Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

martes, 30 mayo 2017

Restaurante RAMEN DINING YU: Un ramen espectacular en este japonés de Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Un viaje gastronómico a Japón de la mano de especialidades como sushi, unas gyozas fabulosas y, sobre todo, ramen, uno de los mejores que he probado nunca. Volveré.

Cuando hablamos de las 10 tendencias que pegarían fuerte en Barcelona este año 2017, mencioné la nueva cultura del bol. Ya sean pokes o ceviches, comer de un bol está de moda y el ramen es otro de los platos que se ha visto beneficiado de esta tendencia gastronómica pues vemos como siguen floreciendo restaurantes japoneses especializados en esta sopa de fideos tradicionales niponas tan sabrosas, cuando están bien hechas. Mi principal referente de ramen en Barcelona hasta la fecha era el popular Ramen-Ya Hiro, uno de los pioneros, pero este Ramen Dining Yu que probé hace poco tiene méritos para disputarle el podio.

A su favor, la amplitud del local. De hecho, no es justo compararlos, pues aunque ambos se especializan en ramen, el del Eixample Derecho es como una taberna, económica, donde hacer cola primero y comer rápido después, y el Yu es más un restaurante donde puedes sentarte sin prisas. El local es oscuro y minimalista con toda la cocina a la vista seguida de una larga barra, donde yo comí, y al fondo dispone de otro comedor más amplio con más mesas. Es un espectáculo ver a los chefs japoneses y occidentales trabajar y los olores que emanan de la cocina ya te van preparando para el manjar que seguirá.

La carta es amplia y abundan los entrantes deliciosos como el carpaccio de pez mantequilla con huevas de salmón que es exquisito, al igual que las gyozas, para mi gusto, mejores que las de Ramen Ya Hiro. Luego, tienen un amplio apartado de sushi también y al final proponen tres ramen clásicos y uno más rompedor servido en frío y con el caldo aparte. Yo opté por el clásico de miso y está espectacular, el caldo es muy sabroso y el chasu se deshace en tu boca para una experiencia de diez. La cantidad no es tan abundante como en de Ramen Ya Hiro por lo que os recomiendo empezar antes por alguno de sus entrantes para una comida más completa y sin arruinarte, pues los precios son correctos. ¡Buen provecho!

En DolceCity Barcelona: Yu


jueves, 18 mayo 2017

GASTEREA: Pintxos y tapas en un local animado en Gracia, Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Para una cena con amigos, este local alargado de Gracia puede ser una buena opción por su ambiente informal y buenas tapas y pintxos de cocina tradicional española.

Aunque sea una especialidad vasca, hay bastantes restaurantes de pintxos en Barcelona, aunque de calidad irregular. Hace poco visitaba el Sagardi de la calle Aragón, que me decepcionó un poco por la escasa variedad y oferta pero cuenta abultada; mientras que el Maitea, cerca del Hospital Clínic, ganaba puntos por todo lo contrario. El pasado fin de semana probé otro local dedicado a este manjar de la cocina española y me he animado a presentároslo por aquí pues Gasterea, que así se llama, reúne los requisitos de las 3 Bs –bueno, bonito y barato- en pleno barrio de Gracia, concretamente, en la concurrida calle Verdi, por lo que se trata de un restaurante que se llena fácilmente.

Había quedado con mis amigas dentro y al llegar me sorprendió ver el local abarrotado. Se trata de un bar alargado, con su barra como protagonista, donde no hay mesas, sino taburetes y una escueta contrabarra, si tienes suerte de encontrar sitio. En nuestro caso, al llegar un poco antes de las 21 h de un viernes triunfamos con un hueco al final del local, donde se ensancha para estar un poco más cómodo, aunque también se acaba llenando, como pudimos comprobar. Y es que el Gasterea tiene éxito, pues abundaban los extranjeros –turistas y residentes- y los locales, confirmando que si se trata de buen comer no hay diferencias de nacionalidad.

Su propuesta es sencilla pero bien ejecutada. Presentan una carta no muy extensa de pintxos y tapas aparte de ir sacando algunas bandejas de pintxos que se agotan en un santiamén. Por eso, es un sitio al que no ir con prisas, pues tendrás que pedir tus pintxos calientes y tapas, y, con tanta gente, se puede demorar, aunque el servicio es bueno y efectivo. Una de las tapas de mayor éxito son sus chips de berenjena, que probé y me gustó, aunque reconozco que todo lo que comimos estaba rico y acabamos pagando menos de 20 euros por cabeza, con vino y todo, por lo que creo que el precio es correcto, teniendo en cuenta la clientela internacional que lo visita.

En DolceCity Barcelona: Gasterea

viernes, 28 abril 2017

PICNIC! PICNIC!: Servicio de picnic cómodo, fácil y con el mejor estilo en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Dos emprendedores han lanzado este nuevo proyecto que ofrece cestas de picnic muy cuidadas para servirlas en el lugar que desees y con todas las comodidades para una salida gourmet perfecta.

Recuerdo un capítulo de “Sexo en Nueva York” donde su protagonista ensalzaba la ciudad de los rascacielos porque podías tener servicios a domicilio para solucionar cualquier situación: fuera comida para llevar o un lampista. Parece que cada vez tendemos más a eso: negocios de servicios enfocados al cliente final que se ahorra el lidiar con según qué situaciones pesadas para disfrutar solo del resultado, y la experiencia. Así es cómo nacen nuevos proyectos como este Picnic! Picnic! que nos ocupa hoy y que nos simplifica la misión de ir de picnic ofreciendo todos los elementos, desde la comida y bebida al menaje, para que no nos tengamos que preocupar de nada más que de elegir el sitio y disfrutar.

Me parece una idea original, novedosa y divertida que podemos probar este fin de semana largo que se abre frente a nosotros. La mecánica es muy sencilla: solo debes elegir una cesta de las que presentan –el menaje-, un menú y bebida y el sitio y hora de entrega. Ellos se encargan de servirlo según lo acordado y, en función del tipo de cesta, luego pasan a recoger lo necesario o bien te lo puedes quedar tú. Por cuestiones logísticas, hay que reservar antes de las 19 h del día precedente al picnic y también puedes cancelarlo hasta las 18 h. ¿Y qué cestas ofrecen? Os preguntaréis. Pues la gracia de Picnic! Picnic! es que trabajan con proveedores locales y con producto de temporada por lo que la calidad de todo lo que ofrecen está más que garantizada. Mirando a su web veréis que hay desde la cesta Grab & Go de 6 € con mantel, platos de bambú, cubiertos de madera, vasos y una bolsa de tela hasta la Cesta Plus de 9 € con estos elementos más otros detalles como cojines, una bandeja mosquitera y capazo, que luego se tienen que devolver, concertando una hora de recogida. Para las ocasiones realmente especiales presentan la Cesta de lujo, con la que se encargan de montar el picnic (y recogerlo después) con todas las comodidades: cojines, manta, copas de cristal, cubertería, servilletas de tela, cesto de mimbre… en fin, todos los elementos del picnic soñado.

Una vez elegida la cesta, toca escoger el menú. Según me informan, irán variando los ingredientes porque, como avanzaba, trabajan con proveedores locales y producto de temporada, así que irán cambiando según las estaciones. Para que os hagáis una idea de las modalidades, en estos momentos presentan 9 menús distintos, con opciones que van desde el Picnic InCity, en base a bocadillos gourmet y acompañamientos tan originales como el brioche de té verde y el de arándanos hasta el Menú Aperitivo, con todos los clásicos de un buen vermut –mejillones, berberechos, chips, ventresca y olivas-, pasando por otros más elaborados como el Señorito, con escalibada artesanal, brandada de bacalao, jamón ibérico de bellota y anchoas, entre otros productos gourmet. Todos los menús presentan un punto gourmet que gustará a las legiones de foodies que pueblan Barcelona y alrededores.

La verdad es que elevan la idea del picnic a toda una experiencia placentera y hedonista, convirtiendo este momento no solo en una escapada informal, sino en toda una experiencia para ser compartida. Conscientes del valor que tienen sus cestas, en Picnic! Picnic! se enfocan también a eventos especiales y puedes personalizar tu cesta si se trata de alguna celebración especial. Se nota que tienen como objetivo ofrecer un plus a sus clientes, brindarles una experiencia diferente y de alta calidad. Así que os animo a descubrir esta nueva forma de ir de picnic en Barcelona. Solo necesitas elegir el sitio y la compañía, de todo el resto se ocupan ellos.

En DolceCity Barcelona: Picnic! Picnic!

jueves, 27 abril 2017

Restaurante MILO GRILL: Buena carne en un ambiente acogedor en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

De la unión de la cocina catalana y la especialidad de carne argentina nace este restaurante Milo Grill que seduce también por su ambiente ecléctico y amplias dimensiones.

Sant Jordi fue un día precioso en Barcelona. Era domingo, el sol brillaba y barceloneses y turistas nos lanzamos a la calle a celebrar el patrón de Catalunya regalando libros y rosas. Este año, como era festivo, decidimos ir a comer en familia y probamos por primera vez este restaurante Milo Grill, situado en Balmes, no muy lejos del meollo literario de Sant Jordi: la Rambla de Catalunya. Por supuesto, habíamos reservado previamente pues un día como este el restaurante estaba lleno hasta la bandera y eso que es bastante amplio, con un gran comedor a pie de calle y un sótano, que también estaba a pleno rendimiento. Hasta cuenta con una pequeña zona de terraza cubierta que se abre a la calle Balmes, por lo que, como veis, cuenta con varios ambientes.

Nos situaron en una gran mesa redonda, un punto a favor, pues siempre invita a la conversación entre los comensales. El restaurante está decorado de forma personal, con mobiliario ecléctico sin pasarse de estridente y una iluminación acogedora que lo hace un sitio agradable. La carta también es amplia como el local y presenta platos de cocina catalana con producto de temporada así como un importante apartado de carne, una de sus especialidades. También trabajan el pescado pero, por las críticas que leí antes de ir, parece que la carne es protagonista. Aquí trabajan con los cortes Black Angus y Nebraska, entre otros, para que tengáis una idea de su apuesta por la calidad de la carne.

Yo no lo dudé y me pedí un solomillo baby de segundo, mientras que, de primero, opté por un milhojas de berenjenas –sí, tengo debilidad-. El entrante estaba correcto pero, sin duda, me quedo con el segundo: la carne estaba sabrosa, tal vez demasiado hecha para mi gusto, pero tenía buen gusto. Al ir en un día tan concurrido como Sant Jordi, iban un poco desbordados y tardaron bastante entre primero y segundo, con detalles como traer la carne demasiado pasada. Entiendo que estos pequeños fallos no suelen ocurrir en días normales, cuando pueden trabajar a un ritmo correcto. Así que es un buen sitio para ir a comer, sobre todo, si te apetece carne porque los precios son correctos teniendo en cuenta que trabajan con materia prima de calidad. Además, también se animam a la tendencia de gastrobar y ofrecen cocktails y tapas para un afterwork distendido en una zona donde abundan las oficinas, por lo que creo que es una apuesta que les puede funcionar bien. Si les funciona la mitad de lo lleno que tenían el restaurante en Sant Jordi, ¡ya es todo un éxito!

En DolceCity Barcelona: Milo Grill

miércoles, 19 abril 2017

LA MONTIEL 37: Un coqueto restaurante en Sant Antoni, Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Con una carta con un punto creativo, un personal atento y un interiorismo acogedor, lleno de detalles, además de una pequeña terraza, La Montiel 37 reúne muchos atributos para hacerle una visita.

Ya estamos de vuelta. Los días festivos de Semana Santa los hemos aprovechado para descansar y descubrir nuevas perlas gastronómicas de Barcelona, que compartir por aquí. El viernes Santo pude probar las bondades gastros de Bacanal Café, y suscribo todo cuanto os conté en mi post pasado, mientras que el domingo mis pasos se dirigieron hasta La Montiel 37, un pequeño restaurante de Sant Antoni que nos sorprendió con su carta original, personal amabilísimo y bonita decoración.

Nosotros nos sentamos en la terraza, pues íbamos con nuestra perrita, y fueron dos los canes que se dieron cita en el tiempo que estuvimos allí. Punto positivo para La Montiel 37 es que presentan fórmula de menú también en domingo, algo interesante puedes comer por unos 15 euros, un precio muy competitivo. En mi caso, opté por la carta, pues había varios platos que llamaron mi atención. De primero, la tarrina de berenjenas en diferentes cocciones con avellanas y queso de cabra para un plato que era realmente sabroso, con las berenjenas bien maceradas, ricas y llenas de sabor, que se acompañaban divinamente por el queso.

De segundo, no acerté tanto. Pedí vitello tonnato y, a diferencia del que probé en el restaurante de la Barceloneta Santa Marta, estaba un poco seco, pues faltaba salsa. Era una novedad de la carta por lo que estoy segura que, dada la atención que prestan los camareros en La Montiel 37, pronto lo mejorarán para que sea otro plato de diez. Mi chico optó por el menú de paella y, después de una colorista ensalada, la paella individual resultó otro hallazgo, teniendo en cuenta la buena relación calidad-precio. Hay muchos otros platos tentadores en La Montiel 37: desde la burrata de búfala hasta el tataki de atún rojo –un superventas de la casa-, pasando por el confit de bacalao o el curry de calamares y verduras. Cocina creativa y divertida, con un punto exótico, que tanto puedes disfrutar en la terraza como en el comedor interior, decorado con mucho gusto con recursos cuidados como la puerta corredera de los servicios con vidriera incluida. Un sitio romántico y especial a partes iguales.

En DolceCity Barcelona: La Montiel 37

« página anterior | siguiente página »