Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

martes, 3 mayo 2016

La FUNDACIÓ JOAN MIRÓ de Barcelona renueva su colección permanente

por Ariadna Alcañiz

Como culminación al 40.º aniversario de la Fundació Joan Miró, el pasado mes de abril abrió la nueva exposición de su colección permanente para deleite de todos los amantes del arte. Imprescindible.

Mayo es un mes de museos. El día 18 es el Día Internacional del Museo desde 1977 y el sábado 21 será la Nit dels Museus en Barcelona –siguiendo la estela de la pionera Nuit Blanche en París-, cuando las salas de exposición y galerías de la ciudad abrirán puertas de manera gratuita hasta la medianoche. Una fiesta del arte y la cultura que cada año suma más adeptos y para la que la Fundació Joan Miró está ya lista pues hace unos días que ha renovado su colección permanente como culminación al programa especial por el 40º aniversario de la entidad –se fundó el 10 de junio de 1975-. Una excusa perfecta para hablaros de ella aquí pues, sin duda, es de visita obligada y esta novedad bien merece salir en nuestra guía.

La visité el sábado pasado y si, como yo, no sois muy duchos de la obra de Joan Miró, os recomiendo optar por la audioguía pues contextualiza muy bien la obra expuesta, además de explicar los cuadros más destacados. No os voy a aburrir con todo el recorrido, solo explicaros que ahora la obra de Miró se presenta en ocho ámbitos que ilustran conceptos clave de la obra y pensamiento mironianos, empezando por Tierra, pasando por Anonimato y hasta llegar a Poesía y Silencio. Conceptos que ayudan a entender la obra de esta artista total, que, frente a las vanguardias del siglo XX, supo crear su propio lenguaje que trasladó a la pintura -y a la no-pintura-, pero también a la escultura y hasta el textil como ejemplifica el mural de enormes dimensiones que preside una de las salas.

Así, aunque a priori la obra mironiana no parezca tan digerible como otras, con la nueva colección, se logra acercar al gran público esta figura destacada del arte a nivel global nacida en Barcelona. De hecho, la Fundació nació por deseo expreso del propio Joan Miró, quien quiso establecer en su ciudad natal un espacio mironiano de referencia internacional, así como poner en valor su propio fondo. Para ello, se alió con su amigo, el arquitecto Josep Lluís Sert, para diseñar este espacio de esencia racionalista que, solo por el edificio y la ubicación en lo alto de la montaña de Montjuïc, ya merece una visita.

Y es que otro de los reclamos de la Fundació Joan Miró es que es uno de los pocos museos que fue concebido en un diálogo entre arquitecto y artista a partir de una base de complicidad para enaltecer la obra que alberga. La verdad es que paseando por el espacio te das cuenta de ello, pues todo encaja, hay una coherencia “natural” que no se da en otros espacios expositivos. Por ello, además del recorrido en sala, no hay que perderse la terraza de la azotea, donde esta comunión entre obra de arte y espacio se ejemplifica de forma maravillosa. El punto final perfecto a una visita muy inspiradora que os recomiendo desde aquí.

En DolceCity Barcelona: Fundación Joan Miró


viernes, 22 abril 2016

Sant Jordi 2016 en Barcelona: Top 10 de actividades para celebrarlo

por Ariadna Alcañiz

¡Mañana es Sant Jordi! Como siempre, Barcelona se volcará en esta fiesta de libros y rosas con la que la ciudad luce más bonita que nunca. Aquí 10 ideas para disfrutar de Sant Jordi este 2016.

1. Un paseo por Rambla Catalunya y Las Ramblas

Para mí Sant Jordi suele empezar con un paseo por estas vías emblemáticas de Barcelona, donde se suceden las paradas de librerías (también en el Paseo de Gracia) donde los autores firman sus nuevos libros a los numerosos ciudadanos que esperan pacientemente su turno. Recuerdo el año pasado, cuando trabajaba precisamente en Rambla Catalunya, que me sorprendió descubrir cómo ya de buena mañana había un gran ambiente en la calle. Este año al caer en sábado habrá que ver si afecta o no a la participación, pero lo que es seguro es que hay que dejarse caer por aquí para disfrutar de la fiesta.

