Edge Brewing se sirven de maquinaria americana para la elaboración de sus cervezas además de los mejores ingredientes con lo que logran un producto excepcional que les ha valido el reconocimiento de ser la mejor nueva fábrica de cerveza de 2014 por la publicación especializada Ratebeer.

Si deseas descubrir las bondades de Edge Brewing, ofrecen la posibilidad de una visita a su fábrica y una degustación previa reserva; la mejor manera de profundizar en el proceso de elaboración de la cerveza artesana y descubrir los secretos de su éxito. Pero, además, en Edge Brewing son muy activos y participan en multitud de ferias de cervezas y demás iniciativas ligadas a esta bebida. Sin ir más lejos, este fin de semana, en el marco de la Fira de Cerveses Artesanaes del Poblenou, estarán presentes con su gama de productos para que los puedas conocer en vivo y en directo, sin necesidad de citas previas. Una fantástica oportunidad para abrirse a nuevos sabores cerveceros y caer rendidos a los encantos de la cerveza americana elaborada en Barcelona.

En DolceCity Barcelona: Edge Brewing

jueves, 23 junio 2016

5 ideas para celebrar la verbena de Sant Joan en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Hoy es la noche más mágica del año, y la más corta, por lo que hay que vivirla intensamente. Por eso, hoy compartimos algunas ideas para disfrutarla al máximo en Barcelona. Bona revetlla!

1. La playa

Es la opción elegida por muchos, sobre todo jóvenes con pocos medios, pues es gratuito y solo depende de lo que uno quiere llevarse. Una auténtica fiesta con petardos, música y muchas ganas de pasarlo bien es lo que esperará a los que se animen a bajar hasta la playa hoy jueves 23. Eso sí, cuidado con dormirse sobre la arena: los servicios de limpieza del Ayuntamiento son implacables (¡y madrugadores!)

2. La coca (y el cava)

En una buena revetlla no puede faltar la coca, este dulce introducido en 1860 y ya parte fundamental de la fiesta en el siglo XX. Mi favorita es la de llardons y en pastelerías y panaderías clásicas como Foix de Sarrià y Forn Mistral son expertos en la materia. Por supuesto, se tiene que acompañar de una copa de cava bien fresquito o una copita de moscatel. ¡Y a brindar!

3. Las fiestas especiales

Muchos locales organizan fiestas temáticas para Sant Joan, como el exclusivo OneOcean Club, por ejemplo, que celebra su White Party, o el Eclipse Bar en el W Barcelona. Pero también existen alternativas menos sofisticadas como la fiesta especial de Ven Tú! en la mítica sala La Terrrazza del Poble Espanyol. Al aire libre, con buena música y mejor ambiente, me parece un plan ideal para celebrar esta noche ¡mágica!

4. Las fiestas en los barrios

Sant Joan es una celebración para todos: Para celebrar en familia, con los amigos y, también, con los vecinos, pues son muchas las fiestas que se han organizado en los diferentes distritos de la ciudad. Desde cenas comunitarias hasta bailes tradicionales y hogueras pasando por juegos infantiles para los más pequeños, aquí puedes consultar toda la programación.

5. Exposición ‘Falles i fogueres. Focs festius als Països Catalans’

El fuego es el gran protagonista en Sant Joan y, con este motivo, acabamos este breve repaso con esta exposición en el Centre Artesà Tradicionàrius (Travessia de Sant Antoni, 6) que muestra cómo ha cambiado su presencia en las fiestas populares a lo largo del tiempo: en algunas ha ganado peso mientras que en otras ha ido desapareciendo su presencia. Por supuesto, Sant Joan y las fallas valencianas ocupan un sitio privilegiado en la muestra.

En DolceCity Barcelona: OneOcean Club, W Barcelona, Foix de Sarrià, Forn Mistral

jueves, 16 junio 2016

15 cosas que recordamos de la Barcelona de hace 15 años

por Ariadna Alcañiz

Sin darnos cuenta, el tiempo pasa para todos… ¡También para Barcelona! Hoy hacemos un ejercicio de nostalgia para recordar 15 cosas de la Barcelona de hace 15 años. Y es que ha cambiado… ¡y mucho!

1. Las copas se tomaban en el Benidorm, del Raval…

Cuando el Raval daba miedo de verdad, recuerdo mis primeras incursiones para ir al Benidorm, el bar más cool del momento ubicado en la calle Joaquín Costa. Fue pionero en mezclar elementos kitsch con muebles reciclados y una buena ambientación musical que llamaba a los más modernos. Sin sofisticaciones pero con mucha personalidad era el bar de moda.

2. Y la crepería de la calle Tallers era lo más

Antes del boom de las hamburguesas o la pizza al corte, en la calle Tallers de Barcelona destacaba Suzette, una crepería de interiorismo contemporáneo, donde yo acudía una y otra vez. La comida era buenísima, el ambiente todavía más atractivo y el precio muy asequible, lo que hacía que fuera un sitio genial en pleno centro… de los que ahora ya no se encuentran.

