Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Puedes obtener información más detallada al respecto aquí


  

viernes, 14 julio 2017

Bodega SANT ANTONI GLORIÓS: Tapas de calidad en Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Donde antes encontrábamos el imprescindible restaurante Bohèmic, ahora está la bodega Sant Antoni Gloriós, del mismo responsable, Fran Gimeno Manduley, por lo que la calidad está más que asegurada.

He hablado en más de una ocasión del restaurante Bohèmic de la calle Manso, en Sant Antoni. Era un local sin pretensiones en cuanto a interiorismo pero de grandes hallazgos gastronómicos, que siempre que lo visité, me dejó muy buen sabor de boca, empezando por sus ya casi icónicas patatas bravas. El Bohèmic cerró en 2015 pero la tristeza ahora es menos pues en su mismo local, su responsable, Fran Gimeno Manduley, cocinero con inquietudes y vecino del barrio, ha abierto recientemente Sant Antoni Gloriós, nuestro protagonista de hoy.

A juzgar por su apariencia desde el exterior, podría parecer otra bodega más al uso, con sus pocas mesas altas y su barra, pues aquí, a diferencia del Bohèmic, se pretende una mayor rotación de los comensales. Pero sería un error juzgarlo solo por su portada, pues en Sant Antoni Gloriós se come muy bien, como pude comprobar hace un par de semanas. Una amiga me llevó allí y, tras reservar, pues las mesas son escasas, llegamos allí para disfrutar de una suculeta cena en base a tapas y platillos. Pedimos las bravas, que siguen estando igual de ricas, pero todavía me gustó más su caballa con yogur y ají amarillo, excelente y que me convenció al instante para volver... ¡y pronto!

Como veis, en Sant Antoni Gloriós, Fran se diverte combinando recetas más clásicas (las bravas) con otras más contemporáneas (la caballa), que denotan su sello personal y elevan su propuesta de una bodega de barrio a toda una experiencia gastro, que se acompaña de una buena selección de vinos, una caña bien tirada y hasta michelada propia. Y todo ello sin precios elevados, pues uno de sus compromisos con este nuevo proyecto es ofrecer buen precio y buen producto, para así conquistar al gran público, como a una servidora, que se ha convertido ya en una de sus feligresas.

En DolceCity Barcelona: Sant Antoni Gloriós


miércoles, 28 junio 2017

Restaurante CAN MISERIAS: Cocina tradicional catalana en Barcelona desde 1921

por Ariadna Alcañiz

Cuando se acerca a su primer siglo de vida, este restaurante de ambiente tradicional en el Eixample sigue convenciendo por su buena y calculada cocina, ¡con unas salsas de rechupete!

Para descubrir una nueva zona hay varias maneras de acercarse a ello. Pueden ser incursiones solitarias y observadoras; buscar en neustra guía DolceCity qué sitios hemos visitado por allí o, también, directamente, puedes optar por preguntar a los vecinos del barrio, pues, con su experiencia, pueden ser buenos recomendadores. Así fue cómo descubrimos este restaurantw Can Miserias que, auque nos sonaba de nombre pues lleva varias décadas a sus espaldas, no habíamos tenido ocasión de probar. Y allí nos fuimos entre semana para disfrutar de un restaurante solitario y con un muy buen servicio para una cena a dos.

Si nos sonaba Can Miserias es porque lleva desde 1921 ofreciendo su buena cocina catalana, ahora con un toque moderno, pero con técnicas de cocina de toda la vida que se plasman, por ejemplo, en sus salsas, que dominan. Lo comprobamos ya en uno de los primeros que compartimos, los caracoles, que si os gustan, os los recomiendo desde aquí. También en mi segundo, un clásico solomillo al café de París, cuya salsa también estaba de vicio.

La carta no es muy extensa pero presenta platos apetitosos que puedan gustar a muchos, con entrantes también ligeros, como ensaladas y en base a verduras, y segundos tanto de carne como de pescado e incluso algún arroz. El interiorismo hace gala de los años que acumula Can Miserias y tiene detalles art déco que le dan un encanto singular para que te sientas a gusto rápidamente, para mí, un local acogedor. Así que, en definitiva, se trata de un restaurante que convence y que os recomiendo si os apetece una cocina de siempre, sin demasiadas sorpresas, pero 100% efectiva y sabrosa. ¡Buen provecho!

En DolceCity Barcelona: Can Miserias

viernes, 23 junio 2017

FIREBUG: Brunch, bar y bistro en el paseo de Sant Joan, Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Un local esquinero, con una fantástica terraza, donde disfrutar de un cocktail a media tarde, un brunch el domingo o una cena informal con los amigos. Así es Firebug, un nuevo favorito en la zona.

En Barcelona abundan los locales dedicados al brunch. Lo decíamos ayer, con motivo de la verbena de Sant Joan y de la (posible) resaca al día siguiente, cuando querrás recuperar fuerzas en base a un buen desayuno o brunch. Para estos menesteres hoy os presento Firebug, un local del renovado paseo de San Juan que yo he conocido, sin embargo, en su versión vespertina. Fue la semana pasada, cuando con unas compañeras de trabajo, nos reunimos allí para brindar por el futuro y las nuevas oportunidades. Y la verdad es que, aunque yo soy algo reacia a salir de mis coctelerías clásicas como el Negroni, en Firebug pude tomar un trago delicioso, refrescante y equilibrado, que me ha animado a presentároslo por aquí.

Firebug dispone de un local esquinero en la parte baja del paseo de San Juan –cerca de Arc de Triomf- que se divide en dos pisos: el superior con mesas y el inferior presidido por la barra y también con unas pocas mesas. Me sorprendió ver que la gente prefiere el piso superior pues este se fue llenando mientras que el de a pie de calle no acababa de suscitar interés. Además, dispone de una amplia terraza iluminada que promete ser escenario de agradables veladas nocturnas este verano. En todos estos ambientes puedes disfrutar de sus cocktails y también de su carta, con opción de brunch ¡todos los días de la semana!

Y es que el Firebug es hermano de uno de los locales pioneros del bruch en Barcelona: el Milk, que también dispone de otro clásico como el Marmalade. No es de extrañar, pues, que dominen la fórmula del brunch como pocos y tienten con platos tanto tradicionales como sorprendentes, pero siempre buscando una alimentación sana y nutritiva con ingredientes de calidad. Ceviche, shakahuka, french toast, pancakes y hasta gazpacho son algunos de los apetitosos platos que presentan en Firebug. ¿No se te hace la boca agua? Sin duda, habrá que probarlo.

En DolceCity Barcelona: Firebug

viernes, 16 junio 2017

MR. WHITE: Cocktails clásicos y de autor en Sant Antoni, Barcelona

por Ariadna Alcañiz

Un local oscuro y alargado, con una pequeña terraza, donde degustar buenos cocktails y destilados en un ambiente heterogéneo. Es la propuesta de Mr. White, una coctelería dog-friendly.

Desde que se pusiera de moda hace unos años, Sant Antoni se ha erigido como el barrio para hacer el vermut o el brunch del fin de semana con locales tan exitosos como el Federal y la bodega Vinito. Pero Sant Antoni es mucho más que eso y también encontramos negocios más noctámbulos como el Bitter, una coctelería donde sirven también tapas de autor o el lugar que nos ocupa hoy: Mr. White, un cocktail-bar consagrado al noble arte de la mixología.

Yo no lo tenía controlado pero mi novio, que es barman, me llevó hace unos días. Era un lunes y estaba abierto, algo a tener en cuenta pues se trata de uno de los días más complicados de la semana para propuestas de ocio. En Mr. White te darán la bienvenida y su amable servició te tentará con su carta de cocktails que incluye desde combinados clásicos del recetario tradicional hasta recetas propias en el marco de la coctelería de autor. En mi primera visita, opté por uno de sus tragos y la verdad es que me sorprendió muy positivamente, pues estaba equilibrado y era suficientemente intenso para convertirse en un cocktail memorable.

Una primera experiencia que situó a Mr. White dentro de la categoría de coctelerías con garantías y que me llevó a visitarlo en una segunda ocasión, acompañados de nuestra perrita. Y es que se trata de un local dog-friendly, donde las mascotas, educadas, también pueden entrar. Un detalle que no abunda por norma general en los sitios nocturnos y que marca la diferencia. Como también el disponer de una pequeña terraza en la tranquila calle Manso, que se agradece especialmente cuando llegan los meses de calor como ahora. Así que, ya sabes, si estás por la zona y te apetece un buen trago o descubrir nuevos sabores, Mr. White es una estupenda opción. ¡Buen fin de semana!

En DolceCity Barcelona: Mr. White

lunes, 12 junio 2017

OMA BISTRÓ: Un café para un buen brunch o comida informal en el Eixample, Barcelona

por Ariadna Alcañiz

De cálido y cuidado diseño, este café del Eixample izquierdo es un oasis donde disfrutar de un buen brunch en base a huevos u otras especialidades acompañados de un zumo natural o un cocktail.

Sin prisa pero sin pausa, la costumbre del brunch ha ido penetrando en nuestra cultura mediterránea hasta convertirse en un must del fin de semana. Tras una primera reacción de suspicacia, la verdad es que yo he sucumbido totalmente a esta moda gastronómica pues me parece un plan estupendo para comer algo que te dé energía en un ambiente relajado, mientras disfrutas de un sano zumo natural o, incluso, un cocktail si tienes el espíritu festivo. Gracias a la extensa oferta en Barcelona, las opciones son muchas y variadas, aunque hay platos que se erigen como protagonistas absolutos como los huevos benedict, las tartas caseras o los pancakes, a acompañar con fruta y/o chocolate.

En mi nuevo barrio del Eixample abundan los cafés dedicados al brunch. El Ugot, el Copasetic o, también, el Bacanal son locales que destacan por su fórmula de brunch, aunque los puedes visitar cada día, lógicamente, pues funcionan como cafés/restaurantes de cocina internacional, cada uno con su estilo. Hace poco sumé otro descubrimiento más a mi lista cuando visité Oma Bistró, un local que ya tenía fichado de las redes sociales por su interiorismo hipster con encanto y exterior de estructura de madera con grandes ventanales que dejan ver el bonito interior. Hace un par de semanas, con mi chico, decidimos probarlo y, de entrada, me gustó porque, a pesar de ser domingo a la hora del brunch, encontramos sitio con facilidad y el local estaba tranquilo, aunque no muerto, el ambiente ideal para irse desperezando mientras llenas tu barriga con garantías.

Yo opté por un plato clásico del brunch como son los huevos benedict con salmón, que aquí sirven con salmón gravlax (marinado), de un color rojizo y un sabor más intenso, ¡buenísimo! Puedes elegir entre otros platos en base a huevos o platillos de cocina internacional, como burrata, ceviche o hamburguesas, que elaboran con carne D.O.. Parece que en Oma Bistró hacen un esfuerzo extra en la calidad de los ingredientes, algo que se agradece especialmente en elaboraciones sencillas como las que dominan la carta de brunch. Eso sí, esta calidad se paga pues el Oma Bistró resulta algo más caro que sus vecinos en la zona. Pero merece la pena.

En DolceCity Barcelona: Oma Bistró

« página anterior | siguiente página »