lunes, 6 junio 2016

GRAN HOTEL LA FLORIDA: Un alojamiento de lujo en el Tibidabo de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Un hotel cinco estrellas gran lujo que convence por su ubicación privilegiada en la montaña del Tibidabo, con toda Barcelona a tus pies, y unos servicios de primer nivel pensados para toda la familia.

Cuando os presenté la nueva edición de la Semana de Terrazas 2016, caí en la cuenta que todavía no os había hablado del Gran Hotel La Florida. Y me extrañó pues es un alojamiento que merece salir en nuestra guía por méritos propios y que una servidora  ha tenido la oportunidad de visitar en más de una ocasión. De hecho, recuerdo con cariño mi primera visita pues yo formaba parte del (prácticamente extinto) suplemento Què Fem? de La Vanguardia y pude disfrutar de una comida de prensa para conocer su apartado gastronómico y sus instalaciones en buena compañía. Fue la primera vez que me acerqué hasta este oasis urbano ubicado en el Tibidabo, más arriba que el Mirablau, que cuenta con una torre clásica como edificio base acompañada de modernas instalaciones para una estancia de diez.

Las 70 habitaciones con las que cuenta el hotel son uno de sus reclamos. Desde la Deluxe 208 con vistas a toda la ciudad hasta la Suite Presidencial decorada por Cristina Macaya, todas las habitaciones presentan una decoración cuidada y los mejores materiales para un alojamiento de ensueño en Barcelona. Las mejores también disfrutan de una panorámica única en la ciudad que es lo que distingue a este hotel de otros pues es difícil competir con las vistas de Barcelona que ofrece desde su privilegiada atalaya. Lo bueno es que las vistas no son exclusivas de las habitaciones, sino que también se comparten en las zonas comunes como su exclusivo restaurante con terraza.

Hace algunos años vinimos en familia aquí a disfrutar de una velada vespertina con un amigo que vemos poco en su restaurante Orangerie. El menú no lo recuerdo excepcional y tal vez por ello han cambiado hace poco la fórmula de su restaurante gastronómico para presentar el restaurante Barcelonas, su nueva apuesta en este apartado. Presentan un exclusivo y limitado menú dentro de la cocina mediterránea que gana enteros al poder disfrutarlo con Barcelona a tus pies, tanto en el interior del restaurante como en su terraza, un privilegio único en la ciudad. También presentan un café con menos ínfulas así como un bar y un lounge para momentos menos formales, donde tienen lugar las actividades de la Semana de las Terrazas hasta este domingo 12. Finalmente, también incluyen en sus servicios una zona de spa a cargo de L’Occitane, donde es fácil teletransportarse hasta la Provenza francesa. Un oasis.

En DolceCity Barcelona: Gran Hotel La Florida


martes, 31 mayo 2016

Hotel OHLA EIXAMPLE: Nuevo hotel boutique de lujo en el centro de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Acaba de abrir puertas en la calle Còrsega y ya está dando que hablar gracias a su arquitectura, sus servicios, como el restaurante de autor Xerta y sus impresionantes terrazas. Bienvenido Ohla Eixam.

Barcelona tiene un nuevo hotel de cinco estrellas. A pesar de la alcadesa Colau, que paró de cuajo la construcción de nuevos alojamientos turísticos –incluido el Four Seasons, ¿¡por qué!?-, el Ohla Eixample ya llevaba su curso y así ha podido abrir puertas este pasado mes de abril. Y lo ha hecho en la calle Còrsega, entre Balmes y Rambla de Catalunya, en la Barcelona noble y cercana a la ruta modernista por antonomasia por lo que, de entrada, presenta una muy buena ubicación para los turistas de paso. También para los barceloneses pues el Ohla Eixample, al igual que el primer Ohla hotel en Via Laietana, presenta atractivos suficientes para hacerle una visita sin necesidad de alojarse, ya sea por su restaurante de autor o su privilegiada azotea que en breve se abrirá a la ciudadanía dentro de la iniciativa A vista d’hotel que arranca este viernes 3 de junio. Pero eso ya os lo contaré en un próximo post…

Volvamos al hotel. Para empezar, destaca su innovadora arquitectura a cargo del arquitecto Daniel Isern pues, ubicado en un edificio de oficinas original de los años 70, se ha empleado una tecnología pionera para garantizar su insonorización y eliminar las posibles vibraciones que provengan del subsuelo –el metro y el ferrocarril pasan por allí-. Así que la tranquilidad del huésped está asegurada. También el atractivo estético del hotel gracias a su original fachada. Está formada por módulos verticales de cerámica que se mezclan con otros de madera en una composición realizada por un robot ¡al ritmo de música! Sin duda, una fachada que no pasa desapercibida y lo pude comprobar hace poco cuando pasé por allí y me sorprendió: es un edificio que destaca entre el resto de inmuebles algo anodinos de la zona.

El interior, en cambio, no resulta tan sorprendente aunque sí vanguardista pues defiende un diseño cálido en clave contemporánea donde sentirse a gusto con facilidad. Además de las 94 habitaciones, el hotel presenta servicios que también miran al visitante local. En la planta baja, al lado de la cafetería, hay el nuevo restaurante Xerta, comandado por el chef Fran López, quien ostenta una estrella Michelin desde su feudo en el hotel Villa Retiro de la localidad tarraconense. Tal como hizo hace un año otro hotel boutique como es The Serras, aquí confían en un reputado chef sin presencia todavía en Barcelona para elevar la experiencia gastronómica del hotel. Y, también como aquel, aquí seducen con una azotea con piscina –climatizada- donde desconectar del ajetreo de la ciudad en su zona chill-out cocktail en mano. Habrá que descubrirlo en primera persona y, pronto, os contamos qué han preparado para la Semana de los Hoteles que está a punto de empezar.

En DolceCity Barcelona: Ohla Eixample

martes, 17 mayo 2016

BED & BREAK: Un bed & breakfast de diseño en el centro de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Ubicado en una céntrica casa modernista, este alojamiento familiar es una buena opción para el viajero que busca sentirse como en casa fuera de ella y por un buen precio.

Gracias a los vuelos low-cost, las escapadas son cada vez más habituales y es fácil viajar a alguna capital europea en estancias de pocos días. Frente a esto, se multiplican las opciones de alojamiento pues ya no solo existen los hoteles, sino que se le suman alternativas como las casas privadas vía Airbnb, los hostels de diseño o, incluso, los bed & breakfast que también se han modernizado para seducir a este nuevo tipo de viajero. Ejemplo de ello es Bed & Break, un alojamiento de diseño que abrió puertas hace un par de años y que se presenta como una buena opción para aquellos que busquen buena ubicación, comodidad y precios asumibles.

Se ubica en el Eixample Derecho, entre el ahora tan de moda Paseo de San Juan, con bares recomendables como Local muy cerca, y el famoso Paseo de Gracia, visita obligada para cualquier turista que desee conocer la cara más icónica de Barcelona. Se trata de un alojamiento limitado en cuanto al número de habitaciones pero con distintas capacidades para poder acoger desde parejas a familias o grupos de amigos pues disponen de opciones de hasta 45 m2 con 2 habitaciones, salón y baño hasta otras más pequeñas como la estándar de 12 m2. Lo interesante son los buenos precios, pues resulta más económico que hoteles como el Chic & Basic, por ejemplo, y, además, dispones de una mayor privacidad.

Eso sí, también dispones de menos servicios. El desayuno está incluido pero lo presentan como un sírvase uno mismo, alejado de los clásicos B&B, donde el dueño o la dueña del lugar te prepara las tostadas y el zumo cuando tú te levantas. Aquí se trata de un desayuno algo más básico servido en un bonito espacio compartido con los demás huéspedes. Porque otro de los puntos a favor de este Bed & Break es que se ubica en una casa modernista protegida por lo que el ambiente tiene un encanto añadido especial que le da un plus que no pueden tener los hoteles de nueva factura.

En DolceCity Barcelona: Bed & Break

martes, 19 abril 2016

CASA BONAY: El hotel más hipster de Barcelona ya ha abierto puertas

por Ariadna Alcañiz

En un edificio histórico del siglo XIX en plena Gran Via abre puertas este hotel con encanto y mucha personalidad que aglutina algunos nombres de referencia de la escena de Barcelona.

A principios de año, nos aventuramos a imaginar los sitios de moda del 2016 en Barcelona y empezamos con el passeig de Sant Joan y este hotel Casa Bonay, que se postulaba como una de las sonadas aperturas del año. Y debo decir que, aunque si bien es cierto que el paseo sí está demostrando su poder de atracción en los primeros meses del año con interesantes propuestas, el Casa Bonay está pasando más desapercibido de lo que yo habría imaginado. Así que, una vez confirmado que ya había abierto puertas, decidí acercarme por allí a descubrir las bondades de este nuevo hotel-boutique de Barcelona que ocupa un edificio histórico del siglo XIX situado en plena Gran Vía, al lado de la plaza Tetuán.

Lo primero que sorprende es su discreción, pues casi no hay nombre a la vista y solo te saludan algunos de los negocios que acompañan al del alojamiento, como son el restaurante-lounge Libertine y la cafetería de autor Satan’s, del mismo responsable del Satan’s Coffee Corner. Porque la idea distintiva del Casa Bonay era el de reunir bajo un mismo techo a nombres interesantes y de éxito de la escena creativa y alternativa de Barcelona como puede ser Marcos con su cultura del café en Satan’s Coffee Corner, las responsables de los zumos cold-pressed Mother, las diseñadoras de Batabasta –cuyos tropicales estampados decoran el hotel- y el empresario gastronómico/maker Marc Morro, quien, junto a su equipo en AOO, ha diseñado algunos de los muebles del espacio.

Así, no es extraño que todo respire un tufillo hipster de primer orden, tanto que, viendo las parcas habitaciones, no sé si el extranjero que desconoce la escena barcelonesa le pueda gustar. Eso sí, lo que no se puede negar es que es una apuesta valiente y para atraer a las masas no solo disponen de su oferta de alojamiento y de la cafetería –que cierra a las 7h de la tarde, justo cuando yo llegaba-, sino que también disponen del restaurante-lounge Libertine, donde ya están organizando saraos de media tarde con los que animar el cotarro y atraer también a la clientela local. En los platos figuras también populares de la escena de Barcelona como Johann Wald, pues por algo Casa Bonay es el hotel para los más modernos por excelencia. En mayo inaugurarán su terraza en la azotea, que suena prometedora. Cuando la visitemos, os contaremos nuestra experiencia por aquí.

En DolceCity Barcelona: Casa Bonay

martes, 1 marzo 2016

MARGOT HOUSE: Un hotel-boutique de lujo relajado en el Paseo de Gracia de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Ubicado frente a la Casa Batlló, sin rótulo de entrada para una máxima discreción, se presenta este hotel-boutique de solo 9 habitaciones que brinda una experiencia de lujo relajado.

El lujo exagerado ya no se lleva. Desde la crisis, que los brillos y la ostentación han pasado a un segundo plano para impulsar otro tipo de lujo donde la personalización y el bienestar son las máximas. Así lo reflejan establecimientos como este Margot House, un alojamiento de lujo en pleno Paseo de Gracia que abrió puertas a mediados del año pasado para brindar una experiencia de máximo confort y privacidad, a pesar de situarse en el corazón comercial y patrimonial de Barcelona: frente a las modernistas Casa Batlló y Casa Amatller, con su nuevo Faborit Café.

Margot House toma su nombre de la ya icónica Margot Tenenbaum interpretada por Gwyneth Paltrow en la película The Royal Tenenbaums, de Wes Anderson. La película, como todas las de este director, destaca por su poderosa estética, entre retro y cool, lo que ha hecho que sus personajes suelan ser reinterpretados Carnaval tras Carnaval. Como el personaje, el hotel Margot House destaca por su estilo y personalidad, pero sin necesidad de extremismos sino desde una perspectiva urbana y lujosa, donde los materiales nobles y las piezas de diseño dotan de calidez y estilo cada estancia.

Un alojamiento para aquellos que busquen excelente ubicación, comodidad e intimidad pues solo cuenta con nueve habitaciones. De esta manera, uno se asegura un trato cercano y familiar, y una tranquilidad extrema en las zonas comunes, como su agradable sala-biblioteca o en la cafetería abierta 24 horas. Un hotel donde sentirse tan a gusto como en casa.

En DolceCity Barcelona: Margot House

 

« página anterior | siguiente página »