3. Sopa de Cabra cantaba “Els teus somnis”

El boom del rock català es anterior, de los años 90, pero a inicios del 2000 todavía había ecos de aquello como este hit de la banda de Gerard Quintana. Poco queda ahora de aquello aunque la música en catalán sigue bien viva gracias a grupos como Manel.




4. Gracia era territorio hippie, sin rastro de guiris

El cambio del barrio de Gracia ha sido ¡abismal!, especialmente, en los últimos 5-6 años, cuando el boom turístico ha llegado hasta aquí, con infinidad de hostales, albergues y apartamentos de vacaciones que dificultan la vida de los vecinos. Hace 15 años pocos guiris se animaban a pasear por sus plazas y calles, atestadas de tiendas al estilo hippie, que solo gustaban a los vecinos también hippies del barrio.

5. Las tiendas de lujo se ubicaban en la Avenida Diagonal y Sarrià  

En cambio, si querías ver lujo tenías que dirigir tus pasos hacia la Avenida Diagonal, que entonces solo "existía" entre las Glòries y la salida norte de Barcelona, pues la zona del 22@ todavía no se había gestado. En esta exclusiva Diagonal, sobre todo, entre Paseo de Gracia y Pedralbes, se concentraban las grandes insignias como Armani y la tienda multimarca Gonzalo Comella, un referente comercial de aquellos años. Hace 15 años el Paseo de Gracia no primaba tanto al peatón y las grandes marcas no se habían instalado todavía, aunque sí había negocios de lujo como Santa Eulàlia y la sastrería Bel, ambas todavía en activo.

6. El Club Lolita llevaba la música electrónica a la zona alta

En Barcelona siempre ha calado la música electrónica y, por aquel entonces, podías escuchar (y bailar) techno y electro de calidad en el ya desaparecido Club Lolita, de la Plaza Joan Llongueras –donde ahora está el BeCool-. Aunque de corto recorrido, fue un club que marcó a muchos.

7. Up & Down era el reino pijo adolescente

Donde ahora se ubica un gimnasio, hace 15 años se hallaba LA discoteca pija por excelencia a la que tenías que ir sí o sí si querías ser alguien en el instituto. Sus sesiones de tarde eran míticas, en especial cuando sonaban las lentas y el chico de turno te tenía que sacar a bailar. Sí, estábamos en el siglo XXI pero había costumbres muy viejunas.. ¡y emocionantes!

8. El máximo hotel de lujo era el Juan Carlos I o el Arts

Sin el boom turístico actual, Barcelona contaba con escasa oferta de hotelería de lujo. De hecho, la cosa se limitaba a dos: O el más clásico Juan Carlos I de la Diagonal o el más moderno hotel Arts, frente al mar y construido con motivo de los Juegos Olímpicos del ’92. Ni rastro de Mandarin, Vela y la retahíla de establecimientos de lujo, de distintos tipos y targets, que ahora tenemos.

9. Custo Barcelona triunfaba y ponía a Barcelona en el mapa de la moda internacional

Entonces Barcelona celebraba la Pasarela Gaudí con nombres tan influyentes ahora como Josep Font, el creador catalán que eleva el prêt-à-porter a alta costura gracias a sus maravillosos diseños llenos de detalles. Sin embargo, el que ocupaba titulares era Custo Dalmau, con sus camisetas divertidas y coloristas bajo la firma Custo Barcelona, que hasta aparecieron en la sitcom americana de éxito “Friends” o en películas como "Novia a la fuga". Recuerdo que en la tienda multimarca Zas Two podías encontrar un buen surtido de ellas pues todavía no disponía de tiendas propias.

10. Messenger lo petaba y muchos nos creamos nuestro primer e-mail

Hace 15 años ya teníamos móvil –mítico Nokia con el juego de la serpiente-, pero era desde casa (o la universidad) que nos conectábamos al ordenador para chatear via Messenger. ¡Cuántos correos Hotmail se crearon para poder chatear! Sin posibilidad de webcam y con emoticones muy limitados, las confusiones en los mensajes estaban a la orden del día… ¡qué divertido era!

11. Barcelona celebraba su primer Primavera Sound en el Poble Espanyol

Acaba de finalizar su 15ª edición con una asistencia masiva en el Fòrum de Barcelona pero justo hace 15 años el festival de música Primavera Sound echaba a andar en el Poble Espanyol, un marco más amable para el asistente. Pensado desde sus inicios como festival urbano, por aquel entonces el cartel no era tan ecléctico en estilos, aunque sí en mezclar bandas consagradas con otras más minoritarias, con presencia de grupos poppy como La Casa Azul –Guille Milkyway-, que lanzó su primer álbum “El sonido efervescente de la Casa Azul” en el año 2000.

12.  El FC Barcelona tocaba fondo con Joan Gaspart como president

Época oscura para el Barcelona, que justo hace 15 años vivía su último año del mandato de Joan Gaspart como presidente. Mientras el capitán Josep Guardiola se marchaba, Patrick Kluivert nos devolvía la sonrisa gracias a sus goles, aunque no nos valieron ningún campeonato.

13. El Corte Inglés era el referente para ir de compras

Hace 15 años las tiendas multimarca triunfaba y el centro comercial El Corte Inglés de Plaza Catalunya se erigía como el máximo referente para una buena sesión de compras, tanto en moda, como en electrónica, hogar, deportes… Éramos conscientes de que era más caro pero no nos podíamos resistir a la comodidad de tenerlo todo junto. Ahora, el factor precio e Internet, han bajado su influencia.

14. El restaurante japonés Shunka abría puertas

Un icono de la gastronomía exótica como es el restaurante Shunka justo empezaba su andadura hace 15 años, lo que indica cómo estábamos a nivel culinario: Lo más exótico era ir a... ¡un italiano! Mucho ha cambiado el panorama ahora, en buena medida gracias al éxito del Shunka, que despertó la curiosidad de los barceloneses para adentrarse a recetarios allende Europa. Lo mostrábamos en este post sobre la vuelta al mundo gastronómica en 10 restaurantes de Barcelona.

15. Queríamos ser las chicas Jordi Labanda

El ilustrador uruguayo basado en Barcelona Jordi Labanda triunfaba en todo el mundo con sus criaturas estilizadas y glamourosas, con un punto de ironía. A las chicas, nos encantaba mirarnos a través de ellas e inspirarnos en el estilo de vida de ensueño que retrataba (y sigue retratando) el talentoso Labanda en las páginas del Magazine de La Vanguardia o en Wallpaper.

En DolceCity Barcelona: Hotel Arts, Poble Espanyol, Shunka

miércoles, 15 junio 2016

PARADISO: El cocktail-bar contemporáneo definitivo está en el Born de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Escondido tras una bar de pastrami, este local de moda lo tiene todo para triunfar: una clientela guapa y cosmopolita, cocktails de autor, música electrónica de calidad y un interiorismo de diseño.

Tenía muchas ganas de ir a Paradiso desde su apertura a finales del año pasado. Pero, por circunstancias, no fue hasta el sábado pasado cuando tuve ocasión de ir, tras una cena remember de lujo en el restaurante japonés Shunka. ¡Planazo! Y hasta allí nos fuimos un poco antes de la 1 h de la madrugada para descubrir ¡que había cola para entrar! La verdad es que yo no estoy acostumbrada a hacer cola en mis momentos de ocio, es una práctica que, aunque entiendo pueda servir de reclamo marketiniano, a mí la verdad es que me echa para atrás. Así que, ya sabéis, si vais a Paradiso en fin de semana y tarde es posible que haya que esperar. Por suerte, gracias unos amigos que ya estaban dentro –y sin necesidad de hacer cola, ellos que fueron antes- entramos sin tener que esperar demasiado y así, entré, al fin a este nuevo templo nocturno que está dando mucho que hablar desde su apertura.

Al principio fue conocido por esconderse detrás de un bar de pastrami gestionado por Rooftop Smokehouse, todo un referente en la ciudad gracias a su food truck, que ha visitado mercados tan concurridos como Palo Alto Market. El bar es mínimo y la carta breve pero la calidad de la comida está garantizada. Además, otro punto a su favor es que abre hasta las 3 h de la madrugada, por lo que puede ser un recurso en la zona. Al abrir una imponente nevera de madera uno accede ya a la coctelería y lo primero que destaca es su apabullante interiorismo, con unas láminas ondulantes de madera que aportan cobijo y exclusividad. Tras la zona de la barra, con el gran Giacomo Giannoti al frente –ex barman del Ohla Hotel-, hay la zona de mesas, donde la “jefa de sala” va ubicando a los presentes según sus indicaciones. Y también la mesa de DJ, uno de los puntos fuertes de este cocktail-bar pues la selección musical es de primera. Lo pude comprobar yo misma con una sesión de electrónica de calidad donde, incluso, se recuperó un tema mítico de Trentemoller de hace una década. Pura delicatesen.

La verdad es que el ambiente es genial, abundan los jóvenes entre los 20 y 30 años, con mezcla de público de aquí y extranjero, muchos con ganas de ver y ser vistos, aunque no resulta como ciertos locales de la zona alta donde todo es postureo, aquí la gente se lo pasa bien. A ello seguro que contribuye la calidad de las copas, con una carta muy original de cocktails de autor –y una gama de cristalería y copas todavía más sorprendente- y destilados propios para los más sibaritas. Yo fui una clásica y opté por un gin&tonic y solo puedo valorar que el precio es de lo más correcto (8 euros), teniendo en cuenta el escenario en el que te encuentras. De hecho, esta es una de las máximas de Paradiso, ofrecer cocktails de nivel a un precio asequible. Porque la exclusividad ya la pone el local. Incluso disponen de un privado de acceso exclusivo por el servicio de los empleados que pude descubrir en mi visita. Le llaman Macallan y, con sus luces rojizas y ambiente íntimo, es un refugio solo para connaisseurs o bien previa reserva para un grupo privado.

Créditos imágenes: Good2b.es

En DolceCity Barcelona: Paradiso

« página anterior | siguiente página »