2. Visitar El Ayuntamiento… o el Palau de la Generalitat

Sant Jordi también es una fiesta institucional en Catalunya; por ello, se celebra una jornada de puertas abiertas de 10 h a 20 h tanto en el Ayuntamiento como en la Generalitat. Hace algunos años me animé a visitar el Ayuntamiento y es una experiencia que recomiendo a todos, pues te permite entender un poco mejor tu propia ciudad. 

3. Ser solidario

Aprovechando la masiva participación ciudadana se han organizado diferentes iniciativas solidarias con las que hacer que sea una fiesta para todos. Por ejemplo, en el patio del Ayuntamiento se venderán rosas solidarias cuyos beneficios se destinarán íntegramente a las entidades sin ánimo de lucro de la Red por el Apoyo a las Familias Cuidadoras. Otra propuesta es la de la Casa Batlló, donde también se venderán rosas solidarias por las personas sin hogar en colaboración con la fundación Arrels.

4. Comer un buen ágape en el centro

Es cierto que es difícil encontrar sitio si uno no tiene ya reserva pero una de las tradiciones de Sant Jordi para mí es la de comer en mitad de la jornada para reponer fuerzas y luego seguir disfrutando del ambiente festivo. Os recordamos nuestra selección de restaurantes en el centro, a los que podéis sumar también los restaurantes del Raval así como otras opciones como el fantástico Bacaro para una comida memorable.   

5. Redondear la jornada cultural con teatro o un concierto

Con motivo de Sant Jordi, hay varios equipamientos culturales que ofrecen descuentos en sus entradas como el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), L’Auditori, el Palau de la Música o el Mercat de les Flors a través de Tiquets Rambles, ubicado en el Palau de la Virreina. Aprovéchalos y redondea tu jornada de Sant Jordi con otra dosis cultural.

6. Sant Jordi en los barrios y distritos de Barcelona

Sant Jordi no solo ocupará el centro de la ciudad. Como ejemplo de cómo la fiesta también llegará a los otros distritos destacamos el concierto de Barcelona Coral Àsia en la Casa Àsia en el Recinto Modernista de Sant Pau o bien las fiestas organizadas por los vecinos de Gracia como la calle Llibertat y Perill, donde habrá conciertos, talleres de guarnición y paradas de libros y rosas para recaudar fondos de cara a la Festa Major.

7. Jornada de puertas abiertas en el Recinto Modernista de Sant Pau y el Palau Güell

No solo los edificios institucionales abrirán sus puertas a la ciudadanía. Otros monumentos arquitectónicos de pago harán lo propio para celebrar Sant Jordi por todo lo alto. Tal es el caso, por ejemplo, del espectacular conjunto del Recinto Modernista de Sant Pau o bien del más céntrico Palau Güell, que abrirá de 10 a 20h.

8. Descubrir Barcelona a través de una ruta literaria 

Un Sant Jordi más original es el que pasa por recorrer la ciudad a través de alguna de las rutas literarias que nos proponen desde el Consistorio a través de su oficina de turismo. Desde Gracia a Sarrià, encontraréis volúmenes para cada distrito.

9. Subir al Mirador de Colón

Si te llamas Jordi, Georgina y demás variaciones del nombre protagonista del día, podrás subir gratis a este icono de Barcelona y disfrutar de las vistas de 360º desde su mirador. Me parece una fantástica idea para promocionarlo al público y, a la vez, para acercarlo a los barceloneses pues es un monumento que pocos nos sentimos nuestro. Si el sábado es tu santo, ¡aprovecha la oportunidad!

10. Visitar también las librerías pequeñas y de autor

En pleno siglo XXI, no hay librería que ande boyante pero sí es cierto que las que son pequeñas e independientes lo tienen todavía más complicado para sobrevivir. Así que en esta fiesta de las letras os animo desde aquí a no olvidaros de librerías de autor como Calders, Le Nuvole y Loring Art, seguramente encontraréis menos gente que en el centro, será más fácil encontrar el libro que buscáis –y lo digo por mi propia experiencia el año pasado en la Calders donde pude encontrar lo último de Richard Ford- y, sobre todo, apoyaréis al pequeño comercio cultural, una gran acción que repercute positivamente en la ciudad.

Desde DolceCity Barcelona os deseamos Feliç Sant Jordi!

martes, 8 marzo 2016

LA CASA DEGLI ITALIANI DE BARCELONA: El punto de reunión de la comunidad italiana

por Ariadna Alcañiz

Fundada en 1866, la Casa Italiana de Barcelona es el punto de reunión de la comunidad italiana que vive en la ciudad, y, además de servicios, ofrecen un sinfín de actividades culturales recomendables.

Barcelona es una ciudad cosmopolita. Y no es algo nuevo, sino que, siendo portuaria y con la cercanía de Francia (y el resto de Europa), ha atraído a extranjeros desde hace siglos, que se han asentado aquí, enriqueciendo el tejido social de la ciudad. Un buen ejemplo de ello es la Casa degli Italiani di Barcellona, fundada en 1866 por inmigrantes procedentes en su mayoría de Roma, Turín y Milán para preservar las costumbres, cultura, lengua y gastronomía del país transalpino en Barcelona.

Y sigue en plena forma pues organizan actividades culturales, abiertas a todos, además de prestar servicio a la comunidad italiana que vive en Barcelona. Por ejemplo, hoy martes 8 de marzo inauguran la exposición “Un unico viaggio” del artista Massimo Palumbo, cuyos 40 años de trayectoria en pintura y arquitectura serán protagonistas en esta nueva muestra comisionada por Teresa Lucia Cicciarella que estará en cartel hasta el 27 de marzo.

Además de las exposiciones temporales, organizan otras actividades que celebran la cultura italiana. Si te gusta el cine, el 16 de marzo, con motivo del aniversario del aclamado director Bernardo Bertolucci, proyectarán películas suyas en sesiones gratuitas de libre acceso. Asimismo, también organizan cenas para potenciar los vínculos entre los italianos de Barcelona y los amantes de la cultura transalpina en una agenda dinámica, llena de eventos, dirigidas a italianos y a barceloneses en general. 

En DolceCity Barcelona: Casa degli Italiani

jueves, 25 febrero 2016

10 cosas singulares que hacen única a Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Frente a la homogeneización de las ciudades occidentales, hoy reivindicamos 10 sitios, entre edificios, museos, iniciativas y tiendas, que hacen única a Barcelona. ¿Cuáles son los tuyos?

1. El arte de Gaudí

Sí, es un tópico. Pero por tópico no deja de ser menos cierto: La huella que el arquitecto y genio Antoni Gaudí dejó en Barcelona es uno de los mayores atractivos de la ciudad porque la dota de una singularidad única. Junto a monumentos emblemáticos como La Pedrera y La Casa Batlló de Gaudí, cabe decir que también hay la obra de otros arquitectos modernistas como Domènech i Montaner que también contribuyen a este encanto especial de Barcelona.

2. Cine Phenomena

La renacida sala de cine Phenomena supuso toda una declaración de intenciones en cuanto a elevar el séptimo arte pues dispone de un proyector Barco 4K de última generación y uno de 35mm/70mm, lo que la convierte en la única sala del país que puede proyectar en este formato. Así, no es de extrañar que para estrenos sonados como la última de Tarantino las entradas se agoten ipso facto.

3. Museu de l’Eròtica de Barcelona

Como el anterior, este museo ubicado en Las Ramblas de Barcelona es único en España y uno de los pocos en Europa con una colección propia que lo hace distinguirse de lo que uno puede encontrar en el Sex Museum de Ámsterdam. Por ejemplo, con su fantástico edén o las proyecciones de las primeras cintas sexuales españolas, fruto de un encargo del rey Alfonso XIII.

4. Las Arenas: Un centro comercial en una plaza de Toros

No sé si es único pero, sin duda, es singular. La reconversión de una plaza de toros construida originalmente en 1900 en un centro comercial es, cuanto menos, curioso. Con el proyecto del reputado arquitecto Richard Rogers, ahora se presenta como una nueva atracción de la Plaza España, con un terraza desde la que disfrutar de vistas privilegiadas.

5. 080 Barcelona Fashion

La pasarela de moda catalana 080 Barcelona Fashion no puede competir, en cuanto a influencia, con las grandes pasarelas internacionales, como Nueva York y Milán, que tiene lugar en estos momentos. Pero destaca por su singularidad pues ninguna otra pasarela abre a la ciudadanía edificios emblemáticos como la majestuosa Casa Llotja de Mar de esta pasada edición, el Hospital de Sant Pau o las Drassanes. Una iniciativa diferente por muchos motivos, entre los que destaca la localización, realmente especial.

6. Quatre Gats

Relacionado con el primer punto, encontramos este vestigio de la Barcelona modernista que conserva todo su sabor añejo a pesar del turismo masificado que lo visita. Aun así, cruzar el umbral de Quatre Gats supone sumergirse en un pedacito de la historia de Barcelona y codearse con personajes como Santiago Rusiñol, quien, por cierto, nació un día como hoy de 1861, lo que le da un carácter único.

7. Canódromo convertido en centro de creación

La reconversión de edificios singulares es una de las máximas de nuestro equipo de Gobierno. Así, se dan casos como este: el mítico Canódromo de la Meridiana –ganador de un premio FAD de Diseño en su momento- ahora se presenta como el Parque Central de Investigación Creativa, un espacio para los emprendedores del sector cultural.

8. Barrio Gótico que no lo es

Una ciudad con historia se hace única por los edificios originales que alberga… pero Barcelona, con su visión privilegiada, transformó el núcleo histórico al estilo gótico para gustar más a los visitantes. Fue ya en el siglo XX que se transformaron muchos inmuebles antiguos con esta imagen vetusta tan fotogénica que sigue cautivando a día de hoy.

9. Los festivales de verano

Es cierto que hay festivales en muchas ciudades del mundo. Pero tan sonados como el Primavera Sound –con abonos agotados para esta edición en un santiamén- o el Sónar, ya es más difícil. Barcelona se ha erigido como una ciudad de festivales urbanos de referencia cuyo éxito no hace sino aumentar edición tras edición.

10. Los barceloneses

No podemos terminar este ranking sin una mención a los ciudadanos que vivimos en Barcelona, quienes, con nuestro tarannà, marcamos el ritmo de la ciudad y la dotamos de una personalidad única. Exigentes, tolerantes, abiertos y orgullosos de Barcelona, somos el resultado de la singularidad de una ciudad que, pese a la homogeneización imperante, sigue teniendo actitud propia.

Créditos imagen Primavera Sound: El Periódico

En DolceCity Barcelona: Casa Batlló, La Pedrera, Phenomena, Museu de l'Eròtica, Las Arenas, Quatre Gats,

lunes, 1 febrero 2016

ANTIC TEATRE: Centro cultural independiente con un fantástico bar en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Se trata de un referente ineludible de la vida cultural barcelonesa por su apuesta por la creación y experimentación en la búsqueda de nuevos lenguajes escénicos. Su bar exterior es un oasis lowcost.

A menudo, el bar de un teatro suele ser un pequeño espacio con unas pocas mesas donde tomar algo previo a la función. No acostumbran a reunir atractivos suficientes por sí solos sino que se trata de zonas complementarias sin más. No es el caso del bar del Antic Teatre, tanto o más famoso que el propio espacio cultural gracias a su singularidad. Y es que, ubicado en un patio interior del Born de Barcelona, es un oasis urbano semiescondido que invita a la calma y a disfrutar del tiempo suave de Barcelona en un ambiente joven y desenfadado, al que contribuyen los ajustados precios –no hay servicio de mesa, uno debe pedir dentro y luego sentarse donde quiera-.


Un negocio, sin duda, diferente y auténtico en una zona tan turística como es el Born que es el complemento perfecto al Antic Teatre, un centro cultural y social ubicado en un edificio histórico del siglo XVII. Se presenta como un punto de encuentro para creadores, tanto emergentes como consolidados, pues su misión es la promoción de nuevos lenguajes escénicos dando cabida a géneros tan dispares como circo y teatro de objetos.

Otro de sus objetivos es dinamizar la vida cultural de Ciutat Vella y, de ahí, que abra cada día, como punto de intercambio para los vecinos y socios fiel al espíritu fundacional del proyecto en 1879, cuando empezó su andadura como Cercle Barcelonès San José gracias a la iniciativa del arquitecto Joan Martorell. Tras una larga historia reabrió en 2003 y, finalmente, ya en 2010 volvió a estar operativo tras una profunda rehabilitación del edificio que lo alberga. Un pedacito de historia de la ciudad incombustible.

En DolceCity Barcelona: Antic Teatre
« página anterior | siguiente página »