martes, 28 junio 2016

Hotel CASA FUSTER: Un establecimiento de lujo en el corazón de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Ubicado en el edificio modernista que le da nombre, este hotel de lujo dispone de todos los atributos para una estancia inolvidable. Su Café Vienés y terraza mirador merecen mención aparte.

Como me ocurrió hace poco con el Gran Hotel La Florida, que todavía no había salido en nuestra guía a pesar de ser un establecimiento emblemático de Barcelona, he caído en la cuenta que tampoco os había presentada el hotel Casa Fuster como se merece. Sí os había hablado de pasada de su espléndido Café Vienés, donde hace años empezaron a ofrecer sesiones de jazz en vivo para redondear la experiencia de tomar algo en un escenario de cuento gracias a la opulencia de la decoración y los elementos originales de esta finca modernista. Pero el hotel Casa Fuster es mucho más que el Café Vienés y por eso hoy le dedicamos unas cuantas líneas más.

Para situaros brevemente si no lo conocéis, comentar que el hotel ocupa una finca proyectada por el arquitecto Lluís Domènech i Montaner de 1908 –el mismo del Palau de la Música- y en su momento fue el edificio más caro de la época al ser construido en mármol blanco. Estos lujos se entienden porque el edificio fue un regalo del magnate mallorquín Mariano Fuster a su esposa Consuelo Fabra y Puig, cuyas iniciales todavía se pueden ver en el escudo de la fachada. Se halla en lo alto del Paseo de Gracia, justo al final de los Jardinets y, gracias a la profunda rehabilitación por parte de la cadena Hoteles Center a inicios de los años 2000, desde 2004 brilla por méritos propios en esta zona limítrofe entre Gracia y el Eixample.

Entre su centenar de habitaciones, tan solo el 60% son habitaciones estándar; el resto son diferentes tipos de estancias superiores y suites pues por algo estamos hablando de un hotel 5 estrellas Gran Lujo. Aquí la comodidad y el servicio al huésped es primordial; por eso, todas las habitaciones están decoradas con materiales nobles, como madera de cerezo, que otorga calidez, y muebles de diseño elegante para que fácilmente uno se sienta a gusto. Las amenities vienen firmadas por Chopard y algunas habitaciones disponen de espléndidas vistas al Paseo de Gracia… ¿qué más se puede pedir?

Pues otros servicios a la altura, como su restaurante de autor Galaxó, centrado en la cocina mediterránea con toques creativos. He tenido ocasión de ir un par de veces y la verdad es que es un restaurante de máximo lujo en cuanto al servicio, disposición de las mesas y atmósfera, aunque la comida tal vez no esté al mismo nivel que el continente. Otro servicio que también podemos disfrutar los barceloneses es su terraza mirador en lo alto del hotel, que también he podido visitar y que brinda una inédita panorámica del Paseo de Gracia. Un plan ideal para las noches de verano que se suceden a partir de ahora.

En DolceCity Barcelona: Casa Fuster


miércoles, 8 junio 2016

COTTON HOUSE BARCELONA: Un hotel boutique de lujo con excelente diseño

por Ariadna Alcañiz

De la exclusiva Autograph Collection del grupo Marriott, Cotton House es un hotel de cálido diseño ubicado en el centro de Barcelona que gustará a los viajeros más exigentes. A mí me ha conquistado.

Gracias a la Semana de las Terrazas que tiene lugar hasta este domingo 12 de junio, he descubierto este hotel Cotton House que lleva algo más de un año abierto en Barcelona y creo que, sin duda, reúne atractivos suficientes para aparecer en nuestra guía. Tal vez lo hayáis descubierto, como yo, gracias a esta lúdica iniciativa del Gremi d’Hotelers, pues el Cotton House participa con propuestas como un taller de coctelería en su agradable terraza urbana con gran profusión de verde y de plantas que se me antoja como un auténtico oasis donde desconectar de la rutina y del asfalto.

Lógicamente, sirven buenos cocktails y también se puede comer al aire libre, pues esta fantástica terraza de Cotton House es la continuidad de su lounge-restaurante. Bajo el nombre de Batuar, presenta una carta de cocina mediterránea con base a buen producto con un extra importante: servicio ininterrumpido desde las 7 h de la mañana hasta la medianoche. Un ejemplo de cómo en Cotton House se esfuerzan en dar un buen servicio y proporcionar una velada lo más agradable posible a sus huéspedes y visitantes, pensando en sus necesidades. 

Así, ya no importan los retrasos en los vuelos o los horarios extraños que uno hace cuando ejerce de turista; aquí siempre podrás cargar las pilas con un buen manjar o un buen cocktail de autor y, además, en una ambientación elegante a la par que acogedora de ecos coloniales realizada con gusto. Por algo el hotel lleva el sello del estudio de Lázaro Rosa-Violán y, para mi gusto, este es uno de sus mejores trabajos, que ya es decir.

El edificio histórico que lo alberga contribuye a ello. Del siglo XIX, durante años fue la sede de la Fundación Textil Algodonera y ahora, bajo el proyecto de Rosa-Violán, luce más opulento que nunca, conjuntando elementos originales con su toque personal. Por ejemplo,  la famosa escalera de caracol, que ha servido de set de fotos por su espectacularidad. También la majestuosa escalinata de mármol, los parqués y las boiseries que decoran suelos, techos y paredes le confieren un aire especial y le otorgan elegancia y calidez. Como veis, es un hotel que destaca por su diseño, tanto en sus ochenta habitaciones, como en las zonas comunes, con una biblioteca que ya me gustaría a mí tener en casa. 

En DolceCity Barcelona: Cotton House

lunes, 6 junio 2016

GRAN HOTEL LA FLORIDA: Un alojamiento de lujo en el Tibidabo de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Un hotel cinco estrellas gran lujo que convence por su ubicación privilegiada en la montaña del Tibidabo, con toda Barcelona a tus pies, y unos servicios de primer nivel pensados para toda la familia.

Cuando os presenté la nueva edición de la Semana de Terrazas 2016, caí en la cuenta que todavía no os había hablado del Gran Hotel La Florida. Y me extrañó pues es un alojamiento que merece salir en nuestra guía por méritos propios y que una servidora  ha tenido la oportunidad de visitar en más de una ocasión. De hecho, recuerdo con cariño mi primera visita pues yo formaba parte del (prácticamente extinto) suplemento Què Fem? de La Vanguardia y pude disfrutar de una comida de prensa para conocer su apartado gastronómico y sus instalaciones en buena compañía. Fue la primera vez que me acerqué hasta este oasis urbano ubicado en el Tibidabo, más arriba que el Mirablau, que cuenta con una torre clásica como edificio base acompañada de modernas instalaciones para una estancia de diez.

Las 70 habitaciones con las que cuenta el hotel son uno de sus reclamos. Desde la Deluxe 208 con vistas a toda la ciudad hasta la Suite Presidencial decorada por Cristina Macaya, todas las habitaciones presentan una decoración cuidada y los mejores materiales para un alojamiento de ensueño en Barcelona. Las mejores también disfrutan de una panorámica única en la ciudad que es lo que distingue a este hotel de otros pues es difícil competir con las vistas de Barcelona que ofrece desde su privilegiada atalaya. Lo bueno es que las vistas no son exclusivas de las habitaciones, sino que también se comparten en las zonas comunes como su exclusivo restaurante con terraza.

Hace algunos años vinimos en familia aquí a disfrutar de una velada vespertina con un amigo que vemos poco en su restaurante Orangerie. El menú no lo recuerdo excepcional y tal vez por ello han cambiado hace poco la fórmula de su restaurante gastronómico para presentar el restaurante Barcelonas, su nueva apuesta en este apartado. Presentan un exclusivo y limitado menú dentro de la cocina mediterránea que gana enteros al poder disfrutarlo con Barcelona a tus pies, tanto en el interior del restaurante como en su terraza, un privilegio único en la ciudad. También presentan un café con menos ínfulas así como un bar y un lounge para momentos menos formales, donde tienen lugar las actividades de la Semana de las Terrazas hasta este domingo 12. Finalmente, también incluyen en sus servicios una zona de spa a cargo de L’Occitane, donde es fácil teletransportarse hasta la Provenza francesa. Un oasis.

En DolceCity Barcelona: Gran Hotel La Florida

martes, 31 mayo 2016

Hotel OHLA EIXAMPLE: Nuevo hotel boutique de lujo en el centro de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Acaba de abrir puertas en la calle Còrsega y ya está dando que hablar gracias a su arquitectura, sus servicios, como el restaurante de autor Xerta y sus impresionantes terrazas. Bienvenido Ohla Eixam.

Barcelona tiene un nuevo hotel de cinco estrellas. A pesar de la alcadesa Colau, que paró de cuajo la construcción de nuevos alojamientos turísticos –incluido el Four Seasons, ¿¡por qué!?-, el Ohla Eixample ya llevaba su curso y así ha podido abrir puertas este pasado mes de abril. Y lo ha hecho en la calle Còrsega, entre Balmes y Rambla de Catalunya, en la Barcelona noble y cercana a la ruta modernista por antonomasia por lo que, de entrada, presenta una muy buena ubicación para los turistas de paso. También para los barceloneses pues el Ohla Eixample, al igual que el primer Ohla hotel en Via Laietana, presenta atractivos suficientes para hacerle una visita sin necesidad de alojarse, ya sea por su restaurante de autor o su privilegiada azotea que en breve se abrirá a la ciudadanía dentro de la iniciativa A vista d’hotel que arranca este viernes 3 de junio. Pero eso ya os lo contaré en un próximo post…

Volvamos al hotel. Para empezar, destaca su innovadora arquitectura a cargo del arquitecto Daniel Isern pues, ubicado en un edificio de oficinas original de los años 70, se ha empleado una tecnología pionera para garantizar su insonorización y eliminar las posibles vibraciones que provengan del subsuelo –el metro y el ferrocarril pasan por allí-. Así que la tranquilidad del huésped está asegurada. También el atractivo estético del hotel gracias a su original fachada. Está formada por módulos verticales de cerámica que se mezclan con otros de madera en una composición realizada por un robot ¡al ritmo de música! Sin duda, una fachada que no pasa desapercibida y lo pude comprobar hace poco cuando pasé por allí y me sorprendió: es un edificio que destaca entre el resto de inmuebles algo anodinos de la zona.

El interior, en cambio, no resulta tan sorprendente aunque sí vanguardista pues defiende un diseño cálido en clave contemporánea donde sentirse a gusto con facilidad. Además de las 94 habitaciones, el hotel presenta servicios que también miran al visitante local. En la planta baja, al lado de la cafetería, hay el nuevo restaurante Xerta, comandado por el chef Fran López, quien ostenta una estrella Michelin desde su feudo en el hotel Villa Retiro de la localidad tarraconense. Tal como hizo hace un año otro hotel boutique como es The Serras, aquí confían en un reputado chef sin presencia todavía en Barcelona para elevar la experiencia gastronómica del hotel. Y, también como aquel, aquí seducen con una azotea con piscina –climatizada- donde desconectar del ajetreo de la ciudad en su zona chill-out cocktail en mano. Habrá que descubrirlo en primera persona y, pronto, os contamos qué han preparado para la Semana de los Hoteles que está a punto de empezar.

En DolceCity Barcelona: Ohla Eixample

martes, 17 mayo 2016

BED & BREAK: Un bed & breakfast de diseño en el centro de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Ubicado en una céntrica casa modernista, este alojamiento familiar es una buena opción para el viajero que busca sentirse como en casa fuera de ella y por un buen precio.

Gracias a los vuelos low-cost, las escapadas son cada vez más habituales y es fácil viajar a alguna capital europea en estancias de pocos días. Frente a esto, se multiplican las opciones de alojamiento pues ya no solo existen los hoteles, sino que se le suman alternativas como las casas privadas vía Airbnb, los hostels de diseño o, incluso, los bed & breakfast que también se han modernizado para seducir a este nuevo tipo de viajero. Ejemplo de ello es Bed & Break, un alojamiento de diseño que abrió puertas hace un par de años y que se presenta como una buena opción para aquellos que busquen buena ubicación, comodidad y precios asumibles.

Se ubica en el Eixample Derecho, entre el ahora tan de moda Paseo de San Juan, con bares recomendables como Local muy cerca, y el famoso Paseo de Gracia, visita obligada para cualquier turista que desee conocer la cara más icónica de Barcelona. Se trata de un alojamiento limitado en cuanto al número de habitaciones pero con distintas capacidades para poder acoger desde parejas a familias o grupos de amigos pues disponen de opciones de hasta 45 m2 con 2 habitaciones, salón y baño hasta otras más pequeñas como la estándar de 12 m2. Lo interesante son los buenos precios, pues resulta más económico que hoteles como el Chic & Basic, por ejemplo, y, además, dispones de una mayor privacidad.

Eso sí, también dispones de menos servicios. El desayuno está incluido pero lo presentan como un sírvase uno mismo, alejado de los clásicos B&B, donde el dueño o la dueña del lugar te prepara las tostadas y el zumo cuando tú te levantas. Aquí se trata de un desayuno algo más básico servido en un bonito espacio compartido con los demás huéspedes. Porque otro de los puntos a favor de este Bed & Break es que se ubica en una casa modernista protegida por lo que el ambiente tiene un encanto añadido especial que le da un plus que no pueden tener los hoteles de nueva factura.

En DolceCity Barcelona: Bed & Break

« página anterior | siguiente